Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 43 el Dom Ago 30, 2015 8:17 pm.
Los posteadores más activos de la semana

La Gloria de Eisental - Vigésimo tercer torneo.

Miér Ene 04, 2012 10:10 am por Jodri Rompehierro

Los juglares se encargan de llevar las noticias aquellos que no saben leer, y con sus cánticos transmiten toda la información. Esta vez cantan himnos de guerra, de lucha y combate. Pero más allá de su exagerada visión, comentan el que será el vigésimo tercer torneo de Eisental:


La Gloria …


[ Lectura completa ]

Comentarios: 5

Para todos los usuarios.

Mar Ene 03, 2012 6:59 pm por Jodri Rompehierro

¡Muy buenas mis pequeños y Feliz Año Nuevo para todos!

Empezamos un año nuevo, y mi primera impresión no ha sido muy buena… Puede que esté confundido, o espere demasiado… Pero es lo que me parece y me cuesta decirlo… No sé si entenderéis a lo que me refiero.

En fin, aparte de …

[ Lectura completa ]

Comentarios: 9

Un día especial

Mar Oct 25, 2011 7:05 am por Jodri Rompehierro

Un día especial


Saludos a todos y a cada uno de vosotros. Hoy es un día muy especial, y en nombre de todos los administradores tengo que contaros algo. Esta vez no voy a narrar ningún combate, ni a rolear con vosotros. Creo que lo que voy a deciros es más importante. Algo dentro de mí me …

[ Lectura completa ]

Comentarios: 5


Entre palabras de Fe

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Entre palabras de Fe

Mensaje  Ulric el Jue Dic 09, 2010 11:50 pm

Ulric andaba por el pueblo despues de despertarse de la siesta, habia comido en la taberna de Jodri y hablado con algunas personas de este lugar.

Estaba perezoso, el dia era caluroso asi que eso aumentaba su pereza. Paseo por la plaza, sus pequeñas calles hasta llegar a un banco de piedra donde sentarse... Aqui se esta bien. Se dijo asi mismo mientras ocupaba medio banco. Saco su botella de licor que llevaba encima para terminarla de una vez y le dio un trago. Joder, este licor es peor que una manada de hombres bestia. Escupio al suelo. Pero estoy enganchao. Acabo la frase seguida de una carcajada. Varios aldeanos que pasaban por su lado le miraron algo mal, por el comentario que acabava de soltar.

Despues de cinco minutos en el banco vio que el edificio de enfrente tenia unas escaleras con una buena y fresca sombra asi que no dudo en ir a sentarse. Cuando llego a ellas, se estiro tanto como pudo para desengarrotar los musculos de todo su cuerpo.

Esto es otra cosa... Volvio a darle otro trago al licor y poner la misma cara de asco que hacia unos minutos. Se quedo tumbado en ellas y miro por curiosedad a ver en que edificio se habia puesto a tomar la sombra. Vio los simbolos del Dios Morr y siguio a la suya, no era un tipo muy creyente, en verdad nada.

Espero que no me tiren un cubo de agua, o algo peor por estar tumbado aqui. Pensaba mentras se reia de ello.




Ulric
PJ

Mensajes : 39

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
64/100  (64/100)
Dinero: 4.800 p

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Entre palabras de Fe

Mensaje  Mary Beth el Miér Dic 15, 2010 3:21 pm

Tras varios días caminando a través de campos y caminos casi desiertos (no se había cruzado con ni una sola persona durante la última semana de viaje), Mary Beth llegó por fin a lo que parecía ser una aldea más o menos habitada. Según rezaba el cartel a la entrada, se trataba del pueblo de "Eisental" que según creía recordar, se encontraba en la región de Ostermark.

La posición del sol indicaba que debía ser pasado el mediodía, así que tras su viaje relativamente tranquilo, por la ausencia de percances y emboscadas varias, decidió buscar el Templo de Morr del lugar, para poder agradecerle así que la hubiera protegido hasta llegar sana y salva a un lugar "seguro". Aunque el día era caluroso, se cubrió con la capa, para evitar llamar demasiado la atención ya que sus ropajes delataban que se trataba de una hechicera imperial y, entre ciertos sectores de la población no estaban muy bien vistos.

El lugar no era excesivamente grande, así que localizó enseguida el sagrado santuario; unos pequeños escalones conducían a su interior. Pero, al acercarse, comprobó que un obstáculo le frenaba el paso. Un tipo de aspecto rudo se encontraba tranquilamente estirado sobre las escaleras, como si estuviese en su propia casa ...

- Ejem, ejem ... - dijo en voz lo suficientemente alta para que el "matón" se percatase de su presencia - Le importaría, apoyar sus posaderas en un lugar donde no represente una molestia para el resto de la gente?

Se quedó observando, atenta a cualquier reacción, violenta o no, que pudiera llegar a producirse ... Con estos imperiales (pues sus rasgos eran claramente viejomundanos) nunca se sabía. El hecho de que fuese armado ya le daba alguna pista y, a juzgar por su aspecto y el olor a licor que desprendía, podía tratarse de un mercenario, un soldado que había acabado como vagabundo o ves a saber qué...

Mary Beth
PJ

Femenino Mensajes : 50
Empleo /Ocio : Adoradora de Lolth

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
97/100  (97/100)
Dinero: 4.800 p

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Entre palabras de Fe

Mensaje  Ulric el Miér Dic 15, 2010 3:32 pm

Ulric estaba disfrutando de ese lugar cuando escucho una voz que debia dirijirse a el pues debia ser el unico que estaba en esas escaleras tumbado. Abrio un ojo y miro de arriba abajo varias veces a la mujer que tenia delante suyo.

Se hecho hacia un lado un poco, aunque seguia tumbado en aquellas escaleras. Asi le va bien a la señorita. Dijo con algo de ironia aunque con un tono simpatica. Esa mujer podia pensar que era un vagabundo o que estaria borracho pero con la fluidez que salieron sus palabras y que no tartamudeo ni una vez, podria darse cuenta que no lo estaba.

Es el unico lugar del pueblo que tiene una sombra fresca, dejame disfrutarla un rato mas y sera toda suya. Dijo con el mismo tono mientras le hacia un gesto con el brazo para que avanzara hasta dentro del templo. Que le vaya bien alli dentro. Bajo el brazo y volvio a su postura. Y mi nombre es Ulric, un placer.

Ulric
PJ

Mensajes : 39

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
64/100  (64/100)
Dinero: 4.800 p

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Entre palabras de Fe.

Mensaje  Mary Beth el Miér Dic 15, 2010 7:17 pm

El musculoso hombre, simplemente se hizo a un lado para permitirme pasar a la vez que soltó un "Así le va bien a la señorita?" no exento de ironía.

- Muchísimo mejor, mmmhhh - dudaba que apelativo adjudicarle a aquel hombre de aspecto guerrero ya que, aunque en un principio pensó que podía tratarse de un simple borracho, sus palabras habían sido pronunciadas con gran soltura, lo cuál significaba que no lo estaba, o al menos, no demasiado - señor ...

Empezó a subir los peldaños mientras escuchaba los motivos que le habían llevado a tomar aquellas escaleras como cama temporal, en lugar de alquilar una buena habitación en una posada y descansar como era debido para una persona adulta como él ...

"Que le vaya bien allí dentro..." - le dijo finalmente, invitándola a dejarlo con su "descanso" particular - "Y mi nombre es Ulric, un placer."

- Lo mismo le digo, que aproveche la "siesta", aunque le repito que no es éste el lugar más adecuado para tales menesteres ... ¿Acaso no hay ninguna posada cercana? - le preguntó realmente intrigada. No era frecuente que en un pueblo de este tamaño no tuviesen al menos dos.

Al llegar junto a la puerta se volvió, esperando una respuesta y dirigiéndole una media sonrisa, que permitía ver parte de su blanca dentadura, le susurró de forma divertida:

- Un placer, Ulric ... Yo soy Mary Beth ... Debo pensar que nos vemos a la salida, pues? - y tras esto, dio media vuelta y se introdujo en el interior del Templo, donde el cambio entre la luminosidad del exterior y la semi-penumbra del santuario, la dejó casi cegada por unos breves instantes.

Mary Beth
PJ

Femenino Mensajes : 50
Empleo /Ocio : Adoradora de Lolth

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
97/100  (97/100)
Dinero: 4.800 p

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Entre palabras de Fe

Mensaje  Ulric el Jue Dic 16, 2010 11:25 am

Si, si que hay tabernas por aqui, pero queria descansar fuera de uno de esos lugares, el aire es mas puro aqui fuera, y eso lo agradecen mis pulmones. Solto una pequeña carcajada de forma simpatica.

No lo dude, sra. Mary Beth. Estare esperandola aqui en cuanto salga. No me pises ni intentes caerte encima mio. Y volvio a reir.

Ulric estaba medio dormio y relajado, con su botella de licor malo en la mano. Era como si todos los problemas de afuera no estuvieran, en este momento estaba absento de malos recuerdos. Seria que Morr le estaba ayudando a que se relajara, o era gracias al dia soleado que hacia... seguro que era el dia soleado.

Ulric
PJ

Mensajes : 39

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
64/100  (64/100)
Dinero: 4.800 p

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Entre palabras de fe

Mensaje  Mary Beth el Jue Dic 16, 2010 10:48 pm

Lo último que pudo escuchar por parte de Ulric, antes de que las puertas se cerraran de nuevo, fue un:

"No lo dude, sra. Mary Beth. Estaré esperándola aquí en cuanto salga. No me pises ni intentes caerte encima mío"

Sonrió ante el comentario y se adentró en el santuario. Tras hacer los símbolos pertinentes, se acercó a uno de los bancos, a la espera de que algún iniciado (si es que había más de uno) o alguien de mayor autoridad, pudiesen atender sus peticiones. Por muy extranjera que fuese, imaginaba que las donaciones siempre serían bien recibidas.

- Incluso viniendo de una "practicante de las artes arcanas" (tal como los devotos de los dioses solían referirse a nosotros, entre otros apelativos menos agradables) como yo - susurró en voz muy bajita, mientras fruncía el ceño con desagrado.

"Espero no estar interrumpiendo nada importante, pero tras tantos días de viaje, no hay nada mejor que unos instantes de paz y tranquilidad" pensó para sí misma. Y casi ningún lugar era tan bueno como ese a a hora de proporcianarle el silencio que necesitaba.

Empezó a observar el interior con más atención. No estaba nada sobrecargado, contenía lo necesario (un altar, bancos para los fieles, algún pequeño icono sagrado y poca cosa más, al margen de lo que, suponía, eran los alojamientos de los sacerdotes que residieran allí), pues su verdadera finalidad se encontraba más allá ... En el jardín, donde reposan los caídos...

- Y que Morr los acoja en su gloria ... - pronunció rápidamente para alejar de sí los malos pensamientos, relacionados con lo que se extendía más allá ... Al final de la vida ...

Las sombras que proyectaban los cirios que iluminaban el recinto, danzaban movidas por alguna corriente invisble, creando cada vez una forma diferente ... Se quedó contemplándolas, casi como si estuviese mirando un cielo estrellado. Tan absorta estaba en sus propios pensamientos que ni siquiera se dio cuenta del tiempo que llevaba allí dentro.


Última edición por Mary Beth el Jue Dic 16, 2010 10:50 pm, editado 1 vez (Razón : error al poner color a una frase ;))

Mary Beth
PJ

Femenino Mensajes : 50
Empleo /Ocio : Adoradora de Lolth

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
97/100  (97/100)
Dinero: 4.800 p

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Entre palabras de Fe

Mensaje  Alfred Midfor, sacerdote el Vie Dic 17, 2010 10:08 pm

Alfred estaba en el interior de su despacho leyendo un tomo sobre la historia de los diversos dioses en el nuevo y viejo mundo, de repente oyó el sonido de la puerta de la iglesia al cerrarse. Alfred acabo de leer el párrafo y una vez terminado cerro el libro con el mayor de los cuidados posibles y le puso encima un paño de tela fina para preservar el libro del polvo.

Alfred salió de su despacho sin prisa y se subió al altar, mientras andaba sus pasos resonaban por toda la estancia, al parecer vacía, una vez tomo su posición en el altar vio a una dama pelirroja de una altura no muy elevada que vestía una túnica de color cian y se apoyaba con un bastón de roble rojizo, la mujer estuvo un buen rato mirando las velas como si estuvieran encantadas, al parecer la dama no se percato de la presencia de Alfred así que este decidió “romper el hielo”.

- Al parecer los del colegio celestial siempre estáis pensando que todas las luces elevadas son estrellas - dijo el padre para que la dama supiera que sabía de su existencia – decidme hermana ¿que habéis venido a buscar vos a un templo de Morr?

_________________

Ficha

Alfred Midfor, sacerdote
Admin

Masculino Mensajes : 60
Empleo /Ocio : sacerdote de Morr

Hoja de personaje
Nivel:
Experiencia:
0/0  (0/0)
Dinero:

Ver perfil de usuario http://ocaso-de-los-dioses.foros-invision.com

Volver arriba Ir abajo

Entre palabras de Fe.

Mensaje  Mary Beth el Sáb Dic 18, 2010 12:48 am

Tan concentrada estaba en sus ensoñaciones que no pudo evitar estremecerse al escuchar una potente voz, rompiendo el silencio reinante, que reverberaba en las paredes de piedra:

"Al parecer los del colegio celestial siempre estáis pensando que todas las luces elevadas son estrellas ... decidme hermana ¿que habéis venido a buscar vos a un templo de Morr?"

Tras recobrarse del susto inicial, miró a su alrededor ... Ni tan siquiera lo había escuchado acercarse. En lo alto del altar, casi oculto en medio de la oscuridad, se alzaba una silueta, no excesivamente alta. Iba cubierta con una túnica negra (símbolo de los devotos sacerdotes de Morr) y sus rasgos se ocultaban tras la capucha.
Dedujo debía tratarse de un sacerdote o algún puesto por encima de él (puede que un ungido tal vez), ya que su voz no sonaba como la de un joven iniciado.

- Bueno, en cierta manera sí que lo son ... - divagó respondiendo al comentario de su interlocutor - Estas luces, también iluminan el camino de aquellos que se encuentran perdidos, no es así, padre? Faros de esperanza en este oscuro mundo, tan necesitada en estos tiempos ...

Vaya, había vuelto a sucederle; se perdía en sus propios pensamientos continuamente y luego tardaba en recobrar el hilo.

- Disculpe mis modales, mi nombre es Mary Beth, aprendiz de magister celeste. Como recién llegada a la aldea, había pensado hacer un pequeño donativo, pues siempre es de agradecer que el buen dios Morr no haya decidido reclamar mi alma todavía. Y, bueno, cualquier información que deba conocer sobre el lugar, si es que es necesaria, también sería de agradecer - le respondió de la forma más respetuosa que pudo, haciendo un leve gesto de asentimiento - Si no es molestia, ¿cómo debo dirigirme a usted?

Mary Beth
PJ

Femenino Mensajes : 50
Empleo /Ocio : Adoradora de Lolth

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
97/100  (97/100)
Dinero: 4.800 p

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Entre palabras de Fe

Mensaje  Alfred Midfor, sacerdote el Sáb Dic 18, 2010 11:09 pm

- Bueno, en cierta manera sí que lo son... Estas luces, también iluminan el camino de aquellos que se encuentran perdidos, no es así, padre? Faros de esperanza en este oscuro mundo, tan necesitada en estos tiempos... - Aquellas palabras llegaron hasta lo más hondo del corazón de Alfred, el nunca había visto las velas como un reflejo terrenal de las estrellas pero, en cierta manera, aquella dama le acababa de descubrir otra forma de ver las cosas que le rodeaban, tras unos segundos en los que Alfred estaba aun refelxionando sobre las palabras de la dama volvió a hablar- Disculpe mis modales, mi nombre es Mary Beth, aprendiz de magister celeste. Como recién llegada a la aldea, había pensado hacer un pequeño donativo, pues siempre es de agradecer que el buen dios Morr no haya decidido reclamar mi alma todavía. Y, bueno, cualquier información que deba conocer sobre el lugar, si es que es necesaria, también sería de agradecer. Si no es molestia, ¿cómo debo dirigirme a usted? -

Una vez la dama hubo concluido sus palabras Alfred se dirigió a ella de una forma rauda pero ceremonial, cuando este hubo llegado a la altura de Mary hablo, - la verdad señorita Beth, es que nunca había visto la llama de una simple vela como algo que guiara a los perdidos, tal vez sea por todo lo visto a lo largo de la vida, pero eso no es momento de hablarlo… – Dijo Alfred mientras intentaba quitarse las sangrientas imágenes de la cabeza - [color=peru] bueno resolviendo tus preguntas, la gente por estos lares me suele llamar “padre”, puesto que soy el líder espiritual tanto del templo como de Eisental. Y sobre lo de la información de Eisental creo que deberías ser algo mas explicita puesto que de estas tierras se pueden contar muchas cosas, pero antes de seguir con la conversación creo que sería conveniente ir a un lugar más privado puesto que yo también tengo algunas preguntas que hacerle a usted señorita Beth [/clor]-

Alfred y Mary se dirigieron hacia el despacho de Alfred y este la invito a tomar asiento en una silla que estaba en una mesa llena de libros antiguos amontonados en los alterales dejando un espacio en el centro – Si no le importa yo comenzare con la tanda de preguntas señorita, en verdad solamente tengo una pregunta: ¿Qué es lo que hace una estudiante de los colegios de la magia de Aldorf en Eisental?, tan lejos de casa, de la familia, de los seres queridos, - dijo Alfred en un tono que rozaba la tristeza- ¿qué es lo que ha venido a hacer a nuestro pueblo?- añadió Alfred en un tono más severo, casi de enfado

_________________

Ficha

Alfred Midfor, sacerdote
Admin

Masculino Mensajes : 60
Empleo /Ocio : sacerdote de Morr

Hoja de personaje
Nivel:
Experiencia:
0/0  (0/0)
Dinero:

Ver perfil de usuario http://ocaso-de-los-dioses.foros-invision.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Entre palabras de Fe

Mensaje  Liur Valentine el Dom Dic 19, 2010 9:07 pm

Liur se levantó de buena mañana, no era una persona que le gustase eso de madrugar, pero tenía algo reservado para hoy importante y antes tenía que hacer algunas compras.

Paseo por la ciudad, hacía un buen tiempo el solecito de la mañana hacía que Liur se sintiese reconfortado.

“Hoy tiene pinta de ser un día perfecto para disfrutar dando un paseo o entrenando”

Liur ya se conocía la ciudad llevaba unos días en ella y de momento estaba cómodo en aquella ciudad, continuó andando hacia el mercado de Eisental, donde compró algunos elementos que necesitabas y renovó sus antiguas y desgastadas herramientas, ahora se dedicaba como profesión decente y necesitaba dar buena impresión de su material de trabajo.

Cuando realizó las compras salió de aquella masa de gente, el mercado siempre estaba lleno a rebosar, por eso tenía que ir temprano, la gente aprovechaba para obtener los alimentos u objetos de primera calidad mucho antes.

Por fin estaba tranquilo, no se sentía muy cómodo entre tanta gente, prefiere la tranquilidad, pero aun así, miró su nueva bolsita para guardar las cosas, era mucho más práctica que la vieja y le permitía guardar más cosas, también había vendido su antiguo arco de flechas de cuando cazaba por el bosque, era antiguo pero muy bueno, y gracias a ello había conseguido sacar dinero y compensar su gasto en otros materiales.

Su siguiente destino era la iglesia de Morr…nunca había ido a ninguna iglesia, a decir verdad no le gustaba la idea, no creía en los dioses.

“Son seres inexplicables, de los que no se pueden confiar, si es que existen.”

A Liur todo lo que no se pudiera demostrar no le agradaba, desde pequeño se crió con sus padres ayudando en todo lo que podía en la herrería y nunca le ayudaron, después murieron sus padres y no hubo ningún Dios que fuera en su ayuda y tuvo que vagar por el bosque, para él su único “Dios” es su maestro, aquel que le salvó de su tétrica vida y le realizó como persona.

“Ojala pudiera saber dónde se encuentra ahora…tengo muchas cosas que preguntarle…”

El camino del mercado a la iglesia era un trayecto un poco largo, Liur pensó que estaba a tanta distancia para que los ruidos de las personas no molestasen a los fieles de Morr. Pero al estar sumergido en sus pensamientos el camino le pareció muy corto y por fin llego a aquel lugar.

Era un edifico enorme con representaciones religiosas que trataban muchas escenas del dios Morr. Liur no comprendía esas escenas pero aun así admiraba el trabajo del arquitecto en construir aquel lugar. Se dirigió al lugar y pudo encontrar a una persona conocida…era Beatrixh, se fijó que miraba abajo, entonces vio a un hombre tendido en el suelo con una botella de cerveza de la mano.

“Borracho…no sabe la que le va a caer…espero que Bea no se enfade mucho…”

Pasó al lado de Bea y la saludo con una sonrisa, no tenía tiempo de hablar con ella ahora, seguramente después de su asunto podría hablarle de lo que había hecho hoy.

Liur abrió la puerta de la iglesia, de pronto una inmensa oscuridad impacto en los ojos de Liur.

“Como no… el Dios de la muerte y de los sueños… que raro que este todo oscuro…”

Los ojos de Liur solo podían apreciar unas velas y como dos siluetas muy borrosas, poco a poco los ojos de Liur se fueron acostumbrando al lugar. Entonces reconoció la figura de un hombre encapuchado que acompañaba a una mujer joven dentro de una sala.

“Creo que ese es el hombre al que busco y aquella persona ha venido a preguntarle algo como yo… será mejor que me espere sentado, tengo que parecer amable y educado…tengo que causar buena impresión como me recomendó Hugo…”

Liur se acercó a la puerta por donde había entrado aquella mujer, se sentó en un banco que había justo enfrente de la puerta. Liur saco su libreta de la bolsita, y para matar el tiempo empezó a apuntar y pensar nuevas recetas para algunos experimentos que quería llevar acabo, anotaba los componentes la proporción de cada uno etc. Aunque de vez en cuando miraba de refilón la puerta por si se abría no quería que aquel sacerdote se fuera sin hablar con él.

Liur Valentine
PJ

Masculino Mensajes : 92

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
97/100  (97/100)
Dinero: -

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Entre palabras de Fe

Mensaje  Mary Beth el Dom Dic 19, 2010 9:23 pm

El sacerdote pareció meditar mis palabras durante unos instantes y, tras esto, se acercó. Cuando estuvo cerca, pude observar que tenía un semblante maduro y que debía de llevar bastante tiempo al servicio de Morr. Se dirigió hacia mí y dijo:

"La verdad señorita Beth, es que nunca había visto la llama de una simple vela como algo que guiara a los perdidos, tal vez sea por todo lo visto a lo largo de la vida, pero eso no es momento de hablarlo…" - quedó en silencio, tal vez meditando sobre lo que eso significaba y después continuó - "bueno resolviendo tus preguntas, la gente por estos lares me suele llamar “padre”, puesto que soy el líder espiritual tanto del templo como de Eisental. Y sobre lo de la información de Eisental creo que deberías ser algo mas explícita puesto que de estas tierras se pueden contar muchas cosas, pero antes de seguir con la conversación creo que sería conveniente ir a un lugar más privado puesto que yo también tengo algunas preguntas que hacerle a usted señorita Beth"

Me indicó que le acompañara a un pequeño despacho, donde podríamos hablar de forma más tranquila y "privada". En la mesa había varios libros dispersados, lo cuál nunca dejaba de llamarme la atención ... El conocimiento nunca podía ser saciado del todo, siempre había algo nuevo que aprender y era evidente que el padre también lo daba por supuesto (ya que esta parecía su estancia personal). Ya estaba empezando a desviarse de nuevo del tema, cuando el sacerdote volvió a hablar:

"Si no le importa yo comenzaré con la tanda de preguntas señorita, en verdad solamente tengo una pregunta: ¿Qué es lo que hace una estudiante de los colegios de la magia de Aldorf en Eisental?, tan lejos de casa, de la familia, de los seres queridos, ... ¿qué es lo que ha venido a hacer a nuestro pueblo?"

Se quedó un breve tiempo pensando en la respuesta, pues ni siquiera ella lo tenía demasiado claro. El tono en que sonaba requería una respuesta clara, así que decidió empezar por el principio y tratar de que, con sus palabras no consiguiera hacer enfadar al sacerdote.

- Digamos que, si el pueblo sufre una plaga ... hay bandidos o asaltantes cerca ... o los hombres bestia y demás aberraciones del Caos están a punto de atacar este pueblo, me gustaría estar preparada para lo que eso conlleva - dijo algo vacilante, haciendo una mueca de desagrado ante la posibilidad de que alguna de esas opciones fuese real.

Dirigió una mirada al techo como ensimismada, hasta que pareció atravesar la piedra y llegar a ver el firmamento y continuó tras una pausa:

- Y sobre lo que hago aquí, en Eisental, pues llamémosle casualidad o "destino". Mi único familiar con vida está ilocalizable y he decidido poner en práctica lo que he aprendido este tiempo en la escuela celestial. Mis pasos me han traído precisamente aquí y supongo que debo considerarlo una prueba ... - Sus ojos verdes brillaban con intensidad al concluir su discurso, pues verdaderamente creía en lo que decía - Cuando esté preparada ... Entonces sí tendré un objetivo ...

Cerró el puño, con rabia contenida y se obligó a sí misma a tranquilizarse, aguardando a la respuesta del buen padre.

Mary Beth
PJ

Femenino Mensajes : 50
Empleo /Ocio : Adoradora de Lolth

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
97/100  (97/100)
Dinero: 4.800 p

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Entre palabras de Fe

Mensaje  Ulric el Dom Dic 19, 2010 10:36 pm

Ulric estaba casi dormido despues de hablar con esa mujer llamada Mary Beth, cuando otra voz le hablo, escucho lo que esa voz, de mujer, le decia y luego abrio los ojos para verla.

Tiene toda la razon. Este no es un sitio para pasar la borrachera. Ulric no estaba borracho, iba pegando pequeños tragos de vez en cuando para mojarse los labios. Este es un buen lugar para descansar en una buena sombra.

Parecia que todas las mujeres de esta ciudad iban a pasar y decirle algo. Al final iba a creerse que tenia algo que las hacia acercarse.

Cogio las monedas que le tiro esa mujer. No gracias, prefiero ganarme el dinero. No era verdad eso. A quien no le gusta el dinero gratis. Y se las acerco con la mano sin perder la postura.

Ulric
PJ

Mensajes : 39

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
64/100  (64/100)
Dinero: 4.800 p

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Entre palabras de Fe

Mensaje  Beatrixh Lonsalsus el Jue Dic 23, 2010 2:04 pm

Este es el post anterior que no se porque ha desaparecido.

Era media tarde, el cielo estaba completamente despejado y el sol azotaba con sus rayos todo Eisental caldeando el ambiente. Tanta calor hacía que Beatrixh creyó que el verano se había adelantado varios meses.

Había decidido salir a recorrer las calles en busca de un trabajo. Esa era la vida del aventurero, cuando no se tiene un hogar, ni una familia los días se pasan deambulando por las calles o haciendo pequeños encargos para gente más adinerada. Pero no le importaba, ya estaba acostumbrada, además, el pueblecillo le parecía encantador. Le gustaba deambular por las calles.

Hoy había salido después de comer cuando los rayos del sol golpeaban más fuerte. Y después de dar varias vueltas se había arrepentido de su error. Había pasado por el mercado, por los campos y por algunas concurridas calles. Pero un ningún lugar encontró alguien que necesitara ayuda. Y ahora estaba sudando, cansada y perdida en el centro del pueblo.

“¿Porqué la gente de este pueblo es tan feliz?”

A Beatrixh le dolía hacerse esa pregunta. Quería que todo el mundo viviera en paz, pero por otro lado no quería quedarse sin comer.

Mientras pensaba cual podría ser su próximo destino anduvo sin rumbo por el pueblo. Dio vueltas sin sentido, pasó más de una vez por una misma calle. Estaba cansada pero sabía que si paraba luego le costaría mucho más reanudar la marcha. Sus pasos la llevaron inconscientemente ante la iglesia de Morr.

“Fue el primer sitio que visité al llegar al pueblo” –pensaba mientras observaba la parte más alta del edificio. Aún tenía esos recuerdos. Allí se encontró con una elfa y desde entonces se preguntaba que haría en un templo imperial. También conoció al religioso del lugar. Un hombre rudo y secó que la despacho sin darle ningún tipo de información.

Mientras recordaba su visita al lugar observaba cada detalle de arriba a bajo. Le gustaban tales muestras de devoción por los dioses. Ella los respetaba y valoraba. La leyendas siempre hablaban de hombres que ayudados por poderes divinos habían hecho frente a las fuerzas de la oscuridad y Bea sabía que si quería luchar contra el mal necesitaría la ayuda de estos dioses.

Fue bajando su mirada hasta que topo con algo extraño. Había un hombre tumbado en las escaleras de la entrada. Al principio no le dio importancia. Los hombres necesitaban descansar, y más en aquel caluroso día. Pero luego se dio cuenta de que además de descansar ese hombre estaba bebiendo alcohol. Y borrachos en lugares sagrados era otra cosa.

Bea se acercó al hombre. Su actuación le parecía una falta de respeto hacía Morr.

“Ha alguien se le olvidó enseñarle a este tipo lo que es el respeto”.

Cuando llegó hasta el hombre lo miró unos instantes para analizarlo bien. Estaba tumbado como si nada, como si la vida fuera a sonreírle siempre y sus problemas hubieran desaparecido. Lo miraba con desdén, no le gustaba en nada.

Sacó cinco peniques de su bolsa y se los lanzó para llamar su atención.

-Este no es lugar para pasar la borrachera. Coge las monedas y vete alguna taberna con los tuyos.

Miraba al hombre desde arriba y cada segundo que pasaba lo aborrecía más. No sacaría provecho del día, pero si despachaba a ese hombre de allí al menos se sentiría satisfecha.




Aquí el post que corresponde.

Bea seguía mirado al borracho desde su posición elevada. El hombre no parecía tener la intención de levantarse, pero ella era cabezota e iba a cumplir lo que se había propuesto. Si era capaz de hacer a nigromantes y fieles del Caos también podía enfrentarse a un alcohólico.

Mientras mantenían una acalorada conversación, más por parte de la chica pues el hombre parecía estar de lo más bien, un joven se acercó a la pareja. Era el joven Liur. Se acercó, pero no estaba interesado en ellos, lo que buscaba era pasar al templo. Beatrixh agradeció la sonrisa que el chico le regaló, pero hecho de menos que no se parara ayudarla a despachar a ese borracho de allí.

Liur era un buen chico. Trataba de ganarse la vida como galeno pero aun le quedaba mucho por aprender. Siempre iba atareado, corriendo de un sitio a otro, seguramente movido por su corta edad y sus ansias de conocer mundo.

La chica le devolvió la sonrisa y siguió con su borracho mientras Liur dejaba las iluminadas calles para meterse en la oscura iglesia.

-Hay mejores sitios donde descansar a la sombra. He oído que los calabozos de este pueblo son muy fresquitos, y que no se está tan mal.

Bea apoyaba sus manos en su cadera y no dejaba de mirar al hombre.

-Tienes suerte de ser un simple humano. Es lo único que te salva del filo de mi espada. Aunque si deseas un descanso yo te puedo dar el mejor descanso que puedas soñar, un descanso eterno –sus últimas palabras sonaron desafiantes.

Vio como el hombre le devolvía las monedas que ella le había lanzado. Bea ni se inmutó, siguió parada mirándolo.

-Si no quieres mover tu apestoso culo tendré que llamar a la guardia para que te arresten por andar borracho en la calle.

Estaba decidida a llevar a este hombre ante la justicia para que le castigaran. Sabía que los castigos podían ser muy duros dependiendo del juez que llevara el caso. Y el destino del hombre le importaba poco, lo que quería era que se respetaran los lugares sagrados.


Última edición por Beatrixh Lonsalsus el Jue Dic 23, 2010 2:11 pm, editado 1 vez (Razón : El anterior post ha desaparecido y no puedo pegarlo allí porque sigue sin aparecer... :S)

_________________


Beatrixh Lonsalsus
PJ

Femenino Mensajes : 41
Empleo /Ocio : Cazadora de Brujas

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
83/100  (83/100)
Dinero: 4.798 p

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Entre palabras de Fe

Mensaje  Ulric el Jue Dic 23, 2010 2:47 pm

Ulric se reincorporo y paso de estar tumbado a estar sentado. Miro al templo nuevamente de lado a lado que podia girar su cuello.

Pensaba que esto era la escalera del templo, y no las de tu casa. Ulric hablaba con tranquilidad sin alterarse por las palabras de la mujer. Sino me equivoco, creo que no esta prohibido beber por las calles o este publo tiene algun tipo de norma que dice eso. Porque ha pasado mucha gente por aqui delante y ninguno me ha dicho nada. Hizo una pausa... Pero dejando que se pueda beber o no en la calle has dicho que llamarias a los guardias para que me arresten por estar borracho, y la verdad es que no lo estoy.

Ulric se puso un poco mas serio. Y bueno, dejando las bromas de lado. Porque te preocupa o molesta que pueda estar aqui sentado o tumbado tomando la sombra. No hago daño a nadie ni destrozo nada de este templo. Se movio un poco hacia el lado. Sientate y hablemos, hace un buen dia para conocer gente. Y saco una gran sonrisa Ulric, esperando una respuesta afirmativa aunque habia muchos numeros a que no fuera asi...

Ulric
PJ

Mensajes : 39

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
64/100  (64/100)
Dinero: 4.800 p

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Entre palabras de fe

Mensaje  Hans Lenowich el Jue Dic 23, 2010 10:54 pm

Después de un arduo viaje, que había realizado entre caminantes, aventureros o caravanas de comerciantes, por fin había llegado a un pueblo lo suficientemente grande como para poder ganar unas monedas, ya que en los anteriores pueblos en los que había estado, no había conseguido más que unas míseras monedas.

No había llegado a Eisental, por nada en especial, solo era un pueblo más donde propagar la verdad se shallya. Su intención primordial, era visitar algún templo y tocar una linda canción dedicada a Shallya y con eso ganar unas monedas para poder pasar la noche en una posada confortable.

Al llegar al templo vio al hombre presuntamente borracho, y a una chica que discutían o al menos tenían una leve duda, sobre si era digno o no reposar y beber en el entorno de un templo de Morr.

Bueno, eso no era importante ahora, su intención era otra, recoger unas monedas para su cena y nada mejor que las puertas de un templo para pedir misericordia para el mundo y suplicar una limosna por sus "bellos" cantos.

Tendría que pedir permiso a la dama y el …caballero , si no quiero ser descortés , pensó.

Disculpen si les molesto o les interrumpo su conversación, pero querría preguntarles , si les importaría que cantase algo , ya sabéis arte callejero , para mi sustento personal.

Todo esto, laúd en mano, pensando en qué no les molestaría un poco de música, pensando en la buena voluntad de la gente.

Hans Lenowich
PJ

Mensajes : 5

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
8/100  (8/100)
Dinero: 4.800 p

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Entre palabras de Fe

Mensaje  Beatrixh Lonsalsus el Miér Dic 29, 2010 12:23 pm

-¿Has visto muchos borrachos por las calles últimamente? –contestaba la chica con tranquilidad-. El Margrave se encarga de mantenerlas limpias. Los aldeanos no tienen que hacer nada, son los mismos guardias los que se encargan de arrestar a hombres como tú.

La chica se inclinó acercando su rostro al del hombretón y sus narices estuvieron a escasos centímetros de tocarse. La inclinación de su cuerpo resaltaba su escotado pecho y lo hacía más exuberante. Estaba tan cerca que podía oler su fragancia masculina, ver cada uno de sus poros y el fondo de sus profundos ojos.

-Poseo algunos dones para convencer a la gente de mis opiniones –siseo suavemente.

Escuchó unos pasos que se acercaban, y se apartó rápidamente, dejando una cómplice sonrisa en su rostro. No quería que nadie la viera en aquella situación tan comprometida.

-Tengo cosas que hacer. No puedo perder el tiempo sentándome aquí.

Al acercarse al “borracho” había olido el alcohol de sus labios. Y se había dado cuenta de que el hombre decía la verdad. Había estado bebiendo de su botella pero no se encontraba ebrio.

Comprendió que su inicial enfado había sido desmesurado con el pobre hombre, aunque su orgullo era demasiado agudo y no tenía la intención de cambiar su resolución. Se acercaría a los guardias, les informaría del hombre y luego se marcharía. Dejaría que ellos hicieran lo que creyeran correcto.

Escuchó las palabras del hombre que se había acercado. Se trataba de un juglar, un trovador o algo parecido. Quería cantarles algo.

Beatrixh lo miró escudriñado al recién llegado. No parecía mal hombre y sus intenciones eran claras.

“Un poco de música no hará daño, pero ahora no es el momento…”.

-Señor, creo que deberías dejar sus cantos para otro momento –Señaló al hombre de la botella-. Aquí tenemos un alcohólico que está profanando este sagrado templo con su presencia.

Bajó por las escaleras alejándose de la pareja.

-Me sabría mal que los guardias lo confundieran con un amigo del bebido y lo arrestaran solo por cantar junto a él –se alejaba y forzó la voz para que el juglar oyera claramente sus palabras.

_________________


Beatrixh Lonsalsus
PJ

Femenino Mensajes : 41
Empleo /Ocio : Cazadora de Brujas

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
83/100  (83/100)
Dinero: 4.798 p

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Entre palabras de Fe

Mensaje  Hans Lenowich el Jue Dic 30, 2010 9:21 pm

Sin hacer demasiado caso a las palabras de la hermosa dama, pensó que canción seria la adecuada para esta ocasión. Quizás sería la Barcaza Amarilla, Mi corazón en el fondo del Reik o tal vez Imagina que Shallya…


Pero las palabras de la dama, poco a poco se fueron formando y haciéndose hueco en su sien. El tipo bien podía ser un borracho, pero ¿Quien era él o ella para juzgarle? Además, no por nada llamaban al alcohol “la bebida espirituosa” y que hay más espiritual que un templo de Morr.


-Señorita, por mi parte, no creo que este hombre este haciendo nada malo. Si él está en paz tomando una copa en las puertas del templo, ¿Qué hay de malo en ello? Creo que debería disfrutar usted, de este bello día que Shallya nos brinda y abrazar a sus semejantes sin perjuicio alguno. Y no se preocupe, no creo que los alguaciles vengan a molestarme, solo soy un humilde juglar. Además creo que hace un día espléndido para tomar un buen vino.


Cuando se quiso dar cuenta, la muchacha ya se estaba marchando del lugar.


Bueno, espero que Shallya este con ella en este arduo caminar.-pensó para si mismo.


Cogió su laúd y se dispuso a tocar empezó con unas notas suaves y empezó a entonar:


"Imagina que se puede
La mutación curar
Quizás el amor de Shallya
Pueda acabar con el caos.
Imagina ese grito
Y haz, siempre el bien
Imagina a un goblin
Luchando por los dos
El mundo puede ser mejor
La religión de amor
Imagina ese grito
Y siempre piesa en paz la la la la …"






Hans Lenowich
PJ

Mensajes : 5

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
8/100  (8/100)
Dinero: 4.800 p

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Entre palabras de Fe

Mensaje  Ulric el Jue Dic 30, 2010 9:50 pm

No, la verdad que no he visto a ninguno. Hizo una pausa. Porque estaran en la taberna bebiendo alli, y porque acabo de llegar hoy mismo.

Vio como la mujer intentaba insinuarse o algo mas para que dejara esa sombra, pero eso no iba a funcionar, al menos por ahora ya que no estaba bebido. Luego vio como se iba la chica. Espero tener el placer de volver a verla por la ciudad e invitarla a una copa. Dijo alzando la voz para que las palabras llegaran a esa mujer.

Buena cancion, tio. Te apetece un trago? Le alzo la botella para que bebiera si queria. No tengo dinero para darte asi que conformate con un trago. Solto una carcajada. Mi nombre es Ulric, el tuyo? Le dio una palmada al escalon donde estaba sentado en forma de invitacion. No entiendo como una chica tan joven, y algo atractiva, puede tener ese rencor dentro, algo malo ha debido de pasarle, no crees?

Si tenia intencion de hacer algo Ulric con alguna mujer aun le quedaba esa que habia entrado dentro.

Ulric
PJ

Mensajes : 39

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
64/100  (64/100)
Dinero: 4.800 p

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Entre palabras de Fe

Mensaje  Alfred Midfor, sacerdote el Lun Ene 10, 2011 9:58 pm

Mientras Mary hablaba Alfred se levantó de su asiento y se dirigió hacia una pequeña estantería situada tras el dándole la espalda a Mary mientras este llenaba una copa con varios líquidos cuidadosamente seleccionados y medidos puesto que una mala mezcla podría causar la muerte de la hechicera.

El liquido obtenido por el sacerdote tenía un color y una textura muy parecidos a los del vino élfico pero este tenía un olor agrio que no incitaba precisamente a tomárselo.
Cuando mary hubo terminado Alfred se volvió a sentar en la mesa frente a Mary con la copa llena del brebaje, tras una breve pausa Alfred acercó la copa a Mary – Esto es una poción secreta de la orden de Morr. Cuando bebas esta poción se demostrara si bienes en son de paz o por el contrario solamente buscas la destrucción de Eisental, no te puedo decir que es lo que verás mientras estés en estado de “letargo” puesto que en cada persona tiene efectos distintos.- Alfred miró a Mary con cara severa y añadió – si no quieres no tienes porque tomar la poción, pero espero que comprendas que una hechicera no está muy bien vista por estos lares y esto despejaría todas las dudas sobre ti y tus intenciones, en caso de salir airosa de esto yo mismo responderé por ti ante el Margrave si es que el tiene alguna duda sobre tus intenciones, en cambio si no sales airosa tal vez no despiertes jamás o eso desearías…

_________________

Ficha

Alfred Midfor, sacerdote
Admin

Masculino Mensajes : 60
Empleo /Ocio : sacerdote de Morr

Hoja de personaje
Nivel:
Experiencia:
0/0  (0/0)
Dinero:

Ver perfil de usuario http://ocaso-de-los-dioses.foros-invision.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Entre palabras de Fe

Mensaje  Beatrixh Lonsalsus el Lun Ene 10, 2011 11:20 pm

Las notas brotaban del laúd del juglar mientras la chica se alejaba del templo.

Escuchó la bella canción dedicada a Shallya mientras sus pasos la llevaban en busca de algunos guardias. De todos los dioses conocidos a esta diosa era a la que más veces había dedicado sus plegarias. Una diosa de la curación siempre era bien recibida en estos tiempos de guerras, plagas y hambrunas.

Pasó la plaza y miró en busca de algunos guardias. Lo más normal es que estuvieran patrullando de un lado a otro, todos los días se veían varias parejas haciendo su rutinario recorrido.

Esta vez no fue diferente. Un par de hombres recorrían las calles en busca de posibles alborotadores, vagabundos o traficantes. Era la guardia del pueblo, y en su mando se encontraba al eminente Margrave Hermann. Éste lideraba a sus tropas para realizar con éxito sus intrincados planes.

-Buenos días –le habló lo más educadamente que pudo al que parecía ser el mandamás de la pareja.- Estaba paseando por las calles y me acercado al templo para rendir unas oraciones a Morr. Pero en la entrada he encontrado un rudo hombre dándole a la bebida.

Solo tenía que convencer a los guardias de que algo pasaba por allí y ya se encargarían ellos de hacer justicia en aquel pequeño pueblo.

-Creo que ese lugar no es el más adecuado para emborracharse.

Esperaba que los guardias no fuera muy duros con el hombre pero debían darle un escarmiento y si por equivocación también relacionaban al juglar con el borracho no se sentiría culpable, ella le había advertido.

_________________


Beatrixh Lonsalsus
PJ

Femenino Mensajes : 41
Empleo /Ocio : Cazadora de Brujas

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
83/100  (83/100)
Dinero: 4.798 p

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Entre palabras de Fe.

Mensaje  Mary Beth el Mar Ene 11, 2011 11:25 pm

El sacerdote se levantó de su asiento a mitad de mi explicación y situándose de espaldas, se detuvo junto a una estantería. Podía escuchar un leve tintineo de cristal, aunque ignoraba que podía estar haciendo.

Cuando se dio la vuelta y se sentó de nuevo, observé que llevaba una copa con una sustancia de color violáceo en la mano. "Vaya, ¿y ahora quiere empezar a beber? Todavía es muy temprano ..." pensó por un momento.

Sin embargo, antes de que pudiese preguntarle nada, el padre explicó que se trataba de una poción mágica (de la cuál jamás había oído hablar, ni leído en las bibliotecas de Altdorf, por lo que era realmente secreta) y que ésta era una especie de "prueba" para comprobar mis intenciones al venir a este lugar.

"Realmente son muy desconfiados en Eisental ... Han debido pasarlo muy mal durante estos últimos años para tener que recurrir a estos métodos" Pensé mientras meditaba cuáles serían mis próximas palabras.

- Claro, supongo que no hay ningún problema ... Como ya le he dicho, no me gustaría provocar tensiones, aunque también debo decir en mi defensa, que mi licencia en las Escuelas de la Magia está en orden y si algo llega a pasarme ... - dije mientras desechaba de mi mente la idea de pasar el resto de mi vida en una "siesta" eterna - bueno ... supongo que es lo que debía pasar ... - respondí encongiéndome de hombros intentándole quitar importancia, más para tranquilizarme a mí misma que por otra cosa.

Acerqué el brazo a la altura de la copa que sostenía el sacerdote, cogiéndola con ambas manos y tras mirarla fijamente unos instantes y comprobar el desagradable olor que despedía, bebí el contenido de un solo trago.

Mary Beth
PJ

Femenino Mensajes : 50
Empleo /Ocio : Adoradora de Lolth

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
97/100  (97/100)
Dinero: 4.800 p

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Entre palabras de Fe

Mensaje  Alfred Midfor, sacerdote el Jue Ene 13, 2011 6:26 pm

Mary acepto el brebaje ofrecido por Alfred y se lo bebió de un solo trago, al principio la Mary no sintió nada pero poco a poco le empezó a entrar sueño y, tras unos minutos de batalla entre mantenerse despierta y dormirse, finalmente Mary se durmió. Alfred colocó un cojín debajo de su cabeza con cuidado para que estuviera algo más cómoda, tras lo cual Alfred cogió un libro forrado de cuero de un color muy parecido a la piel humana y lo abrió por donde tenía el marca páginas para seguir con su lectura, mientras Mary se encontraba sumida en su sueño.

Mary despertó en medio de los arboles, se encontraba algo confusa y tardo algunos minutos a saber donde se encontraba se encontraba a las afueras de Delberz, su pueblo natal. Esto le pareció extraño puesto que lo último que recordaba era estar en la iglesia de Eisental pero a pesar de ello no le dio mayor importancia. De repente se acordó de su infancia en aquellas tierras y decidió ir a ver su antiguo hogar, tras andar unos minutos llegó al claro en donde se encontraba su casa, para su sorpresa esta estaba en perfectas condiciones, esto le resulto extraño puesto que muchos años antes esta casa fue destruida por unos adoradores del caos, cuando estuvo a escasos metros de la puerta esta se abrió y Mary vio a su madre, Mary llevaba las ropas de cuando era una niña en Delberz y al ver a su madre echó a correr hacia ella. De repente toda la escena cambió y Mary se vio en un sitio distinto junto con unos druidas, todas sus ropas habían cambiado y en ese momento Mary comprendió lo que pasaba, toda su vida estaba pasando frente a ella. Al cabo de unas horas rememorando viejos recuerdos llegó el momento de volver a su hogar, esta vez estaba completamente destruido por culpa del asalto de los mutantes y adoradores del caos. Mary echó a llorar desconsolada y de pronto vio una sombra salir de su hogar, se trataba de un Guerrero del Caos que iba ataviado con una armadura roja y un enorme espadón, este levanto su arma en forma de reto y Mary vio que llevaba puestos los mismos atuendos que en la iglesia.
Acto seguido el guerrero se dirigió corriendo hacia Mary con la espada alzada para efectuar un golpe contra ella.

_________________

Ficha

Alfred Midfor, sacerdote
Admin

Masculino Mensajes : 60
Empleo /Ocio : sacerdote de Morr

Hoja de personaje
Nivel:
Experiencia:
0/0  (0/0)
Dinero:

Ver perfil de usuario http://ocaso-de-los-dioses.foros-invision.com

Volver arriba Ir abajo

Entre palabras de Fe.

Mensaje  Mary Beth el Vie Ene 14, 2011 1:45 am

La extraña poción pronto empezó a hacer efecto provocándole una especie de sopor, cada vez más potente hasta que, finalmente, el sueño la venció.

Al despertar, o eso creía, los recuerdos empezaron a cruzar ante mis ojos aunque, de hecho es como si volviese a revivirlos. "Así que esto es una especie de resumen de mi vida" pensé.

- Menudo viaje ... No me extraña que sea una receta secreta.

Sin embargo, el final de la historia no era como esperaba. El asesino de sus padres, el Guerrero del Caos al que había jurado perseguir y exterminar algún día, se encontraba frente a ella. És más parecía dispuesto a partirla en dos allí mismo. La rabia y la sorpresa se aporeraron de mí a partes iguales y los músculos empezaron a tensarse rápidamente.

"¿Realmente esto es un sueño o se trata únicamente de una especie de extraña premonición?" se dijo a sí misma intentando pensar que debía hacer a continuación. Ni siquiera sabía si le sería posible realizar un hechizo, así que decidió coger su báculo, por si todo lo demás le fallaba. Lo sujetó fuertemente con ambas manos, creyendo que, si se trataba de una pesadilla, despertaría en esos momentos ...

De hecho, ahora que caía, si ese ser del Caos le atacaba con el enorme espadón, no podría hacer nada para detenerlo por mucho que sujetara su báculo. "Aunque, tal vez pueda hacer que lo deje caer ..." Susurró mientras se concentraba en sentir el flujo del Aethyr a su alrededor para realizar el sortilegio de "Soltar", en caso de que realmente pudiese manipular los vientos de la magia en el estado en que se encontraba.

Mary Beth
PJ

Femenino Mensajes : 50
Empleo /Ocio : Adoradora de Lolth

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
97/100  (97/100)
Dinero: 4.800 p

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Entre palabras de Fe

Mensaje  Hans Lenowich el Lun Ene 17, 2011 7:12 pm

-Un trago estará bien, o quizás dos…mi nombre es Hans, Hans Lenowich, para servirle y deleitarle con mis melodías.

Observo al tipo que tenía delante y, pese a su rudeza, advirtió que era una persona sencilla y agradable. Nadie es perfecto -pensaba- pero se sentía feliz con una sonrisa y un gesto de amabilidad. Cogió la botella y dio un gran trago, se la devolvió a Ulric y mientras hacía tal cosa sintió curiosidad por saber de dónde venía aquel amigable tipo y le pregunto:


-¿De dónde procede, señor Ulric?


Podría ser ameno conversar, después de estar días en el camino…


-¿Qué le ha traído a este pueblo, quizás sea usted un aventurero?


Hacía un día soleado y como siempre Sallhya le había vuelto a bendecir con su buena fortuna. Mientras pasaba todo esto, Hans seguía tocando una suave melodía con el laúd, ya que al fin y al cabo, el trabajo era el trabajo.


___________________________________________________________________


off-rol: ¿Alguien me da un poco de dinero por mis canciones?

Hans Lenowich
PJ

Mensajes : 5

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
8/100  (8/100)
Dinero: 4.800 p

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Entre palabras de Fe

Mensaje  Ulric el Lun Ene 17, 2011 9:27 pm

Creci en Wissenland... aunque no estuve mucho tiempo por alli la verdad. Se notaba que Ulric echaba de menos su pueblo, pues sus palabras estaban cargadas de nostalgia. Fue arrasado por un ejercito de orcos, no pude hacer nada para ayudar, no estaba alli. Explico un poco mas para ahorrarse preguntas mas incomodas de Hans.

Soy aventurero o algo asi, la verdad que nunca estoy quieto y siempre en problemas. Acabo la frase soltando una carcajada por lo de esa señorita que habia ido a buscar los guardias. Pero por suerte siempre acabo saliendome con la mia o al menos vivo.

Y tu, Hans. De donde eres? Hizo una pausa y le pego otro trago a ese licar malo. Que es lo que te ha echo llegar a este pueblo?

Ulric
PJ

Mensajes : 39

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
64/100  (64/100)
Dinero: 4.800 p

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Entre palabras de Fe

Mensaje  Contenido patrocinado Hoy a las 2:35 pm


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.