Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 43 el Dom Ago 30, 2015 8:17 pm.
Los posteadores más activos de la semana

La Gloria de Eisental - Vigésimo tercer torneo.

Miér Ene 04, 2012 10:10 am por Jodri Rompehierro

Los juglares se encargan de llevar las noticias aquellos que no saben leer, y con sus cánticos transmiten toda la información. Esta vez cantan himnos de guerra, de lucha y combate. Pero más allá de su exagerada visión, comentan el que será el vigésimo tercer torneo de Eisental:


La Gloria …


[ Lectura completa ]

Comentarios: 5

Para todos los usuarios.

Mar Ene 03, 2012 6:59 pm por Jodri Rompehierro

¡Muy buenas mis pequeños y Feliz Año Nuevo para todos!

Empezamos un año nuevo, y mi primera impresión no ha sido muy buena… Puede que esté confundido, o espere demasiado… Pero es lo que me parece y me cuesta decirlo… No sé si entenderéis a lo que me refiero.

En fin, aparte de …

[ Lectura completa ]

Comentarios: 9

Un día especial

Mar Oct 25, 2011 7:05 am por Jodri Rompehierro

Un día especial


Saludos a todos y a cada uno de vosotros. Hoy es un día muy especial, y en nombre de todos los administradores tengo que contaros algo. Esta vez no voy a narrar ningún combate, ni a rolear con vosotros. Creo que lo que voy a deciros es más importante. Algo dentro de mí me …

[ Lectura completa ]

Comentarios: 5


Caminando al son de su música.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Caminando al son de su música.

Mensaje  Wolfenstein el Miér Dic 22, 2010 10:17 am

Heinrich no hacía mucho que había llegado al pueblo, y canturreando y riendo solo, caminaba por las calles de Eistental.


Mas esta vez , en pleno centro del pueblo, no caminaba de aquí para allá en vano, sino que iba con un propósito bien definido. Iba a los tenderetes a comprar una caña de pescar.


De camino en su carro, con Ralph el Zetudo, pasaron cerca de un lago bien chulo con unas vistas preciosas, y en aquel momento pensó "Voy a vaciar ese lago de peces", por supuesto, era una exageración. Wolfenstein siempre exageraba con casi todo, esa era su manera de ser.


- Y si pesco alguna bolsa de oro... ¡Mejor que mejor! - Dijo sin saber que estaba pensando en voz alta. La gente que paseaba alrededor suyo sospechó de su aspecto e intenciones, echaron la mano a su oro, y aceleraron su paso. - ¡No me refería al vuestro! - Dijo de nuevo intentando arreglar la situación, pero siguieron caminando aceleradamente para alejarse de aquel tipo con pintas de pillo y malandrín.

- Joder... que gente mas malpensada... ¡Ni que yo fuese un ladrón o algo! - Pensó en voz alta de nuevo, y siguió buscando entre los tenderos algún sitio donde poder sacar una caña de pescar a un buen precio.


Wolfenstein
PJ

Masculino Mensajes : 28
Empleo /Ocio : Pirata

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
36/100  (36/100)
Dinero: 5.502 p

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Caminando al son de su música

Mensaje  Mary Beth el Miér Dic 22, 2010 10:11 pm

Mientras buscaba el templo de Morr, Mary Beth observó que se acercaba al mercado. Como de costumbre, caminaba mirando al cielo (lo que en muchas ocasiones le había traído algún que otro percance, generalmente doloroso) y a los edificios que formaban el pueblo.

Siempre se quedaba maravillada ante lo que era nuevo para ella ... Había visto decenas de mercados, pero cada uno tenía su "algo" especial. De pronto, una voz lo sacó de su estado "ausente".

"Joder... que gente más malpensada... ¡Ni que yo fuese un ladrón o algo!"

Bajó la mirada y se fijó en el hombre que había hablado de esa forma en voz alta. Aunque parecía un tipo que cuidaba su aspecto físico, por la manera en que iba vestido no parecía un "honrado" panadero precisamente. Y eso, unido al comentario, no le era favorecedor precisamente.

- No debería decir esas cosas en un lugar tan concurrido - le dijo la hechicera poniendo el dedo en sus labios (intentándole hacer entender que debía guardar silencio sobre eso) - Alguien podría tomarle en serio y creer que realmente es un ladrón. ¿O acaso és el "caballero" de este pueblo y sus habitantes ya están acostumbrados a sus comentarios? - preguntó dudando realmente que la respuesta fuese afirmativa.

Antes de darle tiempo de responder, como si aún no hubiese terminado de hablar, continuó:

- Porque en ese caso, estoy buscando el templo de Morr, ya que yo no soy de aquí ... - añadió con una sonrisa.

Mary Beth
PJ

Femenino Mensajes : 50
Empleo /Ocio : Adoradora de Lolth

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
97/100  (97/100)
Dinero: 4.800 p

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Caminando al son de su música.

Mensaje  Wolfenstein el Miér Dic 22, 2010 10:29 pm

Aquella voz... Wolfenstein se giró lentamente, y allí fué la primera vez que la vió... Sus ojos, sus labios, sus curvas...


- ¿Ladrón yo? - Dijo con una sonrisa que no se le quitaba de los labios - Pues no es el caso, y aún no soy habitante de este pueblo que yo sepa, aunque he visto un lago bien chulo y tengo pensado pescar en el.


Mi nombre es Heinrich Wolfenstein - Dijo quitandose el sombrero y haciendo una reverencia - No se donde estará ese tal templo... pero lo que si se ahora, es donde está... Mi Corazón... - Añadió con un tono dramático al final.


¿Y vos belleza? ¿Cual es vuestro nombre?

Wolfenstein
PJ

Masculino Mensajes : 28
Empleo /Ocio : Pirata

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
36/100  (36/100)
Dinero: 5.502 p

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Caminando al son de su música

Mensaje  Mary Beth el Jue Dic 23, 2010 11:23 am

El joven se volvió hacia mí y con una sonrisa en el rostro que no supe realmente como interpretar, me respondió:

"¿Ladrón yo? Pues no es el caso, y aún no soy habitante de este pueblo que yo sepa, aunque he visto un lago bien chulo y tengo pensado pescar en él."

¿Un lago? Vaya, ... Esa sí que era una buena noticia; un lugar apartado y en contacto con la naturaleza que nos redeaba. Ni siquiera lo había visto de camino a Eisental, pero ese chico tan simpático parecía conocer más sobre el lugar que ella.

- ¿En serio? - respondió emocionada por el descubrimiento - Pues gracias por la información, ... Desde luego que tendré que hacerle una visita en cuanto quede libre de las tareas que me ocupan. No tengo mucha idea de pescar, pero sentarse a la orilla a observar el reflejo de la luna y las estrellas en su superficie, es una visión de lo más agradable e inspiradora, ¿no cree?

El joven hizo una reverencia a modo de saludo y quitándose el sombrero de ala ancha, se presentó:

"Mi nombre es Heinrich Wolfenstein. No sé donde estará ese tal templo... pero lo que si sé ahora, es dónde está... Mi Corazón... ¿Y vos belleza? ¿Cuál és vuestro nombre?"

No respondió inmediatamente, pues había algo extraño en aquella persona que la desconcertaba e interesaba al mismo tiempo. Su aspecto era más parecido a un bribón y por el comentario del lago, le recordaba a las historias de lobos de mar que escuchó cuando aún era una jovencita inocente. Sin embargo, esa forma de hablar, tan "educada y romántica" no se correspondía en absoluto con su porte...

- Mary Beth Thomason, encantada de conocerle - dijo algo arrebolada por la galantería que demostraba el muchacho - ¿Así que tampoco sois de por aquí? Suerte que este poblado no es tan grande como para perderse ... - le dijo mientras se quedaba pensativa, decidiendo si estaría bien añadir algo más o debería dar por finalizada la conversación. Desde luego, al menos no parecía un ladrón violento, así que no había razón para salir huyendo de allí ...

Mary Beth
PJ

Femenino Mensajes : 50
Empleo /Ocio : Adoradora de Lolth

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
97/100  (97/100)
Dinero: 4.800 p

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Caminando al son de su música.

Mensaje  Wolfenstein el Jue Dic 23, 2010 9:46 pm

Vaya, parece que mi sexpil ha vuelto a hacer estragos... - Pensó el pirata al ver como la joven le contestaba sin evitar la conversación.

Mary Beth... nunca olvidaré vuestro nombre - Dijo Heinrich poniendose el sombrero de nuevo y posando una mirada a lo actor de hollywood.


Bueno... no tengo mucho que enseñaros de este pueblo - Contestó mirando a los alrededores - ¡Yo también estoy en fase de exploración! De hecho, estoy haciendo algo de tiempo hasta que me entre sed y deba buscar una taberna urgentemente.


En realidad, yo soy todo un experto en lagos, jeje! Si así lo queréis, luego podemos ir a dar un paseo - Dijo mientras no se quitaba la sonrisa de la boca - Aunque no quiero robaros vuestro tiempo, si aún estáis interesada en buscar a ese tal Templo.


Había sido amor a primera vista, Wolfenstein lo sabía, o por lo menos eso pensaba... De hecho, son ese tipo de cosas las que suele pensar y que tantos buenos y malos momentos le han traído. Después de todo, Heinrich era un rufián con un corazón muy grande que quería compartir con mucha, mucha gente. En especial mujeres de buen parecer, como era el caso de Mary Beth.


¿Veis vos algún tenderete de cañas por aquí? - Añadió de nuevo para romper el hielo,mirando alrededor de nuevo y tapandose los ojos del sol como si fuese un explorador - Necesito comprar unas cañas bien elaboradas, ¿Creo que ya os lo había dicho no?


Wolfenstein
PJ

Masculino Mensajes : 28
Empleo /Ocio : Pirata

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
36/100  (36/100)
Dinero: 5.502 p

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Caminando al son de su música

Mensaje  Mary Beth el Jue Dic 23, 2010 11:41 pm

"Mary Beth... nunca olvidaré vuestro nombre ..." Le dijo Wolfestein desplegando todo un arsenal de gestos y poses que parecían haber sido practicadas durante meses quizás.

Así que ninguno de los dos tenía ni idea de como llegar a ningún lugar concreto del pueblo. Pero, al menos, no era la única forastera Pensó mientras eso la hacía relajarse un poco. Se sentía incómoda en lugares "extraños" y llenos de tanta gente, pero el joven no parecía para nada cohibido. A veces se preguntaba cómo la gente podía estar tan tranquila alejados de todo aquello que les era conocido, sus familias, amigos,...

"En realidad, yo soy todo un experto en lagos, jeje! Si así lo queréis, luego podemos ir a dar un paseo. Aunque no quiero robaros vuestro tiempo, si aún estáis interesada en buscar a ese tal Templo." El comentario la sacó de un hilo de pensamiento que, de haber estado sola, le habría ocupado gran parte del día desarrollar.

- Claro ... Porque no ... De hecho, no conozco a nadie más del lugar - respondió animada al comprobar que no se sentía incómodo ante su presencia (a pesar de que la mayoría de humanos sentían una especie de "repulsión" natural ante los usuarios de la magia) - y además me siento mejor al aire libre, rodeada de la hermosa naturaleza, ...

Entonces, haciendo un gesto como si mirara al horizonte, Wolfestein dijo:

"¿Veis vos algún tenderete de cañas por aquí? Necesito comprar unas cañas bien elaboradas, ¿Creo que ya os lo había dicho no?"

- Pues ... déjame comprobarlo - le respondió imitando su postura - creo que no veo ninguno... Quizás deberíamos caminar un poco más o preguntar a algún amable aldeano. - Ahora que se fijaba, era bastante más alto que ella y al hablarle, debía alzar la cabeza para mirarle a los ojos. De hecho, por su estatura era frecuente que la superasen en estatura, lo cuál hacía que la subestimasen y eso, la frustraba profundamente ...

Mary Beth
PJ

Femenino Mensajes : 50
Empleo /Ocio : Adoradora de Lolth

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
97/100  (97/100)
Dinero: 4.800 p

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Caminando al son de su música.

Mensaje  Wolfenstein el Vie Dic 24, 2010 7:42 pm

Pues ... déjame comprobarlo - Dijo Mary Beth poniendo la postura de explorador de Wolfenstein.


Vaya... ese gesto si que está bien - Pensó mientras asentía con la cabeza y entrecerraba los ojos.


Quizá deberíamos dejar lo de las cañas para mas tarde y dar un paseo ahora, jeje - Rió el muy bastardo, viendo que esta noche podía dormir en caliente. Luego miró al cielo dando grácias a los dioses: "Grácias..."


Pues bien! Demos un paseo!

Wolfenstein
PJ

Masculino Mensajes : 28
Empleo /Ocio : Pirata

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
36/100  (36/100)
Dinero: 5.502 p

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

caminando al son de su música

Mensaje  Mary Beth el Dom Ene 02, 2011 8:05 pm

Wolfestein pareció comprobar nuestra teoría, de que no había ningún puesto cerca en el que vendiesen las cañas de pescar que tan empeñado parecía estar en conseguir. Así que tras esto, cambió de idea y, con una sonrisa en los labios, dijo:

"Quizás deberíamos dejar lo de las cañas para más tarde y dar un paseo ahora, jeje"

No había mucho que pensar sobre la respuesta que debía darle puesto que, al margen de visitar el templo de Morr, (si es que finalmente lograba encontrarlo) no tenía plan alguno.

- Por supuesto, sr. Wolfestein - respondí haciendo un gesto afirmativo con la cabeza - estaré encantada de acompañarle a dar ese paseo del que habláis ...

Desde que había llegado a Eisental no había visto más que el mercado y las calles cercanas que lo rodeaban. "No me vendrá mal hacerme una idea aproximada de los lugares a los que podría hacer una visita más tarde" - preguntó finalmente, emocionada ante la perspectiva de contemplar una verdadera obra de la naturaleza.

- Así pues ... ¿Hacía donde deberíamos dirigirnos a continuación? - dije invitándole a iniciar el recorrido, ya que había sido él quién lo había propuesto - ¿Sabéis de algún paraje digno de visitar?

Mary Beth
PJ

Femenino Mensajes : 50
Empleo /Ocio : Adoradora de Lolth

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
97/100  (97/100)
Dinero: 4.800 p

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Caminando al son de su música.

Mensaje  Wolfenstein el Miér Ene 12, 2011 11:07 pm

- Por supuesto, sr. Wolfestein, estaré encantada de acompañarle a dar ese paseo del que habláis ...


La cosa estaba saliendo bien, la chica le había llamado Sr Wolfenstein. Eso significaba que tenía hacia el respeto y admiración, dos aptitudes que, como había aprendido, eran dos sentimientos necesarios para que floreciese el amor. Y como todos lo que lo conocen saben, Wolfenstein tiene un corazón muy grande.


- Así pues ... ¿Hacía donde deberíamos dirigirnos a continuación? ¿Sabéis de algún paraje digno de visitar?[/quote]


Heinrich, al escuchar tales galanterías, se metió el dedo indice en la boca y luego lo alzó, como si supiese a donde sopla el viento.


- ¡Por allí! - Afirmó señalando una dirección aleatoria de entre las varias que los rodeaban.


Pero algo faltaba, había algo... algo a por lo que había venido al centro del pueblo y que buscaba ante arrojo y desventura.


- Mi caña de pescar... - Dijo mientras ponía cara de puchero, como un niño al que le han traido carbón los reyes...


- ¡Ya sé! - Se le ocurrió de pronto - Tu me ayudarás, ¡Me ayudarás a buscar una buena caña! ¡Y luego nos iremos al lago a hablar y a comer lo que pesque. Necesito una caña, porque pienso formar un germio aquí. Lo llamaré: ¡¡¡El Gremio de Pesca y Librespensadores!!! - Dijo mientras se ergía, enorgulleciendose de el gran nombre que se había inventado - ¡Haha!

Wolfenstein
PJ

Masculino Mensajes : 28
Empleo /Ocio : Pirata

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
36/100  (36/100)
Dinero: 5.502 p

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Caminando al son de su música.

Mensaje  Narrador el Vie Ene 14, 2011 10:21 am

Tres chicos se acercaban por el camino corriendo. Llevaban en sus manos varios palos con diversas formas que simulaban ser pistolas o espadas. Fingían tener un acalorado tiroteo, todos contra todos, disparos hacia todos los lados y carreras sin fin.

“¡Pam! ¡Pam¡” Gritaban los chicos para representar el fuego de sus pistolas.

Eran jóvenes, de unos diez años cada uno y vestían ropas de campesinos. Debían ser hijos de algunos aldeanos, y ésta era su forma de divertirse cuando no estaban ayudando a sus padres en sus labores.

A los chicos no parecía importarles el resto del mundo, solo tenían en mente acabar con la vida de sus amigos mediante aquellas armas de fantasía. El más bajo de ellos corría por el medio de la calle, no dejaba de disparar a sus compañeros y como sus ojos estaban donde apuntaba no pudo ver al pirata Wolfenstein.

Golpeó de bruces contra él, y cayó hacía atrás. Se quedó mirando aquel hombre, parecía como si hubiera visto un fantasma pues parecía que sus ojos fueran a salir disparados de sus cuencas.

-Es un pirata… -el chico susurró inconscientemente sin dejar de mirarlo con los ojos abiertos como platos.

-¡Vamos John! ¡Levanta! –le gritó uno de sus compañeros.

El chico despertó del trance al escuchar la voz de su compañero y como un relámpago empezó a correr nuevamente. Pero algo había cambiado en los chicos, ya no se escuchaban los disparos de sus armas ni jugaban a cubrirse detrás de los obstáculos del terreno. Ahora solo corrían, todos juntos, corrían hacía su escondite, pues ya tenían lo que habían venido a buscar. La bolsa de monedas del pirata.

Narrador
PNJ

Mensajes : 111
Empleo /Ocio : Narrador

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Caminando al son de su música

Mensaje  Mary Beth el Vie Ene 14, 2011 10:57 am

Por fin parecía que Wolfestein había decidido que dirección seguir, aunque por lo visto lo había elegido de forma aleatoria. Sin embargo, había algo que parecía retenerle allí

"Mi caña de pescar ... ¡Ya sé! Tu me ayudarás, ¡Me ayudarás a buscar una buena caña! ¡Y luego nos iremos al lago a hablar y a comer lo que pesque. Necesito una caña, porque pienso formar un germio aquí. Lo llamaré: ¡¡¡El Gremio de Pesca y Librespensadores!!!"

Casi parecía un niño pequeño al que estaba a punto de darle una pataleta, haciendo esos pucheritos. No pude evitar sonreir ... "Realmente, esa caña parece algo importante para él" pensé

- ¡Pues no se hable más! - le respondí lo más seriamente que pude - Busquemos esa caña de pescar ... Este mercado no parece tan grande ...

Estaba a punto de acabar la frase, cuando tres niños que jugaban por los alrededores pasaron junto a nosotros y uno de ellos chocó contra el pobre Wolfestein y cayó al suelo.

- ¿Te has hecho daño? - intenté decirle al pequeño que observaba al hombre con una absoluta expresión de asombro mientras susurraba algo sobre que se trataba de un pirata. Tras esto, se alejaron corriendo calle abajo hasta perderlos de vista.

- Y tú, ¿estás bien? - le pregunté entonces al "pirata" - ¿Podemos continuar ya con nuestra búsqueda de la caña de pescar que tanto se nos resiste? - Dije alzando los ojos hacia el cielo con expresión pensativa "Esto casi parece una misión sagrada"

Mary Beth
PJ

Femenino Mensajes : 50
Empleo /Ocio : Adoradora de Lolth

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
97/100  (97/100)
Dinero: 4.800 p

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Caminando al son de su música.

Mensaje  Wolfenstein el Sáb Ene 15, 2011 8:38 am

Wolfenstein estaba entusiasmado con su gran, gran idea. Miraba a Mary Beth casi sin pestañear, parte por la belleza de la muchacha, parte porque tenía fe en que el Gremio de Pesca y Librespensadores debía ser creado. Cuando de pronto, unos niños que andaban por la calle chocaron con el. En ese momento, el choque lo cogió desprebenido, y lo hizo tambalearse hasta casi caer.


- ¡Joder niños! ¿Es que no tenéis casa o que?


Uno de los niños quedó parado mirándolo fijamente, con la misma cara de sorpresa con la que le miraba Heinrich.


-Es un pirata… - Dijo el niño .


-¡Vamos John! ¡Levanta! –le gritó uno de sus compañeros.


¿Pirata? - Pensó Wolfenstein, mirando a los niños como se marchaban.


- Y tú, ¿estás bien? - Preguntó Mary Beth, tras comprobar que los jovenzuelos no parecían tener ningún daño.


- Pues si, estoy igual de bien - Dijo sonriendo al ver a Mary Beth preocupada por él - Y no soy ningún pirata - Añadió mirando a los lados disimuladamente - ¡Soy un cochero que ha vivido mucho!
Bueno, a lo que iba... Pienso comprarme una caña, porque tengo un sueño, y si me ayudas te invitaré a algo, soy un hombre que sabe lo que quiere... ¡Y lo que tiene! - Y cuando dijo esto, algo cambió en él. Algo había cambiado en los chicos en el momento en que se chocaron contra él. Algo pesaba menos en su cinturón...


-¡Vamos John! ¡Levanta! – Resonó de nuevo en su cabeza.


No vais a robar a un ladrón, panda de mocosos... - Dijo mirando a la dirección en que se marchaban los muchachos. Su mirada era seria, y aunque solo habían robado parte de su dinero, puesto que llevaba dinero en su bolsa tando como bajo su sombrero y sus botas, esos niños estaban quitandole no solo lo que tan honradamente había saqueado en sus viajes, sino que se estaban interponiendo directamente entre el y su sueño: La caña de pescar.


¡¡¡Queréis jugar con fuego eh!!! - Gritó a los niños mientras comenzaba a correr tras de ellos. - ¡¡¡Pues os vais a cagar!!!


Recordó todas las veces que había corrido para huir, en especial la última, ante la guardia marina en el norte de Ostermark, y por supuesto, no iba a dejar que nadie se interpusiese entre el y su sueño.


- ¡¡¡Venid cabroneeees!!! - Dijo mientras seguía corriendo tras ellos. Furioso, como si fuese otro niño mas al que le han robado su juguete, pero con zancadas largas de un adulto que no es la primera vez que tiene que correr tras alguien.

Wolfenstein
PJ

Masculino Mensajes : 28
Empleo /Ocio : Pirata

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
36/100  (36/100)
Dinero: 5.502 p

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Caminando al son de su música.

Mensaje  Narrador el Miér Ene 19, 2011 10:16 am

Tras los pequeños se escuchaban los gritos del desafortunado hombre que había sido víctima de sus travesuras. Esos gritos hicieron que los chicos corrieran aun más rápido. Sus corazones se aceleraban al mismo tiempo que la velocidad de sus pasos aumentaba.

Recorrieron varias calles esquivando a los aldeanos del pueblo y a los comerciante que transportaban sus mercaderías en carretas. Los viejos levantaban sus bastones y vociferaban regañas a los chicos que seguían corriendo sin hacer ningún caso. Ya lo habían hecho en varias ocasiones y no necesitaban comunicarse entre ellos, el plan había sido trazado y solo tenían que correr.

Salieron del pueblo y saltaron por los campos, en dirección al barranco. Se deslizaron cuesta abajo produciendo una gran humareda de polvo y tras recorrer casi media docena de campos llegaron a su destino. Su escondite.

Era una pequeña cueva escavada en un lado del barranco. La entrada estaba cubierta con algunas ramas a modo de cortina y adentro había suficiente espacio como para cuatro personas agazapadas.

Los chicos estaban exhaustos, apartaron las ramas de la entrada y se arrastraron hasta el interior. Entre suspiros prolongados recuperaron el aliento.

-Nos hemos metido en un buen lío… -dijo el chico más pequeño-. Ese tipo es un pirata.

Sus amigos abrieron los ojos hasta lo imposible.

-¿Pero que dices?

-¿Cómo va a ser un pirata?

-Que sí, que sí. Es un pirata o un delincuente o algo así.

El chico estaba nervioso, aun no se había recuperado de la carrera y su nerviosismo se estaba transmitiendo al resto de los chicos.

-¿Y que hace un pirata tan lejos del mar?

-A lo mejor es un pirata de río –respondió uno de los chicos.

-¡Y yo que se! Yo solo digo que ese tipo es un pirata.

-¡Enga vaa! ¡Estas loco! –le dio un empujón a su amigo y se reclinó sobre la húmeda tierra del escondite.

El chico tardó unos segundos en responder, aun estaba recuperando el aliento.

-Ese hombre… cuando he chocado contra él… entre sus ropas, he visto que llevaba por lo menos tres pistolas. Pistolas como las de las leyendas de piratas, ¡como las que el viejo tuerto guarda en su desván!

Los dos chicos levantaron la vista hacía su compañero. En sus rostros se podían leer las huellas del terror entremezcladas con pizcas de curiosidad y emoción.




Rastreo: (Éxito) Wolfenstein consigue seguir el rastro de los chicos.

Narrador
PNJ

Mensajes : 111
Empleo /Ocio : Narrador

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Caminando al son de su música.

Mensaje  Wolfenstein el Miér Ene 19, 2011 10:29 pm

Wolfenstein corrió y corrió, y aunque estaba acostumbrado a correr, no pudo competir con unos niños que ni trasnochaban ni bebían alcohol, y mucho menos, que no se cansaban de correr.


Quedó exhausto, y paró un poco cuando ya había salido del pueblo, tras tragar el polvo que habían formado los niños y entrando los campos por primera vez - Joder... Malditos niños con pulmones de ballena... - Dijo mientras retomaba la respiración con una mano en su pecho.


Siguió caminando por la dirección en la que había mas polvo. Se agachó y miró hacia el suelo - Nunca fuí un buen batidor - Dijo mientras buscaba su rastro en el suelo - Pero a vosotros os aún os falta rodaje, jeje... - Entonces, dibujó la huella del pie de uno de los niños con su dedo índice, y miró hacia el frente - Bingo.


Siguó sus rastros con cautela. Sus huellas le llevaron hacia los campos, y acababan en la punta de un pequeño precipicio. Wolfenstein avanzó silenciosamente, y descubrió que bajo la pendiente había una overtura, similar a la entrada de una cueva. - Hum... un buen escondite... - Se dijo en voz baja para si mismo.


Bajó derrapando lentamente para hacer el menor ruido posible sobre el barranco, y entró en la cueva. Las voces de los niños se escuchaban allí dentro.
Aquellos niños, habían descubierto que era un pirata - Pero como han podido saberlo... - Pensó Wolfenstein mientras los escuchaba - Hum... ¡Tienen espíritu!


Ese hombre… cuando he chocado contra él… entre sus ropas, he visto que llevaba por lo menos tres pistolas. Pistolas como las de las leyendas de piratas, ¡como las que el viejo tuerto guarda en su desván!


- Vuestro compañero tiene razón - Dijo mientras se acercaba a ellos abriendose la chaqueta - Y además llevo un trabuco, y otras cosas que no os diré. Deberíais tener mas cuidado a quien le robais. Pero... tengo una buena notícia para vosotros. - Wolfenstein los miró a cada uno de ellos mientras se tocaba una de las trenzas de su perilla - Por supuesto vais a devolverme mi dinero, pero... ¿Que os parecería, si os digo que podríais ganaros parte de esa bolsa que tenéis en las manos?

Wolfenstein
PJ

Masculino Mensajes : 28
Empleo /Ocio : Pirata

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
36/100  (36/100)
Dinero: 5.502 p

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Caminando al son de su música

Mensaje  Mary Beth el Lun Ene 24, 2011 7:17 pm

Parecía que el asunto no iba a llegar a más y que seguiríamos con nuestra búsqueda de la caña, cuando Wolfestein se percató de que ese golpe contra el jovencito, no había sido del todo fortuito y que le habían sustraído algunas monedas, así que se lanzó tras ellos al grito de:

"¡¡¡Queréis jugar con fuego eh!!! ¡¡¡Pues os vais a cagar!!! ¡¡¡Venid cabroneeees!!!"

- Vamos, Wolfestein, son solo unos niños traviesos!! No es necesario ponerse tan violento ... - intenté decirle, pero al ver con que prisas arrancaba a correr, mis palabras empezaron a perder convicción.

Por un instante, pensé en darme la vuelta y olvidarme del asunto, pero no acabada de quedarme tranquila. Parecía que estaba realmente enfadado ... "Bueno, supongo que és por aparentar, unos gritos y cuando empiecen a pedir perdón, se relajará" pensé mientras instintivamente mis piernas empezaban a moverse para seguir sus pasos.

De todas formas, debía asegurarme de que la cosa no llegaba a mayores, puesto que el extranjero, por muy simpático que pareciese, podía tratarse también de un cruel pirata, tal como esos pequeños habían dicho. Y si algo llegaba a suceder por este incidente, lo recordaría durante mucho tiempo ...

- ¡¡Ey, espérame!! - le grité en voz alta, pero parecía que mis palabras no llegaban a alcanzarle, así que aligeré el paso mientras resoplaba - ¿Es que no se puede disfrutar de un rato de paz ni siquiera en una aldea de aspecto tan apacible como ésta? - dije para mis adentros.

Mary Beth
PJ

Femenino Mensajes : 50
Empleo /Ocio : Adoradora de Lolth

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
97/100  (97/100)
Dinero: 4.800 p

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Caminando al son de su música.

Mensaje  Narrador el Vie Ene 28, 2011 11:05 am

Los niños se alarmaron al escuchar una voz a sus espaldas. Rápidamente se giraron y vieron al supuesto pirata tras ellos, supuesto en cierta medida pues él mismo acababa de rebelarse su verdadera identidad.

Los ojos de los tres chicos parecían sobresalirse se sus alvéolos. El miedo y el terror se dibujaba en sus rostros pero entre esas capas de angustia se podía distinguir una pizca de intriga y emoción. Ninguno de ellos apartaba la vista del hombre, atentos a cualquier movimiento. Y el simple hecho de enseñarles las pistolas no hizo otra cosa que acrecentar todas las emociones que los jóvenes chicos estaban sufriendo en aquel momento.

Sus instintos les decían que huyeran, que salieran corriendo de allí al grito de “sálvese quien pueda”, pero la única salida posible estaba en el lado opuesto de la guarida, tras el pirata.

-Os lo dije… -murmuró John a sus compañeros sin dejar de observar al inesperado invitado.

El chico sacó la bolsa con las monedas de uno de sus bolsillos secretos, acercó la mano y se la devolvió a regañadientes a su legítimo dueño.

-Lo sentimos, no queríamos hacer esto… bueno… sí. Pero no esperábamos esto… digo… que no salió bien… -El chico estaba nervioso y le costaba hablar sin tartamudear.

-Puede quedarse sus monedas, solo queremos que no nos haga daño y nos deje ir.

-¡Eso! ¡Eso!… déjenos ir. Somos demasiado jóvenes para ser esclavos…

Nunca habían visto a un pirata tan de cerca, y ahora que lo veían hubieran preferido no encontrarse nunca con él. Sus juegos no tenían nada que ver con la vida real, sus balas y espadas no hacían daño, pero ahora… sentían colgar sus vidas de un hilo, todo estaba en las manos de aquel individuo.




Rastreo: (Éxito) Mary Beth consigue seguir el rastro de Wolfenstein.

Narrador
PNJ

Mensajes : 111
Empleo /Ocio : Narrador

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Caminando al son de su música.

Mensaje  Wolfenstein el Vie Feb 11, 2011 11:44 am

- ¡Hahahaha! - Rió el bribón al escuchar las súplicas de los muchachos. Entonces se acercó rápidamente al muchacho que tenía la bolsa - ¡Míooo! - Dijo de mientras le cogía la bolsa de las manos. Entonces se sentó en el suelo, como si aquella cueva fuese su casa, abrió la bolsa y sacó de ella 18 peniques, luego los arrojó cerca de los muchachos. - Tomad, esto es por el placer del trabajo bien hecho. Me habéis hecho correr hasta casi desfallecer, tenéis espíritu muchachos, ¡Os lo digo yo! - Miró la cara de terror en los niños al ver que iba armado hasta los dientes - Joder, creo que me he pasado un poco asustándolos, no debería haberles enseñado las armas... - Pensó Heinrich.

- ¡Bueno! - Dijo, mientras se metía la mano en el pantalon y sacaba su botella de licor barato - Creo que ya tenéis edad de comenzar a beber. Yo tomé mi primer trago a los 10 años creo, le robé la botella a mi padre de su cuarto y... Bueno, es igual, tomad, este será vuestro bautizo en el mundo de los borrachos. Para ser un pirata hay que aguantar grandes cantidades de alcohol, pero hoy solo tenéis que darle un sorbo - Prosiguió mientras daba un trago, y dejaba la botella en el suelo frente a los muchachos. - ¡Vamos, bebed!

Wolfenstein
PJ

Masculino Mensajes : 28
Empleo /Ocio : Pirata

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
36/100  (36/100)
Dinero: 5.502 p

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Caminando al son de su música

Mensaje  Mary Beth el Miér Feb 16, 2011 1:09 am

Finalmente, tras atravesar parte de los campos de las afueras del pueblo, alcanzó el lugar en el que se habían escondido los niños. Wolfestein estaba con ellos, puesto que podía escuchar su voz desde fuera de la pequeña cueva que utilizaban como "guarida". Cuando llegó a la altura de la entrada sólo alcanzó a oir las últimas palabras:

"... tomad, este será vuestro bautizo en el mundo de los borrachos. Para ser un pirata hay que aguantar grandes cantidades de alcohol, pero hoy solo tenéis que darle un sorbo ¡Vamos, bebed!" les estaba diciendo a esos críos.

Decidí acercarme rápidamente, antes de que pudiera hacer cualquier cosa que después nos trajera problemas con los lugareños. Por alguna extraña razón (teniendo en cuenta los tiempos que corrían), no parecía ser de esas personas que piensan demasiado antes de actuar.

- No será alcohol eso que les estás ofreciendo, ¿verdad? - le pregunté asomando la cabeza en el interior para que se dieran cuenta de mi presencia - Son menores de edad, ¿acaso quieres que nos encierren justo cuando acabamos de llegar? Además no deberías intentar asustarles con historias de piratas o esta noche no van a poder dormir - le recriminé guiñándole un ojo, para que me siguiese el rollo ...

Esos pobres niños ya parecían estar bastante asustados tras la intensa persecución, ya que aún estaban pálidos y, según observó, le habían devuelto el dinero sustraido, así que lo mejor sería que lo dejaran estar.

- Podemos volver y comprar la caña de pescar, ¿no? - dije mientras me adentraba en el interior para comprobar que todo estuviese en orden.

Mary Beth
PJ

Femenino Mensajes : 50
Empleo /Ocio : Adoradora de Lolth

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
97/100  (97/100)
Dinero: 4.800 p

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Caminando al son de su música.

Mensaje  Narrador el Jue Feb 17, 2011 12:54 pm

Los niños no podían hacer otra cosa que esperar, y rezar alguno de los dioses para que aquel pirata se apiadara de tres jóvenes niños. No apartaban la vista del hombre, aunque evitaban sus ojos y se centraban más allí donde llevaba guardadas las pistolas. Sería muy fácil acabar con ellos, tres disparos limpios, uno de cada una de las pistolas y listo, seguramente nadie oiría los disparos.

El hombre se levantó rápidamente, y los corazones de los chicos dieron un vuelco de 180 grados, “ha llegado el momento de morir” pensaron todos. Pero el pirata no fue hacia ellos, cogió la bolsa y la guardó. Casi no pudieron ver como la guardaba pues esperaban la muerte con los ojos cerrados y solo entreveían por la comisura de uno de ellos.

No les hizo ningún daño, solo buscaba su dinero, y además les entregó unas monedas. Los chicos se sorprendieron muchísimo ante la reacción del pirata, siempre habían pensado que los hombres de mar eran crueles y codiciosos. Pero aquel hombre les estaba dando una impresión muy diferente.

-Gra-gracias -dijo el chico con un tono de incredulidad.

-Gracias, gracias –fue la respuesta de otro chico que se hecho al suelo y empezó a honrar a su justiciero.

Los otros chicos le propinaron varios codazos para que se comportara y no les dejara en ridículo. El efecto fue el deseado y el chico con sus costados doloridos y avergonzado volvió a su posición.


-¡Vamos, bebed!

Los chicos no podían salir de sus asombro, después de regalarles varias monedas les ofrecía esta vez alcohol. Los chicos se miraban entre sí, intentando determinar cual sería el primero que bebería de la botella. ¿Estaría intentando envenenarlos? No, él mismo había tomado antes de entregársela, ¿quizás había simulado beber pero no había tomado nada? Aquel hombre igual podría ser un asesino que intentaba secuestrarlos y luego pedir una recompensa por ellos. Los chicos dudaban de cada acción del hombre, pero cuando uno de ellos se había decidido y estaba apunto de tomar de la botella apareció una extraña mujer.

Vestía unas extrañas ropas, no eran propias de un aldeano corriente pero tampoco llegaban a ser lujosas como las de un noble. Lo primero que hizo fue regañar al pirata, parecía que se conocieran, quizás fueran amigos, compañeros de viaje, o quizás algo más.

Los jóvenes observaban en silencio a la pareja, los identificaron como dos esposos, pues ambos vestían ropas extravagantes y se notaba que se llevaban bien.


-Podemos volver y comprar la caña de pescar, ¿no?

Tras oír aquellas palabras uno de los chicos se acercó a la mujer.

-Mi padre es constructor de cañas, si queréis os puedo traer una. Tiene muchas.

El niño lo dijo con timidez, trataba de ser simpático, y además así tendría una oportunidad de salir de allí que era lo que de verdad buscaba.

Los otros adivinaron sus intenciones y unieron sus voces aquella idea.

-Podríamos ir todos al lago. Seguro que allí se está mejor que en este agujero. Además creo que estamos un poco apretados.

-Si, vamos allí se estará mejor. Hace buen día para salir del agujero.

Los chicos se levantaron, y pasaron por encima de la botella en dirección a la salida. Así era mejor, podrían salir de aquel escondite y dejaban atrás el tema del licor. A ninguno de ellos les apetecía probar el siniestro liquido que pudiera contener la botella.

Narrador
PNJ

Mensajes : 111
Empleo /Ocio : Narrador

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Caminando al son de su música.

Mensaje  Wolfenstein el Sáb Mar 05, 2011 12:36 pm

Wolfenstein estaba ofreciendo la botella a los tres niños, cuando de repente...


- No será alcohol eso que les estás ofreciendo, ¿verdad? ¿acaso quieres que nos encierren justo cuando acabamos de llegar?- Dijo Mary Beth, mientras se asomaba por la entrada de la cueva.


- No no... bueno, si que es alcohol, pero... ¡Me lo habían quitado también! ¿¿¿Verdad chicos??? - Dijo mientras se secaba una gota de sudor de su frente, y cogiendo la botella cerrandola de nuevo añadió - Estos niños... tan jovenes y ya robando alcohol a los buenos viajeros... Aix...


- Además no deberías intentar asustarles con historias de piratas o esta noche no van a poder dormir - Añadió la hermosa dama guiñandole un ojo a Wolfi - Podemos volver y comprar la caña de pescar, ¿no?


Entonces, uno de los niños se acercó a la muchacha y le dijo:


-Mi padre es constructor de cañas, si queréis os puedo traer una. Tiene muchas.


- ¡Tranquila! Estos niños y yo ahora somos amigos. Ademas, parece que el padre de este zagal fabrica cañas de pescar! ¡Estamos salvados Mary Beth! - Dijo mientras se levantaba y olvidaba la botella de nuevo en el suelo. Un solo guiño de aquella mujer, y de nuevo, captó toda su atención.


Entonces, los niños restantes se levantaron y...


-Podríamos ir todos al lago. Seguro que allí se está mejor que en este agujero. Además creo que estamos un poco apretados.

-Si, vamos allí se estará mejor. Hace buen día para salir del agujero. - Dijo el último de los niños despues de levantarse.


-¡Siii! ¡Vamonos a por esas cañas de pescar! ¡Vamos a ese lago tan chulo!


Y entonces se encaminó hacia fuera de la cueva, siguiendo a los niños, y grácias a toda aquella situación... olvidando su botella cerrada en el suelo. Puede que tubiese mejor compañía que aquella botella por esta vez.



Wolfenstein
PJ

Masculino Mensajes : 28
Empleo /Ocio : Pirata

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
36/100  (36/100)
Dinero: 5.502 p

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Caminando al son de su música

Mensaje  Mary Beth el Jue Mar 24, 2011 3:24 pm

El "supuesto" pirata no tardó en responder a mi pregunta, mientras se secaba la frente con el brazo "¿tanto calor hacía allí dentro?"

"No no... bueno, si que és alcohol, pero... ¡me lo habían quitado también! ¿¿¿Verdad chicos??? Estos niños... tan jóvenes y ya robando alcohol a los buenos viajeros... Aix..."

Algo en todo aquello no acababa de sonarme del todo bien. Parecía que Wolfestein me ocultaba algo, aunque no sabía exactamente qué. Cuando estaba a punto de hacerle una nueva pregunta, a fin de aclarar el asunto, uno de los niños se acercó y dijo:

"Mi padre és constructor de cañas, si queréis os puedo traer una. Tiene muchas"

Aquel comentario animó a los otros dos niños, que incluso sugirieron ir después al lago a "tomar el fresco" y probar esa caña. Sin embargo, parecía que estaban nerviosos por algún extraño motivo que no alcanzaba a comprender. Tal vez fuese la presencia de Wolfestein a pesar de que él afirmaba que los niños eran sus amigos.

- Pues me parece una buena idea, si nadie tiene ningún incoveniente - respondí mirando por turnos a todos por si alguien tenía algo que objetar. Nadie pareció negarse, puesto que se levantaron y empezaron a caminar fuera de la cueva.

Estaba a punto de seguir sus mismos pasos, cuando observé que el muchacho, en su excitación por conseguir finalmente su caña de pescar, había dejado olvidada la botella en el suelo. "Pero es que no tiene cabeza? Mira que volver a soltarla ahora que acaba de recuperarla..." La cogió y se acercó a Wolfestein, cogiéndole del brazo para que se detuviese.

- No crees que te olvidas de algo?? - dijo con una sonrisa mientras sujetaba el licor con la otra mano, agitándola para que él se diese cuenta.


Mary Beth
PJ

Femenino Mensajes : 50
Empleo /Ocio : Adoradora de Lolth

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
97/100  (97/100)
Dinero: 4.800 p

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Caminando al son de su música.

Mensaje  Narrador el Jue Mar 31, 2011 10:42 am

¡Tema cerrado!

Experiencia y demás:

-Wolfenstein:
20 exp.; -18 peniques.

-Mary Beth: 22 exp.

La aventura sigue en el tema que ya està abierto que se llama: Sobre la suave hierba (link). Yo dejaré el primer post para situaros. Nos vemos en el lago. ^^

Narrador
PNJ

Mensajes : 111
Empleo /Ocio : Narrador

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Caminando al son de su música.

Mensaje  Contenido patrocinado Hoy a las 2:34 pm


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.