Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 43 el Dom Ago 30, 2015 8:17 pm.
Los posteadores más activos de la semana

La Gloria de Eisental - Vigésimo tercer torneo.

Miér Ene 04, 2012 10:10 am por Jodri Rompehierro

Los juglares se encargan de llevar las noticias aquellos que no saben leer, y con sus cánticos transmiten toda la información. Esta vez cantan himnos de guerra, de lucha y combate. Pero más allá de su exagerada visión, comentan el que será el vigésimo tercer torneo de Eisental:


La Gloria …


[ Lectura completa ]

Comentarios: 5

Para todos los usuarios.

Mar Ene 03, 2012 6:59 pm por Jodri Rompehierro

¡Muy buenas mis pequeños y Feliz Año Nuevo para todos!

Empezamos un año nuevo, y mi primera impresión no ha sido muy buena… Puede que esté confundido, o espere demasiado… Pero es lo que me parece y me cuesta decirlo… No sé si entenderéis a lo que me refiero.

En fin, aparte de …

[ Lectura completa ]

Comentarios: 9

Un día especial

Mar Oct 25, 2011 7:05 am por Jodri Rompehierro

Un día especial


Saludos a todos y a cada uno de vosotros. Hoy es un día muy especial, y en nombre de todos los administradores tengo que contaros algo. Esta vez no voy a narrar ningún combate, ni a rolear con vosotros. Creo que lo que voy a deciros es más importante. Algo dentro de mí me …

[ Lectura completa ]

Comentarios: 5


Sobrevolando Eisental...

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Sobrevolando Eisental...

Mensaje  Jack el Sáb Ene 29, 2011 1:38 pm

Un cuervo negro pero de unos ojos brillantes, sobrevolaba la zona de Eisental desde la madrugada hasta altas horas de la noche, nunca se paraba su vuelo era siempre el mismo, daba un rodeo por toda la ciudad y luego repetía el mismo recorrido, parecía que estaba buscando a alguna presa, poca gente despreocupada de Eisental se percató de aquel extraño cuervo que a veces caía en picado y retomaba su vuelo.

Había estado sobrevolando aquel pequeño pueblo durante todo el día, sus fuerzas no le daban para más, parecía un lugar tranquilo, no parecía que en aquel lugar le pudieran encontrar. Después de pensar en muchas soluciones decidió aterrizar en un lugar apartado de la vista de gente indeseable, cerca de la muralla y cerca de las afueras del bosque.

Consiguió aterrizar cerca de una explanada con algunos árboles que le refugiaban de miradas extrañas, el bosque estaba precioso en aquella época del año, las flores las hojas de los arboles resplandecían y brillaban aún por la noche, el aura de aquel lugar era hermoso, el ruido de multitud de insectos revoloteando, grillos, pisadas de pequeñas ardillas u otros mamíferos se podían escuchar con mucho detenimiento, a lo lejos aparecían pequeñas lucecitas como hadas, pero que no eran más que luciérnagas, parecía un lugar mágico. Pero parecía que el cuervo no prestó atención a nada.

El pequeño cuervo negro, mágicamente fue adoptando una forma distinta, sus alas se trasformaron en fuertes brazos, el pico se fue deformando dejando aparecer una nariz y una boca, el cuerpo se alargaba, su plumaje fue adoptando la forma de una túnica hermosa y blanca. Lo que antes era un cuervo, era ahora un muchacho de unos veinte años, alto de ojos azules inexpresivos y un gran cabello rubio. En la pierna derecha tenía una importante herida, pero aun así las facciones de su cara no mostraban dolor alguno.

De una pequeña bolsita, sacó un pequeño kit de medicinas, se vendó la pierna e hizo una primera cura rápida, pero aun así necesitaba un médico. Temblando de la pierna derecha se levantó.

“Estoy destrozado, pero puede que aún tenga fuerzas para ese hechizo tan sencillo…”

Aquel joven se concentró y un aura cristalina le rodeó, y comenzó la marcha hacia la muralla con la pierna agarrada por sus manos. Da igual las personas que pasasen por aquel lugar nunca podrían averiguar, que en aquel punto del bosque un cuervo adoptó la apariencia de un humano, ni tampoco verían ni rastro de la sangre que se derramó en aquel lugar, era como si allí nunca hubiera estado nadie, en aquel lugar que parecía tan mágico….

Pasó un corto tiempo caminado con mucho cuidado, el último hechizo le había mermado más de lo que pensaba, cuando divisó por fin las murallas, pudo observar a dos soldados defendiendo las puertas de la muralla como esperaba, la cabeza del muchacho se dirigió al cielo y observo como los otros dos soldados de las atalayas le observaban con cuidado. Siguió adelante y vio como entre los soldados de abajo aparecía un tercero informando.

“Les estará informando de mi presencia…”

Ya estaba muy cerca, su cuerpo no podía más, estaba desmayado, se tiró al suelo de rodillas mirando a los dos soldados a los ojos, el dolor era insoportable, ya eran muchos días desangrándose.

-Ayuda…médico…goblins…campos…

Fueron las últimas palabras que pudo articular a aquellos soldados, y cayó desmayado. Era la primera vez que su estado era ese.

OFFROL

-Pisada fantasma
Factor de dificultad: 8
Descripción: No dejas rastro visible alguno.

Jack
PJ

Mensajes : 20

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
0/100  (0/100)
Dinero: 4.800 p

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sobrevolando Eisental...

Mensaje  Narrador el Lun Feb 07, 2011 12:25 pm

- Te digo que si sembras en Creciente se tavivarán las patatas y lúnico que recogerás serán gusanos. ¡Qué me lleve Morr si miento! Decía un soldado canoso a su compañero que prefería mirar al frente a ver si captaba la indirecta y lo dejaba en paz.

- Mira, lo que haga o deje de hacer a ti no te importa, a demás, no voy a plantar patatas sino trigo y es ahora cuando toca. Le respondió finalmente el hombre del mostacho negro, harto de que no se callara.

- ¿Trigo? ¿Trigo? Pfffh… Face meses que se sembró el trigo, daquí a que crezca se techarán encima las primeras nevadas, ya verás. Sonrió algo mezquino sabiendo que tenía razón.

La discusión hubiese estado alargándose durante toda la noche (una tranquila y bonita noche por cierto), dado que hacer guardia en Eisental solía ser cuanto menos, tedioso. A parte de algún borracho al que el enano lo había echado de la taberna situada a las afueras, o algún cansado y medio perdido viajero que pagaría lo que fuera por una cama decente, no solían acercarse problemas a la ciudad durante la noche.
Antaño, contaban con las visitas de algunos goblins muy de vez en cuando, pero su naturaleza ruin y descerebrada los avisaba de su presencia mucho antes de verlos aparecer, así que con cerrar las puertas de la ciudad y acribillarlos desde la muralla, era más que suficiente.

Sin duda, la lengua del viejo tenía más probabilidades de provocar un altercado que cualquier visitante nocturno. O en eso estaba pensado Ehrwig cuando bajo uno de los halflings se aproximó a ellos haciendo aspavientos.
Siempre se sorprendía del modo en que corrían esas pequeñas criaturas y de algún modo, sospechaba que tenían que estar emparentados con los conejos.

- ¡Se acerca un hombre! Y parece que está herido. Dijo, descansando un momento inclinado y con las manos sobre sus diminutas rodillas para recuperar el aliento.
Se trataba de uno de los jovenzuelos que empezaban a hacer las rondas nocturnas (ya que era por todos sabido, los canijos tenían una buena vista por la noche, como los conejos), lo cual provocó que entre los dos guardias, más veteranos, se produjese un intercambio de miradas muy significativo.

- ¿Sólo uno y herido? Bah, por como corrías paecía que venía todun batallón dorcos a cortarnos las gargantas. Ja, jajaja. Espetó el más viejo que estaba particularmente tocapelotas esa noche y que opinaba que los halflings en realidad estaban emparentados con las ardillas (como todo el mundo sabía), y nunca, ni en ningún caso, con los conejos ¡acabáramos!

Antes de que el mozalbete pudiese volver a hablar urgiéndoles que prestaran atención, el joven apareció en las inmediaciones de la zona que iluminaban los fuegos de las antorchas y los braseros, derrumbándose tras dar unos pocos pasos más.

Los guardias se acercaron a trote ligero y formaron un semi círculo alrededor del desconocido, observándolo detenidamente.

-¿Ha dicho goblins, verdad? Preguntó Ehrwig con cierta desconfianza.

- Si eso ha dicho. Parece un… religioso. Terminó por decir el viejo sin demasiada convicción.

- Deberíamos llevarlo dentro y que le viesen la pierna. Comentó el tercero observando entre las piernas de los dos hombres.

- ¿Cuando has visto tú a un santurrón vestido así?[b] Preguntó con cierto desafió el guardia a su compañero.

[b]- ¡Pues muchas veces!
– Le respondió sin intención de perder la razón en ningún momento. También hay que decir que cualquiera que llevase túnica, era para él una persona religiosa. - ¿No ves que lleva faldones? Como las sacerdotisas esas y los santurrones. Ta claro.
Mientras hablaba le dio un par de golpecitos con su afilada lanza en las costillas al moribundo, sólo por comprobar si seguía vivo y con la parte que no pinchaba, claro.

- Te digo que no tiene porqué ser un beato, ¡cabezota! Lo increpó cada vez más enfadado.

-Esto…

- AH, pues fale, entonces será un brujo. Dijo encogiéndose de hombros como si igual fuese una cosa como la otra y sonriendo triunfante. De hecho en caso de ser un brujo, lo mejor que podían hacer en su opinión sería empezar a apilar leña a su alrededor y prenderle fuego.

- Oigan…

- Por todos los Dioses, ¿qué he hecho yo para merecer esto?

¡Escuchen!

¡¡¿QUÉ?!! Respondieron ambos al unísono, más preocupados en cerrarle la boca al otro que en atender al herido.
El joven se amilanó un instante, pero después de tragar saliva se atrevió a hacer una sugerencia.

Perdonen, ¿pero no había por rondando por la ciudad un galeno extraño? Si se lo trajéramos y lo curara, este hombre nos podría solventar esas dudas. A pesar de la fresca noche, algunas gotas de sudor se habían formado en su temerosa frente.

Lejos de calmar los ánimos de los dos guardias, aquello les sonó demasiado razonable como para ignorarlo. Por muchas ganas que tuviesen de seguir discutiendo.

- Nah, si te refieres al del pelo blanco, se fue con un grupo a la Asamblea, pasando por Silbania…

- Jeje, esos ya no vuelven. O al menos no duna pieza. Terminó la frase de Ehrwig el viejo.

Con cierta resignación los dos hombres cargaron con el herido hacia la posada de Jodri ya que era lo más cercano mientras el “pequeño hombre” se encargaba de comunicarlo al resto de guardias y pedir el relevo.
Mientras lo veían adelantarlos corriendo el viejo sonrió con fingida cordialidad y preguntó.

- Oye chaval, ¿tú daonde crees que vienen los halflings?


*******

Sobra decir que al tabernero no le hizo demasiada gracia que se fuera instaurando la costumbre de usar su local como ambulatorio, pero la necesidad era la que dirigía las acciones de aquellos hombres.
Afortunadamente, un recién llegado a la ciudad también se encontraba en el lugar y entre la experiencia de Jodri en curar heridas (e infligirlas…) y los conocimientos de aquel hombre, realizaron las curas necesarias para detener la hemorragia de la pierna del joven y ponerlo fuera de peligro.

La siguiente discusión sobre lo que hacer con el desconocido no se hizo esperar y las opciones de dejarlo a su suerte o llevárselo a los calabozos para vigilarlo aparecieron un par de veces. Pero finalmente, se optó por dejarlo en la misma habitación que el extraño que había ayudado a sanarlo y esperar a que despertara para pedirle explicaciones.
Sin duda, con la aparente pérdida de sangre y la debilidad que eso conllevaba, el suelo de una celda no era lo más adecuado si pretendían que sobreviviera.

Así pues, cuando al día siguiente despertara (si es que despertaba), se encontraría en una de las habitaciones de Jodri, seguramente, acompañado de un extraño.

Narrador
PNJ

Mensajes : 111
Empleo /Ocio : Narrador

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sobrevolando Eisental...

Mensaje  Jack el Lun Feb 07, 2011 7:51 pm

Oscuro, todo estaba oscuro, ni una luz, no había nadie, solo él, solo…

Era un nuevo día en Eisental, el frescor de la mañana acompañaba a trabajadores, agricultores, mercaderes y personas de oficios diversos que preparaban todo para un nuevo día de duro trabajo, pero en definitiva un día normal, la rutina de siempre.

En la taberna se podía escuchar desde la habitación el murmullo de algunos clientes, el tintineo de jarras, copas, vasos que bailaban de un lugar a otro, acompañadas de alguna risa.

El mercado central de Eisental, estaba cada vez más concurrido, la gente se preparaba para realizar sus compras de trigos y algunas pequeñas especias, pero aún los mercaderes estaban añadiendo sus tiendas y sacando sus productos, el revuelo era cada vez mayor, gente que gritaba para atraer la atención de sus clientes, o clientes insatisfechos o molestos con algún producto. A esas horas ese era el lugar más transcurrido de la mañana.

Como contraste se encontraba el pequeño pero gran templo de Morr donde solamente algunas personas se acercaban a orar o rendir plegarias por un nuevo día…de acercarse más a él.

El frescor de la mañana también se coló en aquella taberna, atravesando los recovecos de la ventana y recorriendo al cuerpo de Jack tendido en la cama.

Un escalofrío recorrió el cuerpo de Jack, que le hizo volver a la cordura, aún con los ojos cerrados, sus primeros pensamientos fueron confusos.

“¿Dónde estoy?”

Con los ojos aún cerrados pudo distinguir un halo de luz, entonces volvió a situarse en la realidad, recordó todo, la orden, el ataque al waaagh, sus compañeros, la herida en la pierna, la huida transformado en cuervo, Eisental, el bosque, los soldados. Las imágenes se agolpaban en su cabeza intentando ordenarse para no acabar estallando en su cabeza.

Aún un poco mareado abrió los ojos, la luz de la mañana le cegó por unos instantes, lo que tuvo el reflejo de tapar aquella luz con su mano derecha, mientras que la izquierda sostenía su cuerpo un poco erguido de la cama. Pero pudo distinguir una persona sentada en una silla delante de él.

La luz le entraba directamente a la cama, lo que hacía resplandecer el largo pelo rubio del joven, cuando apartó un poco su mano, dejando ver sus ojos, unos ojos brillantes. Su túnica blanca resplandecía y se ondulaban momentáneamente por la pequeña brisa de la mañana, parecía un ángel.

Pero cuando miró a aquella persona sus ojos, solo transmitían una sensación…vacía.

-¿Dónde estoy?, ¿Quién es usted?

Pudo decir con una voz tranquila y vacía.

Estaba acostado en una cama, en una habitación pequeña. En ella se podía encontrar un pequeño escritorio, una cómoda de madera junto a la cama con un pequeño candelabro, las dos parecía realizadas con el mismo material de madera y por la misma persona. La luz le entraba de la ventana situada enfrente del escritorio.





Jack
PJ

Mensajes : 20

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
0/100  (0/100)
Dinero: 4.800 p

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sobrevolando Eisental...

Mensaje  Yuta Takahashi el Vie Feb 18, 2011 10:00 am

Hacía un par de días que llegó a la ciudad después del encuentro con el hombre de los bosques y los lobos. Una situación que esperaba no se repitiese en mucho tiempo. Después de separarse de Konrad, ocupó una de las habitaciones que se ofertaban en la taberna del enano Jodri, por lo visto, de las más económicas del lugar. La idea era trabajar por un tiempo `y descansar antes de proseguir su viaje.
En ese tiempo esperaba poder difundir las enseñanzas de Shallya entre la población. De hecho, por lo que había escuchado sobre la ciudad, existía un templo dedicado al padre de esa misma diosa, así que esperaba que la gente la conociera y aceptase las ofrendas y trabajos de Yuta.

Aún no había tenido tiempo de presentar sus respetos en el templo y agradecer a Morr que le permitiese llegar sano y salvo hasta la ciudad; y quizás, ahora haría una visita acompañado.
El iniciado, envuelto en una tosca manta, vigilaba el sueño intranquilo del herido que yacía en su cama. La noche anterior unos guardias de la muralla lo trajeron en volandas, desangrándose e inconsciente. Los cuidados del dueño de la taberna así como sus oraciones a la diosa misericordiosa obraron para detener la hemorragia y arrastrarlo de nuevo a la vida.
Por supuesto, él se ofreció a que guardara cama en su habitación, para así atenderlo en lo que necesitara cuando despertara. Finalmente, Morr tuvo a buenas dejar de retenerlo en su reino onírico y poco a poco se despertó e incorporó en la cama.

Yuta le sonrió complacido aunque un poco cansado por pasar la noche en vela. El desconocido parecía estar algo confuso y no era de extrañar en su caso. La experiencia en tratar con enfermos o personas atormentadas le valió para hablarle con tranquilidad, lentamente para que pudiese tener tiempo de asimilar todas sus palabras.

- Buen día, mi nombre es Yuta Takahashi. Soy un seguidor del camino de Shallya. – se levantó para servirle un vaso de agua y llenar así mismo una palancana por si deseaba lavarse la cara. – Unos guardias os recogieron a las puertas de la ciudad, hablasteis de un ataque por parte de unos goblins según nos dijeron antes de caer incosnciente.

Hizo un pausa en la que examinó con cierto aire crítico el rostro de aquel hombre, buscando señales de salud. Que se hubiese despertado era un buen indicio, pero su cuerpo parecía agotado.

- El señor Rompehierro, que regenta esta taberna y la bondad de la diosa os salvaron anoche, puede quedarse a reposar cuanto sea necesario.

Se lo quedó mirando sentado en la cama, esperando que tomase conciencia de la situación extrema por la que había pasado. Sólo esperaba que los recuerdos no le causaran demasiado sufrimiento y que fuese suficiente sensato como para aceptar su invitación a quedarse y puede que luego a desayunar.

_________________

Yuta Takahashi
PJ

Masculino Mensajes : 73

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
54/100  (54/100)
Dinero: 4.800 p

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sobrevolando Eisental...

Mensaje  Jack el Dom Jun 26, 2011 10:33 pm

“¿Un seguidor de Shallya?, vaya parece que he tenido suerte…”

Jack se incorporó y busco con sus manos la herida , palpando en su pierna derecha, tenía algunas vendas y el dolor había desaparecido casi por completo. Miró fijamente al joven iniciado, llevaba unos ropajes sencillos, estaba lleno de tatuajes que interpretó Jack como símbolos de la diosa Shallya, llevaba la cabeza rapada y respecto a su aspecto parecía bastante débil, aunque al estar cerca suya se podía notar una aura de paz y tranquilidad. Unas ojeras delataban que había estado pendiente de él durante toda la noche.

-mmm…gracias.

Y tras estas breves palabras se levantó de la cama cuidadosamente, la cama chirrió, le dolía un poco la pierna pero no era un dolor muy fuerte, podía aguantarlo. Se acercó al escritorio, apartó algunos objetos y se sentó contemplando por la ventana el recién levantado pueblo de Eisental. El aire revolvía el cabello del joven mago.

-Mi nombre es Jack, es un placer Yuta…luego más tarde bajaré a hablar con el dueño.

Revolvía un bolsillo de su túnica y sacó un pequeño saquito de cuero.

-¿Cuánto quieres por tus servicios como médico?, di una cantidad y luego retírate, necesito estar solo.- dijo con una voz fría y segura.

Jack
PJ

Mensajes : 20

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
0/100  (0/100)
Dinero: 4.800 p

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sobrevolando Eisental...

Mensaje  Yuta Takahashi el Mar Jun 28, 2011 10:19 am

El paciente reaccionó lentamente con palabras escuetas, tomando conciencia de lo que había ocurrido a través del relato del iniciado. Este aguardó tranquilamente a que aquel joven se situara mentalmente después del trauma o la crisis sufrida a su llegada al pueblo.
Lo contempló en silencio mientras observaba el lugar por la ventana y la suave brisa agitaba sus dorados cabellos. Desde ahí, nada de lo que se podía ver auguraba el peligro del que huyó convertido en cuervo. Las sencillas gentes se ocupaban de sus labores rutinarias, trajinando de aquí para allá de forma despreocupada.

- No hay de qué… Respondió con suavidad. Ese tipo de cuidados eran uno de los principios de su orden y los hacía de buen grado.

Memorizó el nombre del chico, Jack, y asintió en silencio pues parecía que estaba inmerso en sus propios pensamientos.
Cuando se ofreció para pagar sus servicios de curandero, Yuta se puso en pie y recogió la palancana y los trapos con que había estado humedeciéndole la frente.

- Su recuperación es recompensa más que suficiente para mí Jack, no me debe nada. Pero si aún así se siente en deuda, le sugiero que dedique la cantidad que estime a alguna obra de caridad, un templo o algún necesitado que encuentre por las calles. Se lo agradecería de todo corazón.

Después de esto, realizó una leve reverencia con la mano puesta sobre el corazón y se retiró para dejarlo sólo como le había pedido. No estaría demasiado lejos por si lo volviese a necesitar, pero bajaría a dar la buena nueva al tabernero.
Estaba seguro que se alegraría por varios motivos.


_________________

Yuta Takahashi
PJ

Masculino Mensajes : 73

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
54/100  (54/100)
Dinero: 4.800 p

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sobrevolando Eisental...

Mensaje  Jack el Lun Jul 11, 2011 11:16 am

Tras las palabras de Yuta de despedida rechazando cualquier beneficio por su obra, dejó a Jack solo en la habitación, guardó la bolsita de dinero y mirando al horizonte sus pensamientos de la otra noche volvieron a resurgir en su cabeza de forma violenta, Jack cerró los ojos violentamente, la cabeza le dolía.

“¿Qué me está pasando?...”

Una pequeña luz interrumpió los pensamientos del joven, su colgante estaba parpadeando emitiendo una suave luz.

“Parece que están intentando comunicarse por si ha habido supervivientes…”

Sin saber porque hizo ese acto de rebeldía contra su organización Jack guardo su colgante por dentro de su túnica, cerró la ventana y arregló la pequeña estancia que le había dejado el tabernero para recuperarse.

Salió de la habitación y cerró la puerta, recorrió en silencio un pequeño pasillo lleno de puertas iguales a la suya pero con unos números grabados en ellas que las diferenciaban, finalmente llego a unas escaleras de maderas por donde bajó a la parte de abajo, no había mucho bullicio a aquellas horas de la mañana en la taberna, solo se podían encontrar algunas personas tomando algo para refrescarse o comer pero poco más.

Al bajar completamente pudo ver a su izquierda a un enano corpulento en la barra de la taberna limpiando unos cuantos vasos y platos, Jack supuso que él sería el dueño de la taberna. La taberna estaba decorada mezclando detalles de la raza enana con la humana, dando un toque bastante original y acogedor a aquel lugar. Jack se acercó a la barra dirigiéndose al enano.

-Hola buenas, mi nombre es Jack…gracias por su ayuda.

Jack no era una persona muy sociable y se sentía un poco incómodo tener que dar por segunda vez las gracias en lo que lleva de día.

Jack
PJ

Mensajes : 20

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
0/100  (0/100)
Dinero: 4.800 p

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sobrevolando Eisental...

Mensaje  Jodri Rompehierro el Sáb Oct 22, 2011 10:25 am

Amaneció freso aquel día en Eisental. Una brisa rociaba las calles y obligaba a los aldeanos a tomar una mínima protección como pudiera ser una chaqueta o un fino abrigo de piel para los más temerosos. Se sabía que no era bueno coger un resfriado en aquellos duros tiempos, los remedios naturales ayudaban pero muchas veces lo que determinaba si uno vivía o moría era su propia fortaleza.

En la taberna de Jodri aún no había llegado nadie, estaba vacía, excepto por el tabernero que se preocupaba de dejarlo todo listo para cuando llegaran sus clientes. Barrió el suelo, ordenó las mesas y limpió platos, vasos y cubiertos.

Se oyeron unos pasos bajar por la escalera de madera, y supo que alguno de sus huéspedes había despertado. Dejó de hacer lo que estuviera haciendo y miró aquel tipo. Yuta, un iniciado de la diosa Shallya bajaba y se encaminaba hacia el tabernero.

-Messie Jodri, el chico se recupera. Ya se ha despertado y se encuentra bien.

Yuta parecía contento por los hechos, y Jodri no pudo hacer otra cosa que sonreír. Habían pasado la noche curando sus heridas e intentando que la fiebre le bajara, y al parecer, lo habían conseguido. Después de comentar varias cosas de sus quehaceres diarios, el iniciado desapareció por la puerta. Y segundos más tarde por las escaleras bajó el malherido Jack.

Se acercó a la barra tambaleándose, cojeaba, y en cada pasó parecía que el dolor le volviera a la memoria.

-¡Chico! ¡Chico! ¿Quién te crees que eres? ¿¡El mismísimo Sigmar!? –Jodri salió de la barra para ayudarlo andar-. Aún no estás recuperado, vuelve a la cama si no quieres que esa fea herida se convierta en un recordatorio permanente.

Los humanos eran la segunda raza más cabezota del viejo mundo, y su perseverancia muchas veces les hacía darse con un pico en los dientes. Aceptó sus “gracias” (Fallo Empatía).

-No hay de que chico. Ayudar a la gente es algo que se debe hacer sin dudar. Pero has estado alojando en mi taberna, con que me pagues me sentiré satisfecho. Así son las cosas en estos tiempos que corren.

_________________

Jodri Rompehierro
PNJ

Masculino Mensajes : 201
Empleo /Ocio : Tabernero

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sobrevolando Eisental...

Mensaje  Jack el Dom Oct 30, 2011 1:30 pm

-Tranquilo pensaba pagárselo todo, ahora me gustaría algo de comer y me quedare algunos días más en este lugar.

Dijo Jack sin mirar al enano mientras se sentaba en un taburete cerca de la barra, las tablas del suelo crujían mientras se acercaba, sentía que el colgante le seguía brillando aun estando en el interior de sus ropas, estaría un tiempo aquí pero si decidía escapar de su orden debía moverse porque descubrirían dentro de poco que él habría sobrevivido al ataque…pero…

“¿Por qué he decidido eso?...”

La cabeza de Jack le volvió a dar vueltas no se encontraba muy bien aún las ideas se le amontonaban en la cabeza, no estaba acostumbrado a pensar por él mismo.

-Dime, ¿sabes de algún sitio donde haya una gran biblioteca?...

Preguntó al enano que le estaba preparando lo que le había pedido, Jack estaba apoyado en la barra con la cabeza sujetada en su mano, le había hecho la pregunta al enano, pero Jack parecía como si estuviese ido, sus preciosos ojos miraban a la nada…

Ahora que estaba fuera de la orden, tenía que conseguir hacerse fuerte, ¿Quién le enseñaría hechicería?, debería ser él solo…debería aprender pero para eso necesitaba conocimientos, saber, libros…

Jack oía el ruido de las personas de la calle, oía a lo lejos algunos trovadores, gente despreocupada… ¿le gustaría ser así?...nunca se lo había planteado…que querría ser ahora que había decidido su destino…

Jack
PJ

Mensajes : 20

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
0/100  (0/100)
Dinero: 4.800 p

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sobrevolando Eisental...

Mensaje  Jodri Rompehierro el Sáb Nov 05, 2011 2:40 pm

Aquel chico parecía no necesitar ayuda, su voluntad era suficiente para mantenerlo firme, a pesar de todo lo que había sufrido la noche anterior. En los tiempos que corrían se necesitaban hombres como aquel, capaces de recibir y levantarse, Jodri se orgulleció por el muchacho, aunque sin despreocuparse por completo lo siguió con la mirada hasta que se hubo aposentado en el taburete.

Parecía mucho mejor de lo que cabía esperar. Su constitución era saludable y su ritmo de recuperación estable, al menos, eso daba a entender su rostro. Le pidió algo de comer. El tabernero con una sonrisa en el rostro se dispuso a servirle un buen almuerzo, algo más que digno. Cogió unos trozos de carne recién cortada y pinchados en hierros los dejó cerca del fuego para que se hicieran.

-¿Una biblioteca? –Contestó lamiéndose los dedos-. En Altdorf, allí encontrarás cuantas bibliotecas quieras. Pero aquí en el pueblo… El lugar más parecido a una biblioteca debe ser el templo de Morr, allí siempre están aquellos religiosos con sus tomos. No sé cómo pueden vivir entre dos tapas de cuero.

El enano se preguntaba si aquellos hombres harías alguna cosa más que leer y transcribir textos. Debía de ser bastante aburrido, además, estaban encerrados en aquella lastimosa edificación, sin adornos ni gravados. Jodri no habría soportado vivir entre cuatro paredes, al menos, durante su juventud.

_________________

Jodri Rompehierro
PNJ

Masculino Mensajes : 201
Empleo /Ocio : Tabernero

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sobrevolando Eisental...

Mensaje  Jack el Sáb Nov 05, 2011 7:18 pm

La carne haciéndose calentaba aquella mañana en la taberna, su aroma inundaba el cuerpo de Jack, que le pedía desesperadamente algo que llevarse a la boca y por lo que observaba aquella carne tenía muy buena pinta, no sabía si aquel enano había sido buen guerrero en otra época, pero sus artes culinarias estaban bien demostradas.

Mientras se acababan de hacerse la carne, el enano contestó a la pregunta de Jack, Altdorf donde según parece había inmensas bibliotecas, pero él quería algo cerca de aquí, quería saber si podía sacar provecho a aquella visita en Eisental. El enano le habló del templo de Morr, donde posiblemente tuviesen bastantes libros ya que según él se pasaban todo el día copiando o escribiendo.

“¿Aquellos religiosos?...”

-Vaya, vaya… ¿tantos sacerdotes de Morr hay en esta ciudad?, es extraño…

La pregunta no era para nada estúpida, seguro que el enano llevaba mucho tiempo en Eisental y sabría perfectamente la situación de aquel templo y de la cantidad de personas que habitaban en él, ya que pensaba hacer una visita a aquel lugar, pero para nada formal…Intentaría sacar toda la información que pudiese de aquel tabernero que seguramente fuese el que más sabría de todo el lugar...

Incorporó la cabeza mirando al enano y comenzó a enredar en el pelo de delante de sus orejas dándole vueltas, mientras esperaba la contestación del enano o aquella comida tan exquisita. Pocas veces había comido algo así en la orden...

“¿Habrán encontrado los cadáveres de Mike y Odyssa?... ¿Sabrán ya que él consiguió escapar?...seguro que sí…”

Jack
PJ

Mensajes : 20

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
0/100  (0/100)
Dinero: 4.800 p

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sobrevolando Eisental...

Mensaje  Jodri Rompehierro el Dom Nov 06, 2011 10:14 am

Aquel chico no había entendido sus palabras. En Eisental sólo había un sacerdote, el padre Alfred. Un hombre misterioso y bastante introvertido. Raras veces se lo veía por el pueblo sin uno de sus tomos sagrados, pero a su servicio tenía como media docena de iniciados, futuros hombres que si el destino lo decidía algún día se convertirían en sacerdotes. Todos eran religiosos, y Alfred el sacerdote de Eisental era el encargado de dirigirlos.

-No, chico. Los religiosos son todos los que van al templo a rezar, el resto prefiere vagar de taberna en taberna.

Jodri no entendía a los dioses humanos, eran… ¿Cómo decirlo? Tan quisquillosos. Con sus rituales, con sus procedimientos, todo era un formalismo innecesario. Si se parecieran más a los suyos estarían elogiándolos en tabernas y en bares, derramando cerveza en honor de los buenos dioses. O incluso, en el campo de batalla. Dicen las lenguas que corren que si un enano lucha con todo su coraje y desfallece en combate, Grimnir en persona aparecerá, y con sus robustos brazos recogerá el cuerpo aún latente para llevarlo con él.

“Nuestros Dioses sí son dignos de ser Dioses” –pensó Jodri. Un espeso humo estaba llenando la habitación- “¡La carne!”

Tan rápido como un enano puede echarse a la carrera, Jodri corrió hasta el fuego. Los trozos se estaban volviendo negros, casi chamuscándose. Los recogió con un plató y se lo entregó al humano.

-Espero que te guste bien hecho.

_________________

Jodri Rompehierro
PNJ

Masculino Mensajes : 201
Empleo /Ocio : Tabernero

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sobrevolando Eisental...

Mensaje  Jack el Dom Nov 06, 2011 7:14 pm

Según las palabras del enano solo había un sacerdote en aquel templo, pero que era muy reservado y se dejaba poco ver, aunque eso era lo que esperaba oír, en un principio su problema no era él, sino cuantos ayudantes tenía ya que tendría que pasar desapercibido, primero tendría que ver cómo era aquel templo y elaborar su plan.

Pudo observar como la carne que le cocinaba se empezaba a ennegrecer más de la cuenta y un humo negro cubría ahora el ambiente, el enano parecía estar sumiso en sus pensamientos, pero como si alguien le hubiese pinchado en el culo, el enano reacciono y corría a salvar la carne… o lo que quedaba de ella...Jack resopló y volvió a colocar su cabeza reposando en su mano derecha, mientras observaba como el enano le colocaba en un plato la comida tostada y se lo colaba delante suya.

-No pasa nada…

Respondió Jack al enano cogiendo el plato, peores cosas había comido, para él esto era todo un manjar, empezó a cortar aquella carne carbonizada, mientras pensaba…

“Antes de nada debo organizar mi mente y ejercitar mi cuerpo…llevo demasiados días sin moverme de la cama…”

Pensó Jack con preocupación, miró a aquel tabernero despistado…”Y pensar que hace un momento le estaba alabando por su cocina”…y antes de que le diese la espalda le preguntó:

-¿Sabrías de algún sitio tranquilo no muy lejos de Eisental, donde haya alguna lago, para lavarme y descansar?

Jack se llevó a la boca un trozo de carne y bebió de un vaso de agua que le sirvió el enano, tragó y se sintió mucho mejor, parecía que se estaba recuperando a una buena velocidad y que su cuerpo no había sido tan dañado como él pensaba. Jack esperó alguna respuesta de aquel enano mientras terminaba de comer aquella “sabrosa” carne.

Jack
PJ

Mensajes : 20

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
0/100  (0/100)
Dinero: 4.800 p

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sobrevolando Eisental...

Mensaje  Skabscror el Sáb Nov 19, 2011 6:53 pm

La taberna estaba más o menos llena. Había el ajetreo propio de todos los días de pro la mañana, y un radiante sol reinaba en el firmamento, para alegría de todos los presentes en aquel pueblo, y para alegría de cierta taberna regentada por un enano. La brisa mañanera circulaba a sus anchas.

Pero en las sombras había alguien a quien no le gustaba ese sol, ese maldito astro creado por algún dios cruel específicamente para fastidiar a la raza suprema, un objeto redondo y dorado que no servía para nada, un objeto que cuando llegara el Gran Día desaparecería de la mismísima faz del nuevo Imperio que estaba surgiendo. Si, entonces tan solo habría destrucción, placer, todo tipo de lujos y paridoras solo para el, el futuro señor de Todo. Si, y todos los estúpidos humanos que había ahí y no estaban acabarían esclavizados bajo su yugo, todos y cada uno de ellos, aunque a la estúpida cosa enana la metería en el estómago de una rata ogra o de alguna de sus futuras criadoras...

Eso le recordó para que había venido allí, así que, oculto desde las sombras, no se perdió detalle de la conversación que tenía la cosa-barba con la cosa-rosa. Le habían mandado espiar a aquellos futuros esclavos por un motivo concreto, y no quería fallar a su insigne amo, el gran y cruel Skabscror. Al fin y al cabo, como todo buen skaven, su cuello era lo más valioso... El skaven había entrado sigilosamente sin que lo viera nadie, y espiaba desde una esquina, cerca del otro extremo de la barra.

Despues de una conversación aburrida como las que más, por fin su aguda mente empezó a captar información interesante...

-Espero que te guste bien hecho.

¿Bien hecho? ¿El que? ¿Que estaba bien hecho? ¿Acaso se refería a algún asesinato que acababa de cometer? ¿Alguna traición cometida bien recientemente? ¿Su clan iba a invadir el suyo? ¿Acaso iba a vender una criadora cosa-barba? ¿Como eran las criadoras cosa-barba? ¿Barbeantes? ¿Repugnantes? ¿Comestibles? Tan entretenido estaba pensando en aquello que se perdió la respuesta de la cosa-rosa, y parte de su siguiente pregunta:

-...donde haya alguna lago, para lavarme y descansar?

¿Un lago? ¿Para que? Esta vez estuvo atento a cualquier respuesta que pudiera dar el enano, tanto que casi asomó su hocico rátido desde su escondite al otro lado de la barra. Por si acaso olisqueó su perfume barato para asegurarse de que la cosa-barba no lo olía. No iba a ser descubierto por el olor, claro que no-no. El enano, ajeno a todo aquello, respondió un poco pensativo:

-...Veamos... a las afueras de la ciudad hay un lago tranquilo donde podrías hacer todo eso... pero te aviso que podrías recibir alguna emboscada, yo de ti iría atento, este es un pueblo pacífico, pero últimamente anda agitado...

OFFROL

Si Jodri esta de acuerdo, a partir de ahora narro yo el tema Wink

Skabscror
PJ

Mensajes : 49

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sobrevolando Eisental...

Mensaje  Contenido patrocinado Hoy a las 2:36 pm


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.