Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 43 el Dom Ago 30, 2015 8:17 pm.
Los posteadores más activos de la semana

La Gloria de Eisental - Vigésimo tercer torneo.

Miér Ene 04, 2012 10:10 am por Jodri Rompehierro

Los juglares se encargan de llevar las noticias aquellos que no saben leer, y con sus cánticos transmiten toda la información. Esta vez cantan himnos de guerra, de lucha y combate. Pero más allá de su exagerada visión, comentan el que será el vigésimo tercer torneo de Eisental:


La Gloria …


[ Lectura completa ]

Comentarios: 5

Para todos los usuarios.

Mar Ene 03, 2012 6:59 pm por Jodri Rompehierro

¡Muy buenas mis pequeños y Feliz Año Nuevo para todos!

Empezamos un año nuevo, y mi primera impresión no ha sido muy buena… Puede que esté confundido, o espere demasiado… Pero es lo que me parece y me cuesta decirlo… No sé si entenderéis a lo que me refiero.

En fin, aparte de …

[ Lectura completa ]

Comentarios: 9

Un día especial

Mar Oct 25, 2011 7:05 am por Jodri Rompehierro

Un día especial


Saludos a todos y a cada uno de vosotros. Hoy es un día muy especial, y en nombre de todos los administradores tengo que contaros algo. Esta vez no voy a narrar ningún combate, ni a rolear con vosotros. Creo que lo que voy a deciros es más importante. Algo dentro de mí me …

[ Lectura completa ]

Comentarios: 5


Reproducción

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Reproducción

Mensaje  Hraigh el Sáb Jul 02, 2011 3:02 pm

Scruchter miró solemnemente a su madre, repantingada de mala manera en el suelo sucio y pobre de la habitación diminuta de la posada “La Jarra Derramada”. Mami había estado hasta las tantas “trabajando”, y venía totalmente fatigada, rascándose la entrepierna de mala manera, e intentando sin éxito dormir. Pero Scruchter quería que mami respondiera una pregunta que llevaba atenazándolo todos sus catorce años de vida, una pregunta bastante intrigante.
-Mami… ¿Quién es mi padre?
“Mami” se levantó del suelo y miró a su hijo somnolienta y cansada, con una mirada entre confundida y furiosa. A punto estuvo de soltarle una guanta’ a su hijo, no obstante se contuvo y volvió a tumbar su cuerpo de puta en el suelo mohoso, sucio y pobre, aplastando por el camino a una cucaracha.
-Buena pregunta, hijo… buena pregunta…
………………………………………………………….
Linfiel no se lo podía creer… una de sus damas de la corte acababa de dar a parir a un niño…. ¡Increíble! Toda la corte había venido a ver al bebe de orejas picudas, ya que hacia ya mucho tiempo que en la corte de Athel Amaraya no se veía ningún infante. Desde luego era un día glorioso.
Lo que no se sabía era quien sería el padre… pero eso ahora poco importaba, el hecho era que… bueno, lo primero sería dejar que el niño (¿o niña?) descansara…
Y en esas estaba la corte élfica pensando cuando apareció una sombra fugitiva, que en un abrir y cerrar de ojos se coló entre los guardias, pasó por cuchillo al Rey Linfiel, y se llevó al niño. Hargreik Vejiga Negra había conseguido su propósito. Ahora solo tendría que huir de Ulthuan y traer al nuevo “recluta” a Naggaroth…
……………………………………………………………..
Grokscar ColaMojada mordió su cola escamosa (esa no, salido XD) y miró de forma temerosa a la criadora skaven. Desde luego, los quince minutos que habían pasado fornicando habían resultado de lo más productivos. A pesar de que estaba un tanto agotado, el guerrero del clan Skyrre Grokscar estaba bastante satisfecho, así que sonrió con sus dientes ajados y sucios y palmeó con la garra delantera su taparrabos.
Se dio la vuelta para no ver como el siguiente en la cola se ponía encima de la criadora para proseguir con el proceso. Grokscar estaba enterado de que la criadora había pasado recientemente su periodo de gestación, apenas unos momentos antes de que llegara el, por lo que muy seguramente…
Mmm… Tendría que pensar en cómo deshacerse de sus “descendientes”… no quería problemas en el futuro…
…………………………………………………..
Xeq’ E’Qual estaba feliz, o por lo menos gozaba de un estado de ánimo cercano a lo que los sangres-tibia llamaban felicidad. La nueva generación acababa de salir del pozo de desove. Eran eslizones, pequeños, con cresta naranja, escamas de un marrón avellana, y barrigas carnosas marrón oscuro. Si, era perfecto…
Los eslizones estaban empezando a abrir los ojos, confundidos por su llegada a un nuevo mundo. Poco a poco, fueron saliendo del pozo de desove, mirando un tanto confundidos a su alrededor, y dejando que sus cuerpos reptilianos absorbieran la luz del Sol. Apenas eran unas crías, de tamaño bastante pequeño como para poder pelear. Xeq’El’Qual se dirigió a los eslizones con una voz siseante y profunda:
-Empezad a entrenar para la guerra…Ya…
………………………………………………..
TripaDura,el jefe ogro de los TripasDuras, dejó que el líquido amarillento y refrescante de la cerveza circulara por su garganta de manera correosa, consiguiendo iluminar su cerebro. Ahora que ya tenía ánimos, tiró la jarra ahora vacía al suelo, alzó su garrote al cielo, y golpeó fuertemente al enano rojo que tenía enfrente. Un fuerte estruendo de eructos y gritos sugirió al jefe que sus muchachos lo estaban siguiendo.

La incursión estaba yendo de puta madre. La fábrica enana de cerveza había sido pillada por sorpresa con relativo éxito, y la vanguardia ogra estaba haciendo pedazos a los pobres enanos desprevenidos. No tenían nada que hacer. Entre los ogros había uno en especial, con barba negra y barriga enorme, que encabezaba ek ataque y destrozaba y eructaba como el que más…

TripaDura pensó que el nuevo recluta peleaba de puta madre, y eructaba de puta madre. Con un barrido de su enorme cachiporra, mas grande que la de TripaDura,el nuevo mató en el acto a tres enanos que tenía en frente. Con otro golpe de su arma destrozó el escudo de otro. Sin duda, si los ogros no se esforzaban, sería el nuevo el que cobrara la preciada recompensa de las cosas-rata, y no ellos.

Lo que los ogros no sabían era que el nuevo era nueva…

Era una ogra…
…………………………………….
-Por Grugnir… ¿Otra vez vuelves tarde? ¡Qué has estado haciendo hoy?

-Pues…. He estado cazando orcos, como siempre.

-¿Ah, sí? Cazando orcos….¡Pero serás irresponsable! Tendría que hacerme matadora, por la vergüenza de tener que aguantarte

-Pero… ¿Qué he hecho?

-¿Qué qué has hecho? ¿Qué qué has hecho? Otra vez has dejado abandonado a tu futuro hijo y a tu esposa…

-Pero…. Es mi deber para con el clan…
-Para con el clan….para con el clan….¿Y para tu familia que, una mierda?

-Pero, por favor, Tityk, no te enfades…

-Que no me enfade, que no me enfade… no se que vio mi padre en ti, solo eres un puto inútil de mierda…

-Cuidado con lo que diceeeeeees, cuidado…

-¿CÓMO?

-Que….que…que un respeto, que soy el señor del clan

-Ni respeto ni porras, ahora te vas a contarle tus “respetos” a los barbaslargas. ¿No quieres cazar orcos? Pues cásate con ellos, si tanto los quieres…

-Vale,, vale, coñiiio, me voy… “Consíguete una cónyuge, lo pasarás bien” “Las enanas son el futuro”… una porra…

(Extracto de diálogo de un matrimonio enano)
………………………………………………………….
El poblado humano apestoso estaba en llamas. Los hombres bestia habían entrado en tromba en el poblado por la noche, arrasando por el paso a toda resistencia que opusieron las defensas locales, y quemándolo y destruyéndolo todo sin ton ni son, todo quedó destruido.

El actual líder de la manada, Gorgus, iba en cabeza de la manada, decapitando y rugiendo a sus súbitos, dándoles nuevas coordenadas. El antiguo jefe, Korg, no se encontraba en el poblado, ya que había dado un rodeo y ahora huía por Drakwald.

Gorg lideró de nuevo la persecución. Korg estaba en celo, y Gorgus tenía ganas de hacer un par de cosas al respecto…
…………………………………………………………..
Casi toda la tribu orca estaba durmiendo en el campamento, con el humo de la hoguera todavía existente, y algunos ronquidos orcos que perturbaban la tranquilidad reinante. Todo era así excepto por una figura enorme y verde que andaba en puntillas hacia la cabaña más grande, la del líder del Waagh.
El orco, de nombre Gorztug, pensó (cosa rara) que tan solo el líder podía conocer la solución a la inquietante pregunta que instigaba a voces su diminuto cerebro orcoide, así que siguió caminando en silencio en dirección a su líder.
Se metió en la tienda y comprobó aliviado que er jefe estaba despierto, contemplando aburrido las musarañas. Er jefe volvió la cabeza y cogió su hacha, y a continuación se levantó, comprobando que el que venía a molestarle era uno de sus guerreros. Como este venía desarmado, el jefe empezó a mostrarse inquisitivo por el motivo de la visita, que, si todo iba bien, sería agresiva. Tímido y callado, Gorztug formuló la pregunta:

-Jefe… ¿De donde zalen loz orkoz?

El receptor de dicha pregunta miró de forma extrañada a su subordinado, miró al cielo, se llevó una mano a la barbilla, se la rascó, empezó a pensar, se rascó un poco la cabeza, y tomó una resolución satisfactoria. Cogió el hacha, la clavó en la cabeza de Gorztug, salpicando de paso toda la tienda de sangre verde y viscosa, y formuló la respuesta:
-¡Waaaaaaagh!

Hraigh
PJ

Mensajes : 95

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
0/100  (0/100)
Dinero: 4.800 p

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.