Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 43 el Dom Ago 30, 2015 8:17 pm.
Los posteadores más activos de la semana

La Gloria de Eisental - Vigésimo tercer torneo.

Miér Ene 04, 2012 10:10 am por Jodri Rompehierro

Los juglares se encargan de llevar las noticias aquellos que no saben leer, y con sus cánticos transmiten toda la información. Esta vez cantan himnos de guerra, de lucha y combate. Pero más allá de su exagerada visión, comentan el que será el vigésimo tercer torneo de Eisental:


La Gloria …


[ Lectura completa ]

Comentarios: 5

Para todos los usuarios.

Mar Ene 03, 2012 6:59 pm por Jodri Rompehierro

¡Muy buenas mis pequeños y Feliz Año Nuevo para todos!

Empezamos un año nuevo, y mi primera impresión no ha sido muy buena… Puede que esté confundido, o espere demasiado… Pero es lo que me parece y me cuesta decirlo… No sé si entenderéis a lo que me refiero.

En fin, aparte de …

[ Lectura completa ]

Comentarios: 9

Un día especial

Mar Oct 25, 2011 7:05 am por Jodri Rompehierro

Un día especial


Saludos a todos y a cada uno de vosotros. Hoy es un día muy especial, y en nombre de todos los administradores tengo que contaros algo. Esta vez no voy a narrar ningún combate, ni a rolear con vosotros. Creo que lo que voy a deciros es más importante. Algo dentro de mí me …

[ Lectura completa ]

Comentarios: 5


[AE] Narendeth

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[AE] Narendeth

Mensaje  Narendeth el Vie Jul 22, 2011 10:05 am

Nombre: Narendeth

¿Primer personaje? No

Raza: Alto Elfo

Sexo: Femenino

Edad: 175 años

Profesión: Embajadora (aprendiz)

Descripción física:
El metro ochenta y cinco de estatura combinado con la delgadez de su estilizada figura me dan el aspecto de fragilidad y debilidad tan propio y engañoso de los de mi raza, a demás de contribuir a la sensación de que he sido “estirada”, como obligada a crecer más de la cuenta según los cánones humanos. Pero no soy un vulgar humano de vida breve, soy una Asur y como tal, me siento orgullosa de que los rasgos de mi rostro me distingan de las otras razas que no cuentan con el favor de los Dioses.
Mis cabellos son dorados cual trigo en verano y bastante largos para sobrepasar mis hombros; mis ojos de un azul cielo intenso. Afortunadamente, apenas quedan marcas en mi cuerpo que atestigüen el calvario sufrido y que tengo buen cuidado de ocultar, tanto las cicatrices de mi espalda como las de mis piernas y vientre.
Desde que perdí mis pertenencias y me he visto con la necesidad de vestirme con las burdas ropas imperiales, suelo usar una falda larga y ligera que me permite libertad de movimientos; un peto de cuero reforzado sobre el pecho, una camisa… cinturón… en cuanto tengo ocasión busco prendas de mejor calidad y a poder ser con los colores blancos y azules distintivos de nuestra noble estirpe.
Spoiler:

Descripción psicológica: He cambiado más de lo que me gustaría admitir en las últimas décadas. Nosotros los elfos, nacemos cerca de la perfección y tan sólo debemos potenciar nuestros dones con relativa calma. Unas décadas no cuentan demasiado para nosotros, pero por lo visto sí los puntuales sucesos que acontecen en tan poco tiempo.
Ahora, soy más pragmática y menos cordial que antaño. Las injusticias nublan mi mente como nunca lo habían hecho antes, incluso aunque atañan a otras razas o sucesos con los que no tenga nada que ver.
También he aprendido a tolerar a los humanos y algunos, incluso se han ganado mi respeto y agradecimiento, aunque son los menos. Por la mayoría he llegado a sentir el aprecio y simpatía que ellos parecen sentir por un animal de compañía o un halfling. Nada más. A pesar de todo aún me cuesta relacionarme con los enanos, pero ahora se debe a los recuerdos que me inspiran.

Me siento atrapada entre dos mundos, mi eternamente bello Ulthuan al que deseo regresar y el llamado Viejo Mundo, que me ha dado lecciones de cruel realidad y que da un nuevo e inesperado sentido a mi vida.

Pertenencias:
Casi todo cuanto poseo es una espada, un cuchillo arrojadizo dentro de cada bota, algunos enseres propios de quien acostumbra a viajar (un par de mantas, yesca, provisiones...), mis ropas entre las que quizás destaca el peto de cuero reforzado que proteje mi pecho y unas botas resistentes.

Familia:
Se encuentran todos en Ulthan; padre, madre y tres hermanos más jóvenes que yo. Son mi primer pensamiento cuando me levanto y el último cuando me acuesto.

Historia: Mi nombre es Narendeth y soy nativa de Ulthan, más allá de vuestro Océano del Oeste, ese lugar que los humanos sólo llegaréis a conocer en vuestros sueños. Mi familia habitó durante generaciones en Tor Elyr, una ciudad de bellas edificaciones blancas y marmoleas, sobre un terreno donde brotaba generosa la vegetación al resguardo de las montañas.
Ahora me encuentro captiva en este lugar extraño llamado Viejo Mundo pero… seguro que sentís curiosidad por el modo en que llegué aquí. Estas son partes del diario que elaboré para dejar constancia durante esos años.

***

Es mi primer viaje como embajadora de nuestra nación, nuestro Imperio. Los nervios se acumulan en mi estómago agitandose como mariposas. Me trnaquiliza saber que la mayor responsabilidad recae en mi Maestro.Hemos salido por la puerta de Loren al gran océano, allá en el puerto las naves del ejército del Rey Fénix nos dan la despedida. Tan sólo partimos con una sencilla escolta para no alertar a los salvajes del otro extremo del mundo cuando nos vean llegar. Suenan las trompetas y se agitan velas y banderas al emprender el viaje.

***

¡Nos abordaron! Durante la noche a traición antes de que nos diésemos cuenta, las arcas negras surgieron de entre la bruma como lobos para asaltar nuestras embarcaciones. No sé cuánto tiempo podré permanecer oculta, no sé cuánto tiempo podré seguir dejando testimonio de lo que aquí acontece.
Nuestra propia sangre corrompida pasa a cuchillo y espada las gargantas de los hombres armados. Parece que nunca vayan a dejar de subir a bordo. Son demasiados y aunque la resistencia es feroz, no dan un paso atrás, ¿cómo han de hacerlo sin conocer el miedo a morir en la batalla estos hermanos nuestros que ya nacieron con esta idea en sus cabezas?
Vienen a por mí, los oigo acercarse.

***

Nos dividen, nos examinan como a ganado y nos humillan de la forma más cruel y vejatoria que encuentran para cada cual, disfrutando de ello como si les insuflara vida. Me equivocaba al seguir considerándolos de nuestra raza, de nuestra sangre. Son hijos de demonios nacidos para sembrar el caos y el dolor por donde pasan.

De los nuestros, los más fuertes son llevados a su tierra maldita, quien sabe con qué fin. Entre ellos se encuentra mi maestro, un hombre bueno y santo que me ha instruido y cuidado desde que tengo memoria. Lo separan de mí y rompen un pedazo de mi alma sin saberlo.
Los heridos y los que consideran más débiles son lanzados sin miramientos al océano. Al resto nos llevan al Viejo Mundo. Temo que pretendan vendernos como esclavos, temo que la suerte de los caídos sea mejor que la nuestra.


***

¡Gran retumbo el de las columnas que marchan! Tantos como son, con relucientes armaduras y cascos, lanzas y terribles bestias de pasos pesados y nerviosos como monturas. Nunca tuvimos una sola posibilidad.
¡Anunciada está la guerra! Entre ellos se escuchan palabras de ánimo y valor, de ansias de sangre. Desconozco su enemigo, pero dudo que corran mejor suerte que nosotros.
Todo eso puedo ver yo desde mi castigada posición, encadenada junto a humanos y enanos, como si fuésemos la misma cosa. La capa de cara seda negra ondeaba al cuello de su portador, junto a ella relucía un medallón plateado y sangriento, más abajo, el pomo de la espada…

***

Sigue adelante la tropa. El paso pesado de los reptiles, el avance ruidoso de la caballería y el traqueteo de las piezas de artillería empujadas y tiradas al tiempo por los esclavos. El líder de la comitiva no ha descuidado su aspecto a pesar de las penurias que pasamos día tras día, su guardia personal parece incluso protegerlo del polvo del camino.
Entre sus pertenencias distingo las armas de los nuestros. ¡Cuántos juramentos y compromisos de venganza recaen sobre esas hojas de acero!

***

La noche llena de nuevas perversiones da paso a las nubes doradas del amanecer. Ha sonado la llamada para ponernos en marcha. Esta gente surge de escondrijos y tiendas para formar las bien distribuidas columnas. Marchamos, y lo hacemos con dificultades.
Uno de los aguadores no puede evitar que se rompan las cuerdas y dos grandes tinajas estallan contra las peñas. Al menos muere con rapidez.
Hemos empezado a enfermar, también los suyos y por el camino van quedando hombres y bestias. Oigo las conspiraciones de los que comparten mis cadenas “Antes de estar demasiado débiles…” dice un enano “Escapar” ¿sería posible tal hazaña?

***

Me hubiese unido de haber podido. Pero los druchii me querían cerca para pasar las noches. Es plena noche cuando se da la alarma, pero la reacción es rápida y certera. Son más ágiles que esos humanos y el enano, también los distinguen en la oscuridad…
Cautivos de nuevo juegan cruelmente con ellos. Al enano le cercenan las manos pero lo mantienen vivo y cuidado para que sobreviva a sus heridas. A los humanos les dan otra ocasión para huir, dejándoles unos segundos de esperanza antes de dispararles por la espalda.
Hay uno de ellos que se resiste, quizás no sabe que está igualmente condenado y tan sólo alarga lo inevitable. Pelea heroicamente hasta acabar con la vida de uno de sus captores, luego con otro. Nunca vi tal furia en el combate. Pero finalmente lo abaten entre cuatro. Parecen satisfechos y le perdonan la vida, tal vez traten de convertirlo en su mascota.
Esa noche, después de entretenerse conmigo, me ceden al nuevo campeón. Ya no me queda orgullo y tan sólo resto asustada y temblando en la tienda.
Es extraño. El bárbaro toma el dorso de mi mano para besarla y se acuesta en el lecho sin volver a tocarme en toda la noche. Le susurro palabras de agradecimiento en mi lengua.

***

Salimos las garras del león para caer en el nido de los escorpiones. La avanzadilla de hombres regresa con algunos trofeos de caza, grandes cabezas verdes con temibles fauces y otras más pequeñas de aspecto grotesco. Los cuerpos los han desollado por placer sobre las rocas dejando su marca de muerte como testimonio de su paso. Vamos dejando atrás la sombra de los bosques a medida que ascendemos. Podemos ver alguna villa de casas derruidas pero seguimos avanzando. Los esclavos se muestran nerviosos.

***

El orgullo precede a la caída dicen los sabios. Supongo que no se referían a despeñarse por estas escarpadas montañas pero me satisface comprobar que tenían razón. Somos descubiertos y atacados por las fuerzas imperiales de los humanos, por lo visto no habíamos pasado tan desapercibidos como creíamos o por el camino quedó algún superviviente que nos descubrió. Tal vez nos hemos acercado demasiado sin saberlo a sus fronteras. Ellos están armados y son numerosos, muchas de las tropas de los druchii se encuentran enfermas o fatigadas. No pelean con el orden militar al que están acostumbrados los Druchii y pronto cunde el caos.
La vergüenza cae sobre los vencidos por haber perdido ante unos simples humanos.
Somos rescatados, casi no lo puedo creer. Nos liberan de las cadenas, nos alimentan y curan nuestras heridas. Me encuentro en un grupo de treinta humanos, pero ninguno de ellos es el campeón que tan gentilmente me trató. Espero que esté bien y a salvo.

***

Ahora somos una especie de familia a causa de las desgracias compartidas. No me tratan de modo distinto a pesar de mi sangre y yo les agradezo que así sea.
Compartimos todo cuanto tenemos, que es poco, hasta que nuestros caminos finalmente se separan. Buscan sus familias, olvidar todo lo acontecido. Yo tengo que buscar mi lugar en este mundo.
He conseguido ganarme el sustento como traductora en alguna ocasión y como aventurera en otras. Mis pasos me llevan a una nueva ciudad llamada Eisental...

Características primarias:

Habilidad de armas (HA): 20 12= 32
Habilidad de proyectiles (HP): 30 10= 40
Fuerza (F): 20 5= 25
Resistencia (R): 20 13= 33
Agilidad (Ag): 30 9= 39
Inteligencia (I): 20 15= 35
Voluntad (V): 20 16= 36
Empatía (Em): 20 10= 30

Características secundarias:

Magia (Ma): 0
Heridas (H): 12
Bonificación por Fuerza (BF): 2
Bonificación por Resistencia (BR): 3
Movimiento (M): 5
Puntos de destino: 2
Protección: 0 salvo pecho [1]

Atributos raciales:


· Habilidades:
*Hablar idioma "Eltharin, Reikspiel" (Esta habilidad sirve para comunicarse con otros en un idioma común para ambos. La mayoría de lso idiomas del Viejo Mundo derivan de una misma lengua antigua, pero las raíces comunes están tan profundamente enterradas que a todos los efectos cada raza o nación habla su propio idioma. En circumstancias normales y si todos los hablantes conocen el idioma, no es necesario hacer tiradas de habilidad. Tendrán que hacerlo para imitar o comprender acentos locales, o para hablar como un nativo cuando no se es tal)
*Sabiduría popular "Elfo" (Se usa la Sabiduría popular para recordar las costumbres, instituciones, tradiciones, personalidades públicas y supersticiones de una nación, grupo cultural o raza. La Sabiduría popular no representa un aprendizaje intelectualista, sino los fundamentos que se aprenden creciendo o viajando por una región en particular)
Carisma (Esta habilidad se usa para manipular a los demás: lograr que cambien de opinión individuos y grupos pequeños, mentir convincentemente, tirarse un farol e incluso mendigar. En el Carisma también se incluye la insinuación y la seducción)
Leer/escribir (Esta habilidad se usa para leer o escribir en cualquier idioma en el que sepas hablar. En condiciones normales no se requiere ninguna tirada de habilidad "ni para leer ni para escribir", aunque son necesarias para descifrar fraseologías confusas, usos arcaicos y giros idiomáticos poco frecuentes)
Sabiduría académica (La Sabiduría se usa para recordar hechos y cifras relevantes, y “si se tiene acceso a las instalaciones o recursos apropiados" para investigar. La Sabiduría académica indica una profundidad de conocimientos muy superior a la Sabiduría popular en tu oficio, y requiere un estudio exhaustivo)

· Talentos:
*Visión nocturna (Puedes ver extremadamente bien en la oscuridad natural a distancias de hasta 30 metros. Este talento no funciona en la oscuridad total; se necesita una iluminación equivalente a la luz de las estrellas para que sirva de algo)
*Vista excelente (Tienes una vista penetrante)
Viajero curtido (Tienes una experiencia de viaje exhaustiva)

Narendeth
PJ

Mensajes : 13

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
0/100  (0/100)
Dinero: 4.800 p

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [AE] Narendeth

Mensaje  Unàndil el Dom Jul 24, 2011 11:22 am

Ya has aplicado los cambios, muy bién. La ficha es muy correcta y la historia, en mi opinión, muy convincente. Cuando algún admin te dé los permisos ya podrás rolear. Saludos!

_________________
UNÀNDIL
*Moderador de Creación de Personajes (Altos Elfos)*
*Administrador de Nobles de Ulthuan*
*Ficha de Unàndil*

"Porque somos los Asur,
la auténtica estirpe de Aenarion,
y Ulthuan nunca caerá"

Unàndil
Moderador

Mensajes : 84
Empleo /Ocio : Embajador

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
65/100  (65/100)
Dinero: 4.776 p

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.