Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 3 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 3 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 43 el Dom Ago 30, 2015 8:17 pm.
Los posteadores más activos de la semana

La Gloria de Eisental - Vigésimo tercer torneo.

Miér Ene 04, 2012 10:10 am por Jodri Rompehierro

Los juglares se encargan de llevar las noticias aquellos que no saben leer, y con sus cánticos transmiten toda la información. Esta vez cantan himnos de guerra, de lucha y combate. Pero más allá de su exagerada visión, comentan el que será el vigésimo tercer torneo de Eisental:


La Gloria …


[ Lectura completa ]

Comentarios: 5

Para todos los usuarios.

Mar Ene 03, 2012 6:59 pm por Jodri Rompehierro

¡Muy buenas mis pequeños y Feliz Año Nuevo para todos!

Empezamos un año nuevo, y mi primera impresión no ha sido muy buena… Puede que esté confundido, o espere demasiado… Pero es lo que me parece y me cuesta decirlo… No sé si entenderéis a lo que me refiero.

En fin, aparte de …

[ Lectura completa ]

Comentarios: 9

Un día especial

Mar Oct 25, 2011 7:05 am por Jodri Rompehierro

Un día especial


Saludos a todos y a cada uno de vosotros. Hoy es un día muy especial, y en nombre de todos los administradores tengo que contaros algo. Esta vez no voy a narrar ningún combate, ni a rolear con vosotros. Creo que lo que voy a deciros es más importante. Algo dentro de mí me …

[ Lectura completa ]

Comentarios: 5


Lindórië llega a Eisental

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Lindórië llega a Eisental

Mensaje  Lindórië el Mar Sep 27, 2011 6:39 pm

La jornada había sido dura, la noche anterior Lindórië apenas pudo dormir por culpa de la lluvia y la noche empezaba a caer, había sido un largo día de camino hacia...... Quién sabe donde. Los pasos empezaban a hacer mella y Lindórië se sentira cansada, además los pensamientos que habían comenzado a aotrmentarla semanas atrás volvían a hacer acto de presencia en su mente mientras caminaba por el pueblo:

"Otro días mas que termina y aún no se hacia donde me dirijo, hace meses que partí de mi casa y hasta el momento no he hecho nada, salvo moverme de un lugar a otro sin saber donde marchar."

Y ciertamente lindórië empezaba a sentirse bastante decepcionada, las historias que había oido de su padre jamás la hicieron imaginar que el mundo de los humanos fuera así, un mundo lleno de desconfianza y de miseria, donde Lindórië sabía que no podía fiarse de nadie, esto la hacia sentir realmente sola y anhelaba el encontrarse con alguno de los suyos, podría decirse que incluso sentía miedo. Mientras paseaba por las calles del pueblo no pudo evitar darse cuenta de como la miraban las gentes que se cruzaban con ella. Así pués decidió ponerse por encima su capucha, intentando pasar desapercibida, tarea bastante dificil, puesto que sus vestimentas la delataban, además de los largos cabellos rubios que asomaban por fuera de su capucha resbalando por su busto, no era normal que mujeres de bellos claros y de tal estatura pasearan por las calles del pueblo y menos aún en esas horas. A pesar de esto, el ir con la cara cubierta la hacia sentirse mas segura y esto consiguió hacerla olvidar por un rato las miradas de los humanos. Finalmente sin saber donde iba terminó percatandose de que se dirigía hacia las afueras del lugar.

"Creo que será mejor dejar de andar por hoy, volveré dentro y buscaré un lugar donde reposar."

Dispuesta a retornar sobre sus pasos, no puedo evitar por un momento fijarse en un estancia unos metros mas alante donde la luz asomaba al exterior por varias ventanas, para su sorpresa pudo ver que se trataba de una: - "La jarra derramada".- alcanzó a leer. A primera vista el sitio no le parecía muy acojedor pero ciertamente pocos cosas encntadoras podía recordar de estos ultimos meses. Lindórië odiaba meterse en este tipo de lugares, si era común que llamara la atenciñon allá por donde viajaba, más aún lo era en estancias tan encojidas y con tanta gente en su interior, aún así era el mejor lugar al que podía acudir si queria pasar la noche.

Sin pensarselo mucho mas Lindórië atravesó la puerta hacía el interior de la taberna, cabizbaja y tapandose con su capucha como si esto fuera a esconderla de la vista de los demás. Ciertamente pudo notar como las vistas se fijaban en ella, aunque la mayría de estas fueron vistas rápidas, aprecía que los allí presentes tenían mejores cosas en las que preocuparse que en la entrada de un elfo y al cabo de unos segundos eran unos escasos sorprendidos los que aún fijaban su vista en ella. Lindórië se acercó a un rincón cerca de la barra y esperó que el tabernero estubiese cerca para dirijirse a el. Cuando esto ocurrió Lindórië se sintió ciertamente sorprendida, UN ENANO TRÁS LA BARRA, lo que faltaba, este tipo de gente no traia mucha confianza a la elfa, pero ya estaba acostumbrada a tratar con este problema. Así pués se levantó la capucha para dirijirse a el, eso hizo que de nuevo numerosas miradas se fijaran en ella, lo que la hizo sentirse abochornada sin la protección de su capucha, aún así se dirijió al tabernero de un modo sosegado, en tono bajo y con una actitd bastente distante.

- Necesitaría un lugar para pasar la noche, ¿Podría usted proporcinarmelo?.

Lindórië deseaba poder desaparecer de allí abajo y quedarse a solas de uan vez por todas. Mientras el tabernero la respondía, tan siquiera le miraba, mezcla de todos los sentimientos que la afloraban en ese momento, simplemente se dedicaba a mirar los distintos rincones y personajes de la taberna intentando no fijar su vista en ningún punto.


Lindórië
PJ

Mensajes : 5

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
0/0  (0/0)
Dinero: 4.800 p

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lindórië llega a Eisental

Mensaje  Jodri Rompehierro el Mar Oct 04, 2011 1:38 pm

El suave crepitar de la llamas envolvía toda la taberna y la luz de aquellas danzarinas llamas formaba oscuras sombras en los presentes. Jodri se había levantado temprano como de costumbre, pero esta vez fue al bosque a recoger un buen puñado de leña, sabía que el tiempo estaba cambiando y que pronto llegarían los días fríos del invierno. Sus huesos le avisaron, pero no tampoco hubiera sido necesario después de ver el chaparrón que cayó la noche pasada. Ahora, la taberna parecía un lugar acogedor. Los presentes se acercaban al fuego de la chimenea para caldear sus cuerpos mientras charlaban sobre sus quehaceres diarios y jugaban a prever el tiempo que haría mañana.

-¡Por Sigmar! ¿No veis la tormenta que se avecina?

-Esto son sólo unas lluvias pasajeras, nada de lo que preocuparse –contestó un hombre ataviado con un abrigo de piel de oso, y añadió unas risas burlonas.

-No, no puede ser. Ahora empieza la estación de lluvias y pronto el frío viento azotará con más bravura. La tormenta de ayer fue la señal de que el invierno ha llegado.

-Eso son sandeces. Aún quedan varias semanas de buen tiempo –respondió otro.

-Ah ¿sí? –replicó en tono burlesco.- ¿Y lo de ayer que fue? ¿Un apreció de dios Ulric?

-¡No deberías hablar así de los dioses! Lo único que conseguirás será que Taal se enfurezca más y el invierno se te atragante –sus facciones se endurecieron y su voz sonó agresiva.

-¡Pensad lo que queráis! Es así, dentro de unos días sentiréis como el frío os cala los huesos –el hombre se levantó y lentamente, con la mirada baja, se alejó hasta salir del lugar.- Ya lo veréis…

Jodri que había estado sirviendo un par de jarras en una mesa cercana se acercó al escuchar el barullo que se había montado en un momento.

-¿Algún problema, chicos? –una sonrisa se dibujó en el rostro del tabernero. Aquellos eran unos de sus feligreses habituales. Sabía que eran buenos chicos, y que raras veces armaban jaleo.

-Aquel extranjero –hizo un gesto con la cabeza para indicarle al hombre que salía por la puerta-. Viene aquí y nos abruma con sus pesimistas predicciones. Como si no tuviéramos bastante con el trabajo del campo.

-¡Aquí venimos a divertirnos! ¿No es así? –un coro afirmativo clamó en respuesta y las risas de todos se entremezclaron.

Jodri rió con ellos. Era verdad que muchos más pesares había por el mundo, sobretodo en la población de clase más baja, y que la taberna era un lugar donde se olvidaban los problemas por un tiempo.

-No deberíais tratar así a los forasteros. Si no fuera por sus monedas mi negocio acabaría en la ruina –les dedicó una mirada de complicidad.

-¡Eso no lo permitiremos nunca! ¡Tráenos otra ronda de cerveza!

Y así fue, Jodri se alejó hacía la barra para servir aquellos hombres un poco de su licor, mientras que en la barra le esperaba una mujer preciosa de rasgos afilados, cabello dorado y ojos oscuros. No le costó demasiado identificar su procedencia. Aunque tratara de ocultar sus rasgos no podían negar su ascendencia élfica.

-¿Qué va a ser señora?

Su delicada voz se le antojó extraña acostumbrado como estaba a escuchar rudos campesinos.

-Tengo un par de habitaciones libres. ¿He de suponer que alguien la acompaña? Si no, tengo una habitación individual preparada –era extraño que una elfa de sus características viajara sola por el mundo y supuso que algún hombre la acompañaría.

_________________

Jodri Rompehierro
PNJ

Masculino Mensajes : 201
Empleo /Ocio : Tabernero

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.