Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 43 el Dom Ago 30, 2015 8:17 pm.
Los posteadores más activos de la semana

La Gloria de Eisental - Vigésimo tercer torneo.

Miér Ene 04, 2012 10:10 am por Jodri Rompehierro

Los juglares se encargan de llevar las noticias aquellos que no saben leer, y con sus cánticos transmiten toda la información. Esta vez cantan himnos de guerra, de lucha y combate. Pero más allá de su exagerada visión, comentan el que será el vigésimo tercer torneo de Eisental:


La Gloria …


[ Lectura completa ]

Comentarios: 5

Para todos los usuarios.

Mar Ene 03, 2012 6:59 pm por Jodri Rompehierro

¡Muy buenas mis pequeños y Feliz Año Nuevo para todos!

Empezamos un año nuevo, y mi primera impresión no ha sido muy buena… Puede que esté confundido, o espere demasiado… Pero es lo que me parece y me cuesta decirlo… No sé si entenderéis a lo que me refiero.

En fin, aparte de …

[ Lectura completa ]

Comentarios: 9

Un día especial

Mar Oct 25, 2011 7:05 am por Jodri Rompehierro

Un día especial


Saludos a todos y a cada uno de vosotros. Hoy es un día muy especial, y en nombre de todos los administradores tengo que contaros algo. Esta vez no voy a narrar ningún combate, ni a rolear con vosotros. Creo que lo que voy a deciros es más importante. Algo dentro de mí me …

[ Lectura completa ]

Comentarios: 5


Recién llegado

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Recién llegado

Mensaje  Yuta Takahashi el Dom Nov 14, 2010 9:20 pm

Hacía unos días que se había separado de la caravana de comerciantes; se dirigían hacia el sur por encargo de un noble sylvano, transportaban todo tipo de mercancías, algunas de ellas de aspecto sospechoso, pero claro, Yuta no era quien para juzgar ni preguntar a aquellas gentes, no conocía muy bien a los gitanos y aunque su plaza dentro del grupo se la había ganado gracias a un par de curas y unas monedas, tenían aspecto de ser capaces de quitarle hasta los calzones y abandonarlo maniatado en mitad del camino. Afortunadamente, también eran gente supersticiosa y realmente, el iniciado apenas tenía posesiones de valor que les pudiesen interesar, así que el viaje trascurrió con relativa calma.

Ahora se encontraba en las cercanías de Einsental, una ciudad, principalmente humana que se encontraba más cercana a su tierra natal, Kislev. Aquello le traía un sinfín de recuerdos de su niñez entre caballos y tiendas de pieles; casi podía sentir el olor a cuero recién curtido y el sabor de la leche de yak recién ordeñada.
La verdad, es que empezaba a tener hambre y la noche empezaba a asomar por encima de la espesa capa de ramas y hojas del bosque, así que se dispuso a pasar la noche en ese lugar, recogió unos guijarros y ramas secas para encender una hoguera, extrajo de su zurrón el yesquero y un mendrugo de pan y algo de queso como única cena.

No sin antes, dedicar una oración de agradecimiento a la Diosa de la Misericordia, empezó a cenar sentado con las piernas cruzadas y su cayado sobre estas, disfrutando de la fresca noche, aromatizada por los olores del bosque.

_________________

Yuta Takahashi
PJ

Masculino Mensajes : 73

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
54/100  (54/100)
Dinero: 4.800 p

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Recién llegado

Mensaje  Konrad Helrich el Mar Nov 16, 2010 10:03 pm

El día siguiente del encuentro con aquellos comerciantes, transcurrió con relativa calma en lo que podía considerar que era su casa: el bosque de los alrededores de Eisental. Normalmente, después del episodio de la taberna, seguía día a día la misma rutina: por la mañana bajaba al lago, donde bebía e intentaba asearse, a continuación intentaba cazar para tener algo que llevarse a la boca, y luego, merodeaba por los caminos cercanos a la aldea en busca de mercaderes despistados de víveres a los que poder sustraer sus mercancías.

Ayer, después de no haber conseguido cazar nada, estaba hambriento y se había alejado un poco más de lo normal en su propósito de rapiñar algo de comida. A media tarde, había oído el ruido de los cascos de los caballos cargar con las carretas que avanzaban pesadamente sobre los caminos de piedra, y se había acercado sigilosamente por detrás de la espesura del bosque. A través de los troncos de los árboles y a una cierta distancia, vislumbró un par de carretas tiradas de caballos, y un puñado de hombres, algunos de ellos con sus familias, cargando con pesados paquetes a sus espaldas. Los recorrió rápidamente con la mirada mientras se acercaban, ninguno de ellos parecía armado, así que decidió salir a su paso. Justo cuando empezó a caminar hacia su encuentro, saltaron al camino rápidamente tres bandidos, con la misma intención que él; su primera reacción fue de salir corriendo para unirse a ellos, pero cambió de opinión cuando de una carreta salió una media docena de gitanos armados hasta los dientes, los cuales, tras un pequeño período de lucha, acabaron con los tres bandidos, que sorprendidos por la rapidez de los gitanos no tuvieron tiempo de huir. Fue en ese momento cuando se dio cuenta de que estaba a la vista de los despiadados gitanos; para su desgracia, ellos también se dieron cuenta, y tres de ellos empezaron a seguirle, por lo cual tuvo que poner pies en polvorosa. Se pasó corriendo cinco angustiosos minutos en los que los gitanos le arrojaron un par de navajas, una de las cuales, le rebanó un mechón de su cabellera; por suerte, apenas se notaba.

"Demasiadas decepciones seguidas, espero que los vientos cambien a mi favor..."

Aquel día, tampoco había comido nada, y el canto de las naves nocturnas con el aumento de la oscuridad anunciaban que la noche había llegado. Caminaba a través del bosque regresando al lugar donde pasaba la noche: una pequeña cueva abierta al pie de un desfiladero, cubierta así de visitas inesperadas como podría ser la de un oso.
De camino a su morada, vislumbró un pequeño foco de luz que provenía de un pequeño claro a su izquierda. Se acercó lo más silenciosamente que pudo. Se quedó bastante alejado de los límites del claro, en la zona más sombría y tras unos matorrales que le ocultaban casi totalmente. Escudriñando desde su escondrijo, observó que la luz la producía un pequeño fuego que había encendido presumiblemente un hombre, con la cabeza rapada, no demasiado alto, y bastante flaco. Debía de ser un monje debido a su indumentaria. Helrich lo miró de arriba a abajo, en busca de algo de valor, sus ojos se pararon en el zurrón del que el hombre sacó un trozo de pan y otro de queso;
si esa era su austera cena, no debería de tener demasiadas pertenencias de valor, aún así, después de no comer en dos días, le atraía la idea de volver a probar el sabor del pan y la textura del queso. Aunque no tenía escrúpulos, la idea de enfrentarse a un monje por un trozo de pan y de queso, no le gustó en absoluto, por lo que decidió esperar a que durmiera para entrar en acción; sería un robo rápido, sin violencia, y no le dejaría sin nada. Después de todo, tenia cierta compasión con los monjes que seguían la vida monástica y dejaban de lado los pequeños placeres de la vida.

Konrad Helrich
PJ

Masculino Mensajes : 22

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
34/100  (34/100)
Dinero: 4.800 p

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Recién llegado

Mensaje  Lobos el Miér Nov 17, 2010 5:54 pm

El bosque era un lugar peligroso, no apto para aventureros solitarios, y menos, para pasar una noche. Entre sus árboles se escondían multitud de animales y no todos ellos eran mansos. Lobos feroces con grandes fauces y osos violentos con poderosas garras eran los típicos animales que rondaban por el bosque, aunque algo más había en él.

Criaturas mágicas y mucho más peligrosas se podían ver si tenías la mala suerte de cruzarte en su camino. Capaces de destrozar de un solo mordisco toda la estructura ósea de un hombre corriente inspiraban el terror con su nombre y solo los cazarrecompensas o los locos se atrevían a ir en su búsqueda. Aun así, había gente que se adentraba en el bosque, y lo que es peor, pretendían pasar la noche en él.

Sus ojos rojos brillaban bajo la luz de las lunas, y con sus hocicos olisqueaban a su presa. Se encontraban agazapados entre los matojos del bosque, se movían lentamente, sin hacer ni un ruido. Era su hábitat natural y cazar se les daba muy bien. Lentamente se acercaron a su objetivo, la luz de su hoguera les había alertado de la presencia de una actividad humana, se habían acercado sigilosamente hasta ver a un hombre sentado junto al fuego. Suponía un blanco fácil, dos contra uno era una buena proporción, y más, si contaban con el ataque sorpresa.

Entonces el grupo se dividió, iban acercándose cada uno por un lado, estrechando el cerco bajo la seguridad de la noche, los lobos ven bien en la oscuridad, pero los hombres no.

El primero de los lobos se acercaba por su izquierda , no dejaba de observar a su presa, pero en el trayecto hacia su posición de ataque se encontró con otro hombre. El lobo se mantuvo oculto en las sombras examinando con sus ojos rojos lo que podía ser un peligro o una presa más.

El segundo lobo ya había llegado a su posición, a la derecha del objetivo. Sus ojos lo observaban, no parecía peligroso, más bien era un hombre indefenso. Estirando los músculos y pegando su cuerpo al suelo el lobo se preparaba para saltar sobre su presa. A un leve gruñido que se fue intensificando con el tiempo le siguió el salto del lobo que con sus zarpas afiladas y su mandíbula dislocada intentaban acabar con el hombre.

El lobo salta sobre Yuta con la intención de arañar y morder todo lo que pueda.

EMPIEZA EL COMBATE!


NORMAS BÁSICAS
1.- Los combates están divididos por turnos. Los turnos se completan con un post de cada participante seguido del resumen del master. Solo puedes postear una vez por turno.
2.- A cada Pj se le permite una única acción, deberá apuntarse dicha acción al final del post en una línea aparte y en negrita o alguna otra forma distintiva para diferenciar del resto del texto. Las acciones deberán ser inacabadas.
3.- No podéis controlar a los demás Pjs.
4.- Respetar en mínimo de líneas.
5.- Se valorará la calidad de la narración.

_________________

Lobos
PNJ

Mensajes : 4

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Recién llegado

Mensaje  Yuta Takahashi el Jue Nov 18, 2010 7:22 pm

Había una vez… o eso contaban las viejas de la tribu, un fuerte, joven y apuesto cazador que parecía preferir la compañía de la naturaleza a la de las personas. Vivía sólo, apenas pronunciaba tres palabras a lo largo de un año y como Yuta aquella noche, solía dormir al raso. Sin embargo, era un hombre querido por todos dado que era el mejor cazador y rastreador con que contaban; en invierno, podía perseguir durante semanas a las manadas de ciervos y finalmente, cobrarse alguna pieza.

No había presa que no consiguiese atrapar con sus trampas o ensartar en una flecha… sólo se le resistía el corazón de una atractiva muchacha de mirada salvaje y porte noble. Había quien decía que estaba maldita, como lo estuvo su madre, la cual quedó encinta sin la intervención de ningún varón.

Pero eso sólo eran habladurías y nuestro cazador nunca fue supersticioso. Así que, la cortejó con la misma perseverancia con la que acechaba a las criaturas de la tundra y el bosque; noche y día, rogó por su afecto como nunca había hecho por nadie y después de muchas lunas, obtuvo una muestra de interés de la muchacha.
Si realmente quería conquistar su corazón, debía cazar al lobo más fiero que se conocía por esas tierras para ella.

Fue toda una sorpresa aquella extraña petición, pues la bestia era conocida entre la gente del lugar por sus destrozos y había causado muchas penurias y pérdidas a innumerables ganaderos. Quizás, la rabia y el propio miedo que les producía aquel lobo de pelaje negro eran la causa de alimentar la imaginación de las personas hasta convencerlas de verlo caminar sobre dos piernas como si de un hombre se tratara.

Pero ya sabéis que nuestro cazador no atendía a supercherías o habladurías…

Tardó una estación entera en seguir su rastro y localizar su madriguera, pero nunca desfalleció ya que en la petición de su amada veía una prueba a su medida y, por lo tanto, el deseo secreto de ella en que la llevara a buen fin.

La noche que por fin encontró a la bestia de frente, pudo comprobar sin temor a equivocarse, que aquel lobo tenía algo de sobrenatural, pues tenía el tamaño de un buey.
En este punto, las mujeres que se dedicaban a narrar la historia se ponían en pie y relataban la heroica lucha entre el hombre y la bestia, detallaban cada herida, cada gota de sangre y sudor derramada, los gritos de dolor y gruñidos agónicos cuando al cabo de varias horas, el filo del metal se hundió hasta la empuñadura en el costado peludo del lobo.

Os podéis imaginar la satisfacción y alegría de nuestro buen cazador que más muerto que vivo, se tambaleaba a cada paso que daba dispuesto a cercenar el cuello del despiadado animal. Cuando el aliento entrecortado de este humedecía su ropa y el puñal acariciaba la garganta de aquella criatura, distinguió entre el brillo de sus ojos inyectados en sangre, los de su amada maldita.

La cercanía con la muerte le devolvió su aspecto humano y pudo explicarle que, aborreciendo su deshonroso destino, había decidido que fuese su querido cazador quien le pusiese fin a su vida. Obviamente, aunque le pidió que se apiadara de ella y le diese el golpe de gracia, él no consintió que muriese y se ocupó de curar sus heridas hasta que pudo valerse por sí misma.

Ya os podéis hacer una idea del final de esta historia teniendo en cuenta que la narran ancianas a sus nietos… compartiendo la maldición y abandonando aquellas tierras, pasaron el resto de sus días lejos de cualquier presencia humana, viviendo como lobos, juntos… felices…

Obviamente, por muy ignorante que fuese cualquier niño, pronto aprendían la dureza y crueldad de la vida. Aquello sólo era un cuento para dormirlos, para tranquilizarlos cuando se escuchaban los aullidos demasiado cerca, para que no temiesen las sombras alargadas que andaban a cuatro patas y se perfilaban sobre las paredes de las tiendas.
Sólo era un cuento de viejas. Y hasta los niños sabían que los lobos no tenían los mismos sentimientos que las personas, que eran bestias y que si encontraban la menor oportunidad, los devorarían sin dudarlo.

Yuta fue hace mucho uno de esos niños y aunque había crecido, conservaba experiencias grabadas a fuego en su interior. Quizás, gracias a eso, pudo reconocer el leve y constante gruñido de su acechante antes de llegar a verlo.
Rápidamente se hizo con uno de los leños que se consumían frente a él y lo blandió contra la negra silueta que se abalanzaba sobre él, en un movimiento circular con toda la fuerza de sus brazos, casi sin llegar a reconocerla.

_________________

Yuta Takahashi
PJ

Masculino Mensajes : 73

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
54/100  (54/100)
Dinero: 4.800 p

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Recién llegado

Mensaje  Konrad Helrich el Lun Nov 22, 2010 10:18 pm

Hacía ya un rato que permanecía observando desde la oscuridad a aquel pobre monje que tragaba lentamente los simples alimentos que componían su cena. Helrich observó en su cara una expresión de satisfacción cuando tragó el último bocado de pan mezclado con queso. Pronto él experimentaría esa sensación.

Agazapado detrás del matorral, recordó aquellas noches en que montaba guardia en las entradas de la aldea; aquellos días en los que todavía tenía una reputación, y que el simple hecho de nombrarle en una conversación producía en los interlocutores que se les erizaren los pelos de la nuca.

“Volverán aquellos días. Lo juro.”

Mientras pensaba en todo aquello, el monje se preparó lo que iba a ser su cama aquella noche, cuando, de repente, y sin motivo aparente, cogió una lumbre del fuego y arremetió contra la sombra de lo que parecía ser un lobo.

Rápidamente, y sin pensárselo dos veces, salió de su escondrijo y se acercó al lugar mientras desenvainaba su larga espada.

- ¡Cúbreme la espalda! Yo me ocupo de este…

Los lobos son animales gregarios, así que si había aparecido uno, era más que probable que otros acecharan desde las sombras.

Helrich se colocó frente al lobo, dejando la hoguera a la izquierda a medio camino entre ambos, y orientó su espada hacia la derecha, de modo que cuando el lobo acometiera sobre él, lo hiciera de frente, y en tal caso, estaría preparado. Únicamente faltaba conducir al lobo hacia su celada.

- ¡Vamos!


Konrad Helrich
PJ

Masculino Mensajes : 22

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
34/100  (34/100)
Dinero: 4.800 p

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Recién llegado

Mensaje  Lobos el Jue Nov 25, 2010 11:17 am

El lobo se abalanza frenéticamente sobre Yuta haciéndolo caer de espaldas al suelo (fallo=Ag). El iniciado lucha por su vida evitando los mordiscos y los arañazos. Los mordiscos del lobo van dirigidos hacía el cuello del hombre pero tan solo consigue morder el aire. Extendiendo su mano Yuta llega hasta un leño ardiente que utiliza como arma y golpea en la cabeza del lobo (éxito=HA).

El lobo estaba dolorido por el golpe pero seguía intentando morder a su presa, la sangre de la herida goteaba por su rostro hasta caer sobre el cuerpo de Yuta. De repente, un humano hizo aparición gritando, el instinto del lobo le indicó que se apartara y analizara la situación. Su vida estaba en peligro. Rápidamente se alejó unos metros y observó al nuevo humano. En el ambiente se olía pelo de lobo chamuscado.

El recién llegado se situó entre el lobo y su presa, portaba un objeto largo y afilado en su mano, parecía que tuviera la intención de defender al iniciado.

Yuta se incorporó y se situó a la espalda del otro hombre, ese fue el momento que el lobo que aun estaba oculto decidió atacar. Intentando cogerlo por sorpresa ahora que estaba alterado por la situación y sin dejarle respirar. Debían acabar con la presa más fácil, luego entre los dos ya se encargarían de acabar con el otro hombre.

El lobo chamuscado hace fintas y ataques falsos pero manteniendo la distancia. Su intención es entretener al recién llegado.

El otro lobo sale de las sombras y ataca a Yuta.




Lobo chamuscado: 5H; en guardia.

Lobo: 12H.

Yuta: 13H.

Konrad: 13H; en guardia.

_________________

Lobos
PNJ

Mensajes : 4

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Recién llegado

Mensaje  Konrad Helrich el Mar Nov 30, 2010 3:43 pm

La sangre del animal resbalaba por su hocico y manchaba de rojo sus colmillos, otorgándole, un aspecto todavía más amenazador; Helrich permanecía inmóvil delante de él, a la espera de que estuviera a la distancia necesaria para darle a degustar el sabor del acero de su espada.

Sin embargo, el lobo no se acercaba lo suficiente, se movía de un lado a otro de forma intimidatoria, pero salvando las distancias; en uno de sus múltiples ataques en falso, movió la cabeza mordiendo el aire, salpicando sangre en la cara de Helrich; se sorprendió al notar el líquido caliente en la mejilla, percibir el olor a sangre, entonces ocurrió.

Recordó la sensación de aquellos días de sangrienta batalla, cuando luchaba al lado de sus camaradas; se acordó de la sed de venganza que le consumía en el fervor de la batalla; anheló recuperar esos días, volver a sentirse guerrero y no un simple ermitaño ladrón que rondaba por las afueras de su pueblo.

“¿En qué me he convertido?”

Entonces sintió que conseguía una simbiosis perfecta con todo lo que le rodeaba y que era consciente de cuanto pasaba a su alrededor. Por un momento, el tiempo se ralentizó. La fogata reflejaba en sus ojos un brillo especial; el viento agitaba tenuemente su pelo y movía la copa de los árboles; sus manos se abrían y cerraban alrededor de la empuñadura de su arma; se silenció el rumor del bosque y oyó el crepitar del fuego, los gruñidos del lobo, los pasos del monje.

Analizó el lobo, estaba herido, sus movimientos seguían un patrón definido y cada vez eran más lentos; debía de acabar con él antes de que otros salieran de entre las sombras; ese era el momento oportuno para atacar.

El tiempo volvió a su curso normal, Helrich, anticipándose a los movimientos de su presa, dio un paso adelante mientras cargaba su espada, y haciendo gala de su gran agilidad, la descargó con un movimiento vertical de arriba abajo.

Konrad Helrich
PJ

Masculino Mensajes : 22

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
34/100  (34/100)
Dinero: 4.800 p

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Recién llegado

Mensaje  Yuta Takahashi el Miér Dic 01, 2010 7:46 pm

La aparición del lobo lo cogió casi por completo desprevenido, haciendo que reaccionara más por su instinto de supervivencia que por raciocinio. El animal lo embestía, empujándolo contra el suelo al perder el equilibrio. Fueron unos momentos de terrible angustia, tratando de sujetarlo por el cuello para desviar sus mordeduras. Las babas del lobo rezumaba por la comisura de su hocico y su fuerte aliento envolvía a Yuta.
Por suerte, pudo hacerse con un leño de la cercana fogata y le propinó un fuerte golpe con el tronco incandescente, desperdigando con el impacto chispas y ascuas por igual mientras un desconocido de plateados y largos cabellos aparecía de entre la espesura en su ayuda.

Por un momento, creyó que se trataría de un elfo, pero nunca vio a uno que vistiera de ese modo. Aún sobrecogido por el ataque, casi no fue consciente de las palabras de aquel hombre, hasta que se puso en pie y contempló al lobo herido.

- Gra… ¡Gracias!


Normalmente, hubiese sido más educado e incluiría en sus agradecimientos a la benevolente deidad que llevase al desconocido a su lado esa noche, pero las bestias no saben de plegarias u oraciones, así que lo dejaría para más tarde.

Se armó nuevamente con un leño, esta vez prendido, sin dar la espalda ni apartar la mirada del lobo en ningún momento. Esgrimiendo su precaria arma ante él cuando hacía intención de acercarse. Esta vez, aunque en estado de alerta, no se esperaba que un segundo lobo se acercara tanto al fuego y dando la espalda a Konrad, se defendió como pudo del ataque, armado con el tronco ardiente.

_________________

Yuta Takahashi
PJ

Masculino Mensajes : 73

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
54/100  (54/100)
Dinero: 4.800 p

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Recién llegado

Mensaje  Lobos el Jue Dic 02, 2010 12:58 pm

El fuego era un enemigo temible para cualquier animal, y más si su piel puede arder como el aceite.

En el último momento las llamas del leño que Yuta portaba en la mano hicieron titubear al lobo, momento que el iniciado puedo aprovechar para recobrar el sentido y defenderse del salto del lobo que acabó por aterrizar entre los dos hombres. (Fallo de ataque del lobo y de Yuta).

Se encontraba furioso pero su presa se había armado con el todopoderoso fuego, y eso inspiraba el temor en la bestia. Y aun era peor, a sus espaldas tenía al otro de los hombres.

Konrad se había decidido a dar el primer paso, lanzó su ataque vertical hacia el malherido lobo. Pero había caído en su trampa. (Fallo=HA) El animal esperaba un ataque semejante, esperaba que fuera el humano quien hiciera el primer movimiento y así bajará la guardia para poder contraatacar. Y ese fue su momento.

Esquivó el ataque echándose a un lado, escuchó como la espada golpeaba el suelo y por el costado derecho se lanzó a por su objetivo.


El lobo chamuscado ataca a Konrad por el lado derecho de éste último.

El otro lobo retrocede apartándose del fuego mientras ruge y vigila a ambos lados.





Lobo chamuscado: 5H.

Lobo: 12H.

Yuta: 13H.

Konrad: 13H.

_________________

Lobos
PNJ

Mensajes : 4

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Recién llegado

Mensaje  Yuta Takahashi el Vie Dic 10, 2010 5:57 pm

La lucha parecía demasiado igualada. Aquellas bestias contaban con unos reflejos agudos que les permitía evadir el afilado filo de Konrad y el fuego de Yuta. Por si fuera poco, sus acostumbradas tretas para cazar a las presas les servían para mantener separados a ambos hombres, interponiéndose entre ellos. De seguir así el iniciado estaba seguro que no tardarían demasiado en dar una dentellada fatal a alguno.

Haciendo acopio de valor, se dispuso a seguir las indicaciones que con anterioridad le diera el chico de cabellos plateados. Mantenerse unidos, cubriéndose el uno al otro. Era la única posibilidad de sobrevivir a la pareja de lobos. El olor a carne quemada llenaba el aire acompañando a los gruñidos furiosos de los animales. Podía ver perfectamente sus afilados colmillos amarillentos reluciendo por la luz de la hoguera y las babas.

Yuta carga contra el lobo que tiene frente a él enarbolando el tronco incandescente con más intención de asustarlo y hacerlo cambiar de posición para estar junto a Helrich que de golpearlo,
gritando en su lengua natal.

_________________

Yuta Takahashi
PJ

Masculino Mensajes : 73

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
54/100  (54/100)
Dinero: 4.800 p

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Recién llegado

Mensaje  Konrad Helrich el Miér Dic 15, 2010 3:05 pm

Parecía seguro que su tajo iba a desgarrar la carne del lobo, pero en el último momento, se hizo a un lado esquivando el ataque y Honrad solo pudo observar como el filo de su espada se hundía en el frondoso suelo del bosque.

“Va a ser más divertido de lo que pensaba”

A su espalda se oía movimiento, el monje debía de estar enfrentándose a otra u otras fieras. La necesidad de acabar con su combatiente era imperiosa y apremiante. El animal había logrado retrasar su muerte, y en ese momento se abalanzaba por su derecha; por suerte, la longitud del arma de Helrich le había permitido atacar desde bastante lejos, lo que le otorgaba un breve instante para reaccionar.

Pensó en rodar hacia un lado, pero si así lo hiciera, dejaría vendido al religioso; sólo podía hacer una cosa.

Asió con fuerza el mango de su espada, y desde la posición en la que se había quedado después de su ataque fallido, realizó un mandoble diagonal de izquierda a derecha y de abajo a arriba. Utilizó para ello la fuerza de su cintura y sus brazos, ya que no movió en absoluto sus pies, al menos durante la ejecución.

Konrad Helrich
PJ

Masculino Mensajes : 22

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
34/100  (34/100)
Dinero: 4.800 p

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Recién llegado

Mensaje  Lobos el Dom Dic 19, 2010 8:08 pm

El lobo le llevaba ventaja a Konrad por su anterior ataque fallido. Fue más rápido y se abalanzó furioso hacia el hombre. A éste no le dio tiempo de blandir su espada contra el animal. Notó un dolor punzante en su brazo izquierdo, allí donde el lobo tenía los dientes clavados (ataque=éxito). El animal le zarandeaba el brazo y lo arrastraba hacia atrás como si quisiera arrancarle el miembro. Le desgarra la piel y le rasga la ropa.

Konrad luchaba por deshacerse del mordisco. Al final consiguió que el lobo aflojara su mordedura y sacó el brazo ensangrentado de entre sus fauces. Fue el momento que utilizó para blandir de nuevo su espada y golpear al lobo en su pecho (ataque=éxito). La sangre brotó a chorros por una gran herida que casi dividía al lobo en dos.

Al otro lado, Yuta blandiendo un tronco en llamas y profiriendo palabras a gritos que solo él entendía se acercó peligrosamente al lobo que quedaba en pie (ataque=fallo).

El lobo al ver a su presa vigorizada, llena de valor y armada con fuego no puedo hacer otra cosa que retroceder más. Se acercó hacia su compañero que estaba muerto en el suelo. Luego miró a los hombres que tenía enfrente. Dos contra uno ya era otra cosa. Un último gruñido a modo de amenaza y el lobo se perdió entre las sombras del bosque.

El lobo que queda vivo huye hacia la oscuridad del bosque.




Lobo chamuscado: 0H, muerto.

Lobo: 12H, huye.

Yuta: 13H.

Konrad: 6H, brazo izquierdo malherido (puede utilizarlo pero cada vez que lo haga le dolerá).

_________________

Lobos
PNJ

Mensajes : 4

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Recién llegado

Mensaje  Yuta Takahashi el Jue Dic 23, 2010 11:07 am

El fuego consiguió lo que Yuta por sí mismo le hubiese sido imposible, hacer retroceder al lobo que con facilidad esquivó cualquier intento del iniciado por asestarle algún golpe. Apenas pudo acercarse a Konrad para ayudarle dado que el lobo quemado todavía tenía sus ojos clavados en Yuta quizás con sed de venganza tras ellos.
Trataba de pensar la forma de llegar a una posición con la que ambos hombres pudiesen cubrirse el uno al otro, pero el ataque del segundo lobo fue demasiado rápido para que el oscuro guerrero reaccionara a tiempo y clavó con rabia sus fauces en el brazo de éste.

El quejido dolorido que profirió hizo que el iniciado se distrajera para contemplar horrorizado a la vil bestia, tratando de someter a su presa. Por fortuna (o quizás destreza), aquel hombre aprovechó la cercanía del mordisco para hundir su filo en el lobo de forma certera y definitiva, liberándose de ese modo de los colmillos que perforaban su carne.
La otra bestia también fue testigo del trágico fin de su compañero y no tuvo más remedio que retirarse a la negrura del bosque del que una vez surgiera, temeroso de correr su misma suerte.
En el momento que el animal se perdió de vista y presumiendo que finalmente se había dado por vencido en su empeño por cazar a tan suculentas presas, Yuta se dirigió hacia el herido con el corazón en la garganta.

- ¡¿Estás bien?! ¡Por todos los Dioses! Me has salvado la vida.


Se situó junto a su salvador y examinó la herida sin apenas tocarle el brazo, inclinándose él para poder verlo a la luz de la hoguera.

- Espera, te curaré esa fea mordedura. Sirvo a Shallya.

Se rasgó parte de su kesa para preparar un rudimentario vendaje aunque lo que más preocupaba que aquella bestia le trasmitiese la rabia.
Las finas manos de Yuta envolvieron la herida con delicadeza y cerrando los ojos, empezó a murmurar el rezo a la diosa de la Misericordia.

- Shallya, diosa de la curación y la misericordia, presta tu poder a este humilde siervo para sanar al responsable de que un día más, pueda hacer tu voluntad. Que sus heridas no sean más que un lejano recuerdo, como los sueños que nos envía tu padre. Shallya, imploro tu benevolencia y compasión infinita, sana a quien ha socorrido a tu vasallo.

Las palabras de fe ciega fueron pronunciadas desde el fondo de su corazón agradecido, sabiendo que su amada diosa escucharía, como siempre hacía, la plegaria que ascendía a los cielos como el propio humo de los leños.

------------------------------------------------------------------------------

Yuta reza para que el hechizo Curar Heridas surta efecto

Editado por master.

Hechizo Curar Heridas: Éxito, sana 7 heridas.

_________________

Yuta Takahashi
PJ

Masculino Mensajes : 73

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
54/100  (54/100)
Dinero: 4.800 p

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Recién llegado

Mensaje  Konrad Helrich el Vie Dic 24, 2010 10:15 pm

Era la segunda vez que el lobo le ganaba la partida; esta vez, fue más rápido que él en ejecutar su ataque, y saltando por encima de la espada de Honrad, hundió sus fauces en su brazo izquierdo a la altura del codo, desgarrando la manga de su chaqueta de cuero y haciendo brotar de la herida un reguero de sangre. Apretó los dientes, separó los labios y dejó escapar un alarido de dolor y cólera.

La cosa se ponía fea, el lobo, tiraba hacia sí intentando posar las cuatro piernas en el suelo y movía rabiosamente la cabeza, con la intención de desmembrarle la extremidad, y, para colmo, detrás de él seguramente se estaría librando otra batalla entre el monje y otra u otras fieras. Últimamente, nada le salía a derechas.

Helrich, medio encorvado, intentaba librarse de la mordedura del animal; la fuerza de la mordedura le había echo perder la fuerza en la mano, pero seguía asiendo la empuñadura de la espada con la mano derecha, pero no podía utilizarla en este momento, pues corría el riesgo de que se cortara su propio brazo.

Haciendo acopio de toda la fuerza que le quedaba, levantó su brazo izquierdo tanto como pudo, acostando al lobo hacia sí y levantándolo de las patas delanteras; era el momento oportuno, agarró firmemente el mango de la espada y profiriendo un grito de rabioso júbilo, la blandió horizontalmente contra el lobo a media altura.

Konrad, exhausto y liberado por fin su brazo de la mordedura de su rival, cayó sobre su rodilla derecha, hundiendo la izquierda en la superficie del bosque; el brazo izquierdo le colgaba de su hombro, prácticamente inservible, y la sangre que le señalaba por la herida había formado ya un pequeño charco en suelo.

Mientras observaba su brazo inservible, sintió que alguien o algo pasaba por su lado; era otro lobo, el novicio lo estaba haciendo retroceder empuñando un trozo de leña prendido de fuego, hasta el punto en el que el lobo se encontró al lado de su congénere. Dubitativo, tardó unos instantes en evaluar la situación para terminar volviendo a la espesura del bosque.

Helrich, soltó la espada y se quedó en esa posición observando como fluía la sangre por su brazo. No podía creer lo sucedido. Había resultado herido en un enfrentamiento contra un simple lobo, y no solo eso, sino que se había herido ayudando a otro hombre. Esa muestra de compasión no era digna de él.

Tan ensimismado estaba pensando sobre esto, que apenas no se dio cuenta de que el monje le estaba hablando, oía el eco lejano de su voz en la mente, pero no escuchaba lo que decía. Para su asombro, cuando termino de hablar, la sangre dejó de brotar de las heridas y se cerraron sus heridas.

“¿Qué oscuros poderes tendrá este hombre?”

Para Helrich, toda la magia le resultaba extraña, apenas sabía nada acerca de ella. Pero podría serle útil. Reprimió los iniciales deseos de propinarle un puñetazo por haberle echo intervenir en su insensatez y se intentó mostrar amable

- ¿Acaso creías que por ser un hombre que dedica su vida a los dioses no te iban a atacar animales salvajes? ¿Qué locura tienes para pasar la noche solo en el bosque?

No consiguió disimular su enfado.

Konrad Helrich
PJ

Masculino Mensajes : 22

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
34/100  (34/100)
Dinero: 4.800 p

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Recién llegado

Mensaje  Yuta Takahashi el Lun Ene 10, 2011 8:51 am

Era maravilloso sentir el poder divino concentrándose alrededor de la herida, las maternales manos de la diosa de la misericordia sanaron la herida de Konrad. Como siempre, Shallya escuchaba sus plegarias como lo hacía con todos los que de verdad creían en ella. La sangre que empapaba sus ropas ajadas y el suelo del bosque quedaron como testigos de la mordida de la bestia salvaje, más no así, la carne de Konrad.

La sonrisa de alivio y satisfacción pronto desapareció de su rostro al recibir el merecido sermón por parte del desconocido. El joven dio un dubitativo paso hacia atrás un poco azorado. Lo cierto es que se había confiado demasiado de su suerte aquella noche.

- Pensé –empezó como si sintiera la responsabilidad de que el hombre de cabellos plateados hubiese sido herido y se disculpase -… bueno, que estando ya cerca de una ciudad y con el fuego encendido, las criaturas del bosque tendrían reparo en acercarse. En otras circunstancias, mi lecho lo hubiese construido en lo alto de alguna gruesa rama, pero tenía tantas ganas de llegar que no reparé en que caía la noche…

Tragó saliva avergonzado por su estupidez.

- Lamento que te hirieran y te agradezco de nuevo tu ayuda. De no ser por tu intervención, esta noche terminaría de cenar en la morada de Morr. Gracias.


Le dedicó una sentida reverencia inclinando la cabeza varias veces.

-Os debo la vida milord. Me llamo Yuta y estaba viajando a modo de peregrinación por así decirlo. Si me confiáis vuestro nombre tened por seguro que os tendré en mis oraciones buen Señor.

Aún estaba algo afectado por el ataque y no podía impedir que las palabras brotaran veloces por su boca.

_________________

Yuta Takahashi
PJ

Masculino Mensajes : 73

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
54/100  (54/100)
Dinero: 4.800 p

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Recién llegado

Mensaje  Konrad Helrich el Vie Jun 24, 2011 6:42 pm

Mientras el iniciado hablaba, Konrad recogió su espada y pasó su filo por sus ropas para quitarle la sangre que se había quedado pegada, al mismo tiempo, se erguía en toda su estatura. Admiró unos segundos el mutilado cadáver del lobo, su golpe había sido preciso, pero le había fallado su velocidad, al parecer aún no era lo suficientemente fuerte.

Sin que Yuta terminara de hablar, y sin mirarlo fijamente, le dio la espalda y se alejó hacia la oscuridad del bosque. En su camino recogió el cuerpo del animal, por fin podría comer algo de carne, y seguro que sabría bien con el precio que había pagado: su honor. Pensaba en lo sucedido, en como un simple lobo lo había herido de forma tan brutal, y si no hubiera sido por Yuta… no, no quería pensar en eso. Semejantes pensamientos le recordaban que débil era, y eso le hacía hervir la sangre.

-Me llamo Yuta…

Aquellas palabras le hicieron detenerse un segundo. Pensó y reflexionó, y al final de su boca únicamente salió una palabra:

-Konrad


Le habló sin mirarlo, dándole la espalda. Y tras decir aquello siguió su camino. Aquella noche había aprendido una importante lección que no olvidaría jamás: el poder no depende en exclusiva de la fuerza de un hombre.

“El poder se oculta en infinidad de formas. Debo encontrar la más destructiva, la más devastadora. Estoy seguro que igual que ese iniciado puede sanar mis heridas, otros pueden causarlas”


Tenía pensado resguardarse en el fondo de su cueva y meditar seriamente su siguiente movimiento, quizás esa noche no dormiría pero al menos aclararía su mente. Esa era su única necesidad en aquel momento.

Konrad Helrich
PJ

Masculino Mensajes : 22

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
34/100  (34/100)
Dinero: 4.800 p

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Recién llegado

Mensaje  Yuta Takahashi el Sáb Jun 25, 2011 10:32 am

Su salvador se hizo con uno de los cuerpos con extraño desinterés, como si no se sintiese afectado por lo sucedido o guardase algún tipo de rencor a las traicioneras bestias. Del mismo modo, las palabras del iniciado apenas dieron muestra de afectarle.
Hasta que se presentó con su nombre. Korad.

No lo olvidaría fácilmente.

Iba a proponerle compartir el fuego y la cena, pero el misterioso espadachín se perdió entre la oscuridad del bosque.
Por un momento el joven religioso se preguntó los motivos que habían empujado a ese hombre a deambular por el aquel lugar deshabitado, pero dejó de planteárselo al comprender que se torturaría inútilmente con esa cuestión.

- Gracias a Shallya por encaminar sus pasos en mi rescate… - mustió quedamente y oró para que la suerte del extraño Konrad fuese también recelo de algún Dios benigno.

_________________

Yuta Takahashi
PJ

Masculino Mensajes : 73

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
54/100  (54/100)
Dinero: 4.800 p

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Recién llegado

Mensaje  Contenido patrocinado Hoy a las 2:38 pm


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.