Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 3 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 3 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 43 el Dom Ago 30, 2015 8:17 pm.
Los posteadores más activos de la semana

La Gloria de Eisental - Vigésimo tercer torneo.

Miér Ene 04, 2012 10:10 am por Jodri Rompehierro

Los juglares se encargan de llevar las noticias aquellos que no saben leer, y con sus cánticos transmiten toda la información. Esta vez cantan himnos de guerra, de lucha y combate. Pero más allá de su exagerada visión, comentan el que será el vigésimo tercer torneo de Eisental:


La Gloria …


[ Lectura completa ]

Comentarios: 5

Para todos los usuarios.

Mar Ene 03, 2012 6:59 pm por Jodri Rompehierro

¡Muy buenas mis pequeños y Feliz Año Nuevo para todos!

Empezamos un año nuevo, y mi primera impresión no ha sido muy buena… Puede que esté confundido, o espere demasiado… Pero es lo que me parece y me cuesta decirlo… No sé si entenderéis a lo que me refiero.

En fin, aparte de …

[ Lectura completa ]

Comentarios: 9

Un día especial

Mar Oct 25, 2011 7:05 am por Jodri Rompehierro

Un día especial


Saludos a todos y a cada uno de vosotros. Hoy es un día muy especial, y en nombre de todos los administradores tengo que contaros algo. Esta vez no voy a narrar ningún combate, ni a rolear con vosotros. Creo que lo que voy a deciros es más importante. Algo dentro de mí me …

[ Lectura completa ]

Comentarios: 5


(Trama) - Hacia un funeral

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

(Trama) - Hacia un funeral

Mensaje  Margrave Hermann el Dom Nov 21, 2010 10:00 pm

El día amaneció gris, tapando los rayos del sol habían varias nubes que amenazaban con lluvia. Además, el viento soplaba del norte y helaba el ambiente. La gente que salía a la calle lo hacía tapada hasta las orejas, temían resfriarse y lo que ello podía conducir sin un buen tratamiento, la muerte. Hacía unos días que el tiempo estaba empeorando. Pese a eso, la gente se arremolinaba en la plaza frente a un escenario.

Varios hombres mandados por un enano habían trabajado desde la madrugada construyendo una estructura de madera a modo de escenario. El enano había estado gritando, resoplando y riñendo a los albañiles por su trabajo, no entendía como se podía ser tan patoso, como se equivocaban clavando un simple clavo y como hacían estúpidas bromas mientras trabajaban. Pero al final entre todos habían conseguido una estructura de madera sólida y resistente, capaz de aguantar a unas veinte personas, aunque para el enano la estructura era una chapuza, una vergüenza para él. Se había ido antes de terminar la obra maldiciendo a los hombres diciendo que nunca más volvería a trabajar con humanos. La estructura no tenía ningún tipo de ornamentación, pero había varias sillas sobre la superficie de madera en la parte trasera. Destacando la del centro, era un poco más alta que las otras dos y tenía una tela roja echada por encima.

Los aldeanos comentaban mientras pasaban por la plaza, pero nadie sabía a ciencia cierta para que habían montado aquello, ni quien había ordenado la obra.

Casi a medio día un hombre subió por unas escaleras que tenía la superficie de madera en la parte de atrás. Era un chico joven, bien vestido, parecía de la nobleza, pues sus ropas eran lujosas y estaban limpias; y su pelo arreglado y retirado hacia atrás. Llevaba en su mano un papel. El hombre se acercó al borde frontal del escenario, miró a ambos lados y empezó a decir con el tono de voz más fuerte que pudo sacar de su garganta.

-¡Gente! ¡Pueblo de Eisental! ¡Vuestro Margrave os necesita! ¡He sido enviado por él para que os de una noticia! –gritó al vacío mientras levantaba la mano con el papel.

La gente que pasaba por allí se quedó parada y todos se acercaron a escuchar lo que decía el hombre. Incluso varios guardias que patrullaban por la zona se acercaron a ver que pasaba. Pocas veces ocurrían cosas semejantes, la gente era muy curiosa por naturaleza. Y aunque tuvieran cosas que hacer los campos no se iban a mover del sitio, así que podían esperar.

-Nuestro querido Margrave Hermann Mach me ha dicho que os diga que quiere veros a todos. –Siguió con un tono de voz más calmado ahora que ya había llamado la atención de la gente.- Tiene una misión para los que quieran ayudarle, es algo importante me ha dicho. También me ha dicho que dentro de unos momentos subirá al escenario y os explicará todo. Esperadlo o avisad a cuantos podáis, quiere veros a todos.

El hombre terminó de hablar y se acercó a la escalera para descender al suelo. En la gente que había reunida se creó un murmullo. Todos especulaban que podía ser lo que el Margrave tenía tanto interés en decirles. El hombre bajó y se alejó lo más disimuladamente que pudo en dirección a la casa del Margrave, no quería ser perseguido por la multitud e interrogado sobre las palabras del Margrave. En la plaza quedaron algunos aldeanos que comentaban el tema, mientras que otros corrían avisar a sus familias para que presenciaran todos lo que les iba a comentar su preciado Margrave.

***

Rápidamente casi la mitad del pueblo se había reunido en la plaza frente al escenario, la expectación era increíble y los comentarios hipotéticos danzaban de boca en boca. La plaza estaba a rebosar, incluso algunos aldeanos se subían a los balcones para poder ver llegar al Margrave. De repente se hizo el silencio.

Un hombre acababa de subir al escenario, iba seguido por un pequeño y viejo halfling y de un fuerte humano que parecía ser el encargado de la guardia de la ciudad, pues vestía como el resto de soldados pero sus ropas estaban mucho más ornamentadas y eran más lustrosas. Por lo que respecta al hombre del centro, era el que más destacaba de los tres. Portaba un traje rojo con bordados en dorado y tejido en cuero negro; botas altas de piel y una sinuosa roja capa con pieles blancas que vibraba azotada por el viento. Pero lo más característico del hombre era su media melena pelirroja, no cabía duda se trataba del Margrave.

Se acercó al borde de la superficie, estaba dispuesto hablar a todo el pueblo, y éste guardó un silencio sepulcral.

-¡Mi pueblo! mi querido pueblo se os ha reunido por mi llamada, sed bienvenidos a mis brazos hijos de Eisental. Os debo cuanto poseo… estas tierras… este hogar… es todo gracias a vosotros. –su voz era cálida, apacible y afectuosa, hizo un largo silencio y prosiguió- Pero ahora os pido que me ayudéis una vez más.

La gente esperaba este momento. Ahora se sabría porque tanta expectación.

-Ha llegado a nuestros oídos un trágica noticia, una muerte sin sentido en nuestra historia... –Silencio.- El honorable anciano de la Asamblea ha fallecido. –Nuevamente el silencio- Como pueblo hermano de los halflings me veo en la obligación de mostrar mis respetos hacía tal figura honrando su tumba y dando mi bendición al nuevo Anciano. –Hubo un murmullo entre la multitud, todos sabían de la existencia de la tierra de los halflings pero pocos se habían acercado por allí.- Eso es lo que os pido. Estoy demasiado ocupado gobernando este lugar y no puedo ir yo mismo, necesito que alguien vaya en mi representación hablar con el actual Anciano y le entregue un mensaje.

-Eso es lo que os pido. Aunque hay un problema que muchos ya habréis adivinado... Para llegar a la Asamblea se debe cruzar la tierra de Silvania –nuevo murmullo entre la población, pero esta vez no era de sorpresa sino de terror. Silvania era una tierra maldita conocida por todo el mundo, se creía que allí los muertos no descansaban en sus tumbas, que los lobos eran más inteligentes que los hombres y que extrañas criaturas deambulaban por la noche en busca de sangre fresca.

¡Gente de Eistenal! –gritaba- Calmaos. No os voy a obligar hacer este viaje, tan solo pido unos voluntarios. Un grupo de hombres valientes, preparados, aventureros. Que no tengan miedo a lo desconocido. Os pido que los que no temáis realizar este viaje os quedéis aquí y subáis al escenario hablar conmigo personalmente –ya había dicho lo suficiente-. Gracias pueblo mío.

La gente no sabía que hacer, una parte de ellos quería ayudar al Margrave, le debían mucho, pero en sus corazones el miedo aquella tierra maldita los impulsaba alejarse del lugar. Lentamente y casi con sumo disimulo los aldeanos se fueron marchando hacía sus hogares o campos, volvían a sus tareas mientras comentaban lo que acababa de ocurrir. Tan solo unos pocos hombres se quedaron en medio de la plaza.

El hombre de armas había movido las sillas del escenario y las había colocado de espaldas al público pero dejándolas enfrente de las escaleras, así quien subiera por ellas se encontraría de frente con el Margrave sentado en su silla juntos con el halfling y el capitán.

Allí esperaron sentados los tres hombres, o mejor dicho, los dos hombres y el hafling, mientras veían como iban subiendo los voluntarios.


_________________

Ficha

Margrave Hermann
PNJ

Masculino Mensajes : 34
Empleo /Ocio : Gobernador de Eisental

Hoja de personaje
Nivel:
Experiencia:
0/0  (0/0)
Dinero:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: (Trama) - Hacia un funeral

Mensaje  Liur Valentine el Mar Nov 23, 2010 6:12 pm

Liur paseaba tranquilamente por las calles de la ciudad de Eisental, sumergido en sus pensamientos, sobre medicina, alquimia y muchas más ciencias. Estaba tratando de pensar que sustancias podrían ser más eficaces para limpiar y sanar rápidamente una importante herida de espada.

-Tendría que buscar algún lugar donde haya importantes libros, puede que haya una biblioteca en la ciudad, o incluso en la iglesia de Morr encuentre algo- pensó Liur mientras se acercaba a un gran corro de personas.

-¡Dicen que Margrave va a aparecer en la plaza esta tarde y dirá unas palabras pidiendo un gran favor al pueblo, como una misión!- gritó uno de los hombre que se encontraba en el centro del grupo.

- Vaya, vaya ¿Magrave pidiendo ayuda al pueblo?, aquí pasa algo , será mejor ir y ver qué pasa, seguro que es algo muy interesante.-pensó Liur mientras se colocaba las manos en los bolsillos y se marchaba pensativo en dirección a la plaza.

El camino hasta la plaza estaba lleno de gente, parecía otro lugar. Las cosas como estas no pasan de un día para otro y a la gente salía por curiosidad o por aburrimiento. La plaza estaba repleta de gente, el tema de conversación era el mismo aunque cada uno le aportaba su propio toque de creatividad.

El alcalde acababa de subir al escenario, iba seguido por Hugo Terrans y de un fuerte humano que parecía ser un guardia de la ciudad. Margrave como era de esperar era el que más destacaba de los tres. Portaba un traje rojo con bordados en dorado y tejido en cuero negro; botas altas de piel y una sinuosa roja capa con pieles blancas y su gran pelo pelirrojo que le hacía destacar mucho más.

-Vaya, vaya que elegante va el Margrave. – pensó Liur mientras mostraba una sonrisa burlona.

Margrave se acercó al borde de la superficie, estaba dispuesto hablar a todo el pueblo, de pronto la gente de la ciudad calló, era casi impresionante el silencio que se podía sentir ahora, con el bullicio de hace unos segundos.

-¡Mi pueblo! mi querido pueblo se os ha reunido por mi llamada, sed bienvenidos a mis brazos hijos de Eisental. Os debo cuanto poseo… estas tierras… este hogar… es todo gracias a vosotros. –Su voz era cálida, apacible y afectuosa, hizo un largo silencio y prosiguió- Pero ahora os pido que me ayudéis una vez más.

La gente esperaba este momento. Ahora se sabría porque tanta expectación.

-Ha llegado a nuestros oídos una trágica noticia, una muerte sin sentido en nuestra historia... –Silencio.- El honorable anciano de la Asamblea ha fallecido. –Nuevamente el silencio- Como pueblo hermano de los halflings me veo en la obligación de mostrar mis respetos hacía tal figura honrando su tumba y dando mi bendición al nuevo Anciano. –Hubo un murmullo entre la multitud, todos sabían de la existencia de la tierra de los halflings pero pocos se habían acercado por allí, Liur solo había oído algunas historias que le había contado su maestro, una de tantas historias...- Eso es lo que os pido. Estoy demasiado ocupado gobernando este lugar y no puedo ir yo mismo, necesito que alguien vaya en mi representación hablar con el actual Anciano y le entregue un mensaje.

-Eso es lo que os pido. Aunque hay un problema que muchos ya habréis adivinado... Para llegar a la Asamblea se debe cruzar la tierra de Silvania –nuevo murmullo entre la población, pero esta vez no era de sorpresa sino de terror. Según le contó su maestro Silvania era una tierra maldita conocida por todo el mundo, se creía que allí los muertos no descansaban en sus tumbas, que los lobos eran más inteligentes que los hombres y que extrañas criaturas deambulaban por la noche en busca de sangre fresca.

¡Gente de Eistenal! –Gritaba- Calmaos. No os voy a obligar hacer este viaje, tan solo pido unos voluntarios. Un grupo de hombres valientes, preparados, aventureros. Que no tengan miedo a lo desconocido. Os pido que los que no temáis realizar este viaje os quedéis aquí y subáis al escenario hablar conmigo personalmente –ya había dicho lo suficiente-. Gracias pueblo mío. Y con esas últimas palabras el alcalde despidió su petició y volvió a sentarse en su asiento.

La gente no sabía que hacer casi todos eran simples ciudadanos de la ciudad y poco podían hacer cruzando lugares tan peligrosos. Poco a poco la plaza se fue disipando y muy pocos quedaban en ella reflexionando.

-Por fin algo divertido, huelo a aventuras cerca, no me vendría mal darme una vuelta y entrenar, además alomejor puedo estudiar a esos extraños seres y cuando llegue a la ciudad de los halflings incluso podre tener al suerte de que me enseñes técnicas medicinales propias de aquel lugar, sería divertido, pero solo hay un problema…no sé cómo llegar…. ¡puede que se me ocurra algo!- pensó Liur.

El hombre de armas había movido las sillas del escenario y las había colocado de espaldas al público pero dejándolas enfrente de las escaleras, así quien subiera por ellas se encontraría de frente con el Margrave sentado en su silla junto con Hugo y el capitán.

Algunos voluntarios empezaron a subir las escaleras, Liur se acercó a ellas y las subió poco a poco, se sintió un poco observado por la gente que le miraba. Al subir se encontró con Magrave, inclinó la cabeza como muestra de saludo y dijo:

-Yo, Liur Valentine me gustaría presentarme para ayudaros en esta misión, sé que puede ser peligrosa pero soy capaz de ello, soy un gran guerrero , soy buen médico y una persona inteligente, creedme si os digo que cumpliré la misión, el único problema es que no se el camino para ir y necesitaría un guía, me gustaría pediros si me podría acompañar Hugo Terrans vuestro Halfling ya que seguro que se sabe bien todos los caminos y me puede ser de gran ayuda, claro está si él y vos queréis.

Liur Valentine
PJ

Masculino Mensajes : 92

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
97/100  (97/100)
Dinero: -

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: (Trama) - Hacia un funeral

Mensaje  Barrik Ojotrueno el Miér Nov 24, 2010 9:34 am

Barrik, tras una noche de trabajo dura, por fin estaba acabado el trabajo. Sin duda, no era una de sus mejores obras, pero que se podía esperar trabajando con esos obreros. El Margrave, le había encargado unos días antes la construcción del escenario. Tras prepara los planos fue con el grupo de trabajo para empezar la construcción. Tenían que hacerlo durante la noche, ordenes del Margrave. Comenzaron rápidamente para volver cuanto antes a sus casas. A aquellas horas hacía mucho frio, incluso para un enano curtido como él. El frio, no hacía más que mepeorar su mal genio.

- ¡Maldia sea panda de vagos! Todos tenemos ganas ve volver al calor del hogar pero no hasta que terminemos. ¿Pero que hacéis ahí? ¡ Subid eso más arriba, por el culo de vuestro Sigmar, e eso lo llamais más arriba! Estoy rodeado de zopencos. No sé como sigo trabajando con vosotros, no lo entiendo. Esta será la última vez¡ Y encima con este frío creo que se me ban a congelar los pelos, y no precisamente los de la barba!

Cuando ya faltaba poco para terminar, enojado por la falta de profesionalidad decidió volver a casa. Decidió tomarse un buen caldo para entrar en calor y descansar n poco. Al rato, uno de los obreros apareció en la puerta de su casa para comunicarle que ya habían acabado. Decidió ir más tarde a comprovarlo. Al rato un hobre en la calle gritaba que el Margrave quería hablar con las gentes del pueblo. Interesado por saber que querría el humano fue a escuchar su discurso.

Una vez este expuso el asunto, pudo ver caras de asombro y de miedo entre los aldeanos.- Mmm, parece que aquí se presenta la aventura que andaba buscando. Por sus caras diría que es peligrosa. Atravesar las tierras de Sylvania, un lugar del que corren muchas leyendas e historias no precisamente por tener un final feliz.- Mientras pensaba que debía hacer, observó como el joven peliblanco de la taberna, el de las pistolas, se presentaba voluntario. en ese momento se dijo a sí mismo.- ¡Que me muerda el ojo un repugnante goblin, ese chico se ha ofrecido voluntario antes que yo. Nadie dirá que a Barrik le ganó en valor un jovenzuelo!- Con paso firme subió al estrado y proclamó ante todos.- Yo también voy.

Barrik Ojotrueno
PJ

Masculino Mensajes : 36
Empleo /Ocio : Ingeniero/Inventor

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
60/100  (60/100)
Dinero: 4.320 p

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: (Trama) - Hacia un funeral

Mensaje  Yvraine del roble eterno el Miér Nov 24, 2010 10:59 pm

Yvraine andaba por la plaza de Eisental en busca de su nuevo amigo en cuanto vio todo el revuelo que se había armado en la plaza en cuanto vio a Barrik subir a la tarima en donde el Margrave estaba reclutando voluntarios.

- así que Silvania…-pensó Yvraine en Loren se oyen rumores de que un gran mal vive allí será mejor que vaya junto a Barrikal fin y al cabo somos aliados y será una buena forma de empezar

Tras esto Yvraine se dirigió a la tarima, se posicionó junto a Barrik y le puso la mano sobre el hombro

- menos mal que te he visto sino estaría llamando a tu puerta como si fuera estúpida - dijo Yvraine en un tono risueño

Yvraine del roble eterno
PJ

Femenino Mensajes : 17

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
41/100  (41/100)
Dinero: 4.800 p

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: (Trama) - Hacia un funeral

Mensaje  Liur Valentine el Sáb Nov 27, 2010 12:34 pm

Después de presentarse ante el Margrave, sin que él le pudiese contestar apareció un enano a paso firme y gritó:

- Yo también voy.

- Es el enano de la taberna, el que Jodri me dijo que era ingeniero… ¿también se dedicaba a vivir aventuras?, genial.-pensó Liur.

Seguidamente unos delicados pasos se oyeron por la escalera y una bellísima elfa apareció, se juntó al enano y le pasó su mano sobre el hombro, diciendo en tono risueño:

- menos mal que te he visto sino estaría llamando a tu puerta como si fuera estúpida.

-¿Un elfo y un enano amigos?, vaya parece interesante.-pensó Liur.

Liur sabía que los elfos eran un poco “especiales”, depende de con quién te encontrases podían ser una horribles criaturas, otras veces unos excéntricos y extraños, pero algunos eran los amigos más importantes y apasionados que puedas tener. Liur se acordó de aquel elfo que conoció en su viaje…su único compañero, que murió salvándole la vida. Nunca lo podría olvidar.

-Liur se dirigió al enano y le dijo sonriendo:

-Vaya, vaya otra vez nos vemos… ¿Vienes a enseñarme esas pistolas de las que me hablaste?

Liur Valentine
PJ

Masculino Mensajes : 92

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
97/100  (97/100)
Dinero: -

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: (Trama) - Hacia un funeral

Mensaje  Barrik Ojotrueno el Sáb Nov 27, 2010 1:42 pm

Barrik se giró hacia el muchacho y le sonrió. Parecía que aún se acordaba del comentario que le hizo en la taberna. Por suerte para él hoy si había salido con ellas de casa. una a cada lado de la cintura, cargadas y listas por si era necesario usarlas. Si el joven tenía tantas ganas de verlas no sería él quien se lo impidiese. De hecho era algo que le llenaba de sentido orgullo, ya que él mismo se las había diseñado hace tiempo.

- Jajaja, así que aún te acuerdas de eso ¿eh? Pues tienes suerte muchacho, ya que da la casualidad de que las llevo encima. Toma, mirala y observa la ingeniería enana. Pero tratala bien, ya que me es muy preciada.

Spoiler:


Llevó su mano hasta una de sus armas y la desenfundó. Después se la ofreció al joven para que pudiera observarla mejor. Para evitar incidentes, antes de ofrecersela, le puso el seguro para que no se disparase sin querer. Mientras él la observaba, Barrik se dirigió hacia Yvraine para poder disculparse.

- Siento mucho no haberte avisado, peor me picó la curiosidad por ver que quería el Margrave, y cuando me enteré de que iba la misión mi sangre de aventurero se disparó y no pude evitar unirme al grupo. Pero ten por seguro de que te iba a avisar de esto.

Barrik Ojotrueno
PJ

Masculino Mensajes : 36
Empleo /Ocio : Ingeniero/Inventor

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
60/100  (60/100)
Dinero: 4.320 p

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: (Trama) - Hacia un funeral

Mensaje  Liur Valentine el Sáb Nov 27, 2010 9:18 pm

Barrik se giró hacia Liur y le sonrió, y con un toque de orgullo y alegría le dijo:

- Jajaja, así que aún te acuerdas de eso ¿eh? Pues tienes suerte muchacho, ya que da la casualidad de que las llevo encima. Toma, mírala y observa la ingeniería enana. Pero trátala bien, ya que me es muy preciada.

Llevó su mano hasta una de sus armas y la desenfundó. Después se la ofreció a Liur para que pudiera observarla mejor. Liur las cogió con mucho cuidado y empezó a examinarlas.-como se nota que los enanos son grandes ingenieros y muy listos para crear cosas-pensó Liur. Después de haberlas observado bien, Liur se dirigió al enano diciendo:

-Muchas gracias por enseñarme estas estupendas armas-dijo Liur mientras le entregaba las pistolas-perdóname por no presentarme bien en la taberna, aquel día tenía mucha prisa y no podía perder el tiempo, mi nombre es Liur Valentine y soy médico, es un trabajo que me apasiona mucho. Las pistolas que vistes no eran grandes pistolas las conseguí “robándolas” a una persona que me atacó en unos de mis viajes, asique no son de muy buena calidad, pero aun así me he acostumbrado a ellas y me gustan mucho, viendo la maña que tienes me gustaría que me fabricases dos pistolas de gran calidad para mí y que lleven el escudo de mi familia.

Liur contento por la amabilidad y la simpatía del enano desenfundó sus dos grandes y preciosas espadas:

-Mira enano estas son mis joyas…mi padre fue un gran herrero, fabricó grandes armas a gente muy importante…pero sus obras maestras me las entrego a mi…antes de morir.-Liur se paró un momento recordando por unos segundos esa escena, después se calmó y siguió hablando- Las dos espadas son de la mejor calidad que puedas ver, casi nunca se desafilan y son muy resistentes, llevan grabadas en las empuñaduras el escudo de mi familia-dijo mientras le mostraba el dibujo de una llama de fuego y un ojo en el medio-y en la hoja están escritos sus nombres, defensa y dolor, no son unos nombres muy originales, jajaja, pero estas espadas es lo único que me queda de mi familia y son mi orgullo, no creo que encuentres espadas así en muchos lugares.

Liur Valentine
PJ

Masculino Mensajes : 92

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
97/100  (97/100)
Dinero: -

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: (Trama) - Hacia un funeral

Mensaje  Beatrixh Lonsalsus el Lun Nov 29, 2010 2:39 pm

La noche había sido terrorífica, le costó dormirse un par de horas y siempre había algún animalejo que perturbaba su sueño manteniéndola en vela. Al final el sol amaneció golpeándole en el rostro a través de un agujero en la puerta de la ventana, solo había dormido unas cinco horas y ya era hora de levantarse.

Sin vestirse, solo con la ropa interior y una larga camisa que usaba a modo de pijama salió de su habitación hacía los servicios comunitarios. Tuvo que cruzar todo el pasillo, su habitación estaba a la otra punta, lo más alejado posible de los servicios.

Abrió la ventana para que entrara la luz y se miró en el espejo que había colgado de la pared. Estaba sucio, y el cristal no era muy bueno, las siluetas se reflejaban borrosas y difuminadas. Su rostro estaba demacrado, unas delicadas ojeras se dibujaban en sus ojos. La noche le había pasado factura. Con sus manos intentó ordenarse el pelo, se separó la raya y dejó sus dos mechas blancas una a cada lado. Iba mejorando poco a poco.

Volvió hacia su habitación para acabar de vestirse.

Hacia un tiempo que no se ganaba ni una moneda, y sin dinero no podría pagar el alquiler. Esperaba encontrar algún trabajo por el pueblo, pero con la suerte que estaba teniendo seguro que algunos bandidos acabarían atracándola.

Se puso los pantalones de cuero negro, sus botas a conjunto y su apretado corsé. Se tiró a la espalda la funda de su espada con ésta dentro y terminó de vestirse colocándose los guanteletes en los brazos. Antes de salir recogió su pistola y la guardó en su funda.

Volvió al servició para mirarse una vez más en el espejo. Su aspecto iba mejorando, ahora ya se podía decir que era la misma de siempre.

***

Abajo se encontró con Jodri, el tabernero. Estaba preparando la taberna para recibir a sus feligreses. El enano le había alquilado una habitación y se encargaba de darle alimento, a cambio Beatrixh le pagaba con monedas y le ayudaba a limpiar la taberna antes de irse a dormir.

Poco a poco iba cogiéndole cariño al enano. No era el típico enano gruñón. Si que solía ponerse de mala ostia y refunfuñar pero costaba trabajo hacerlo enojar y a Bea le gustaba verlo enfadado. Se divertía viéndolo remugar. Y cuando ella reían él vociferaba más, y ella seguía riendo más fuerte…

Pero esta vez estaba cansada y no quería jugar con el enano.

-¡Jodri! ¿Qué diablos le has hecho a mi cama? –le gritó mientras bajaba por las escaleras de madera.- No he dormido nada… puuff… prepárame algo de comer, que no sea muy pesado, un poco de pan y algo de beber.

-¿Tu cama? No le he hecho nada, pero el colchón se está quedado plano y puede deberse a que alguien esté ganado unos kilitos de más.

Bea giró la cabeza y dirigió una miraba fulminante al enano. Hoy no le apetecía discutir y pasó de las impertinencias de Jodri. Se acercó a la barra y se sentó en un taburete alto.

El enano le acercó un trozo de pan acompañado de unas tiras de jamón y una cerveza.

-¡Por todos los dioses! –el enano la miraba con cara de espanto.- ¿Te has visto en el espejo? Pareces la hermana muerta de Nurgle.

-Ya te he dicho que he tenido una mala noche. –iba comiendo.

-Pues si que le pasará algo a tu cama… tendré que ir a verla.

Jodri era un encanto, siempre intentaba ayudar a la chica, había sido como un padre desde que llegó al pueblo.

-Gracias –la chica le dedicó la mejor sonrisa que su rostro podía dibujar en aquella situación.

En ese momento la puerta se abrió un hombre entró a toda prisa.

-¡Jodri! ¿Te has enterado? El margrave está reuniendo un grupo de aventureros para un viaje –el hombre estaba un poco alterado.- ¡Un viaje más allá de Silvania!

Bea dejó de comer en el instante que oyó la palabra Silvania y a Jodri casi se le salen los ojos de la cara.

-Jodri debo irme, ya te pagaré cuando vuelva –se levantó sin terminarse la comida ni la bebida.- Guárdame la habitación, a lo mejor no nos vemos en un tiempo.

La chica se levantó y se dirigió rápidamente hacia la puerta, a medio camino paró en seco, se giro y volvió sobre sus pasos hacia el tabernero. Cuando estuvo frente a él se inclinó y le dio un tierno beso en su frente calva.

-Gracias por todo –dijo casi susurrando.

-¡Bea! ¡Bea! ¡Espera! –el enano se había quedado unos segundos en shock después del beso y desde lejos le gritaba, pero la chica ya había salido de la taberna y no escucho sus gritos.

***

De camino a la plaza se encontró con una multitud que salían del lugar murmurando. La chica puedo oir un par de frases como:

-El margrave está loco si piensa que alguien se ofrecerá voluntario para cruzar Silvania.

-Nadie ha regresado de allí con vida.

-Ni loco viajaría a esa tierra, ni aunque me ofrecieran las arcas del emperador.

“Cobardes… Con esa actitud el mal se adentrará en vuestros hogares cuando le plazca y abusará de vosotros.”

Le costaba moverse entre tanta persona, todas iban en dirección contraría y tenía que apañárselas mediante codazos y empujones para seguir su camino. Al final llegó al centro de la plaza.

Allí no quedaba nadie, tan solo un escenario frente a ella. Y encima de éste varias personas, entre ellas el margrave, su criado Hugo y un hombre de la guardia. También había una elfa de cabellos claros. La misma elfa que se había encontrado en la iglesia el primer día que llegó al pueblo.

“¿Qué hace esa elfa aquí? Debería volver a su bosque y dejar de molestar al mundo con su presencia.

A Bea no le gustaban los elfos, eran demasiado “mágicos”, siempre con sus bosques vivientes, sus espectros brillosos y su patético amor por los arbustos. Nunca entendería porque salían de su bosque si tanto lo amaban, sería mucho mejor para todos que se quedaran allí.

Entre aquellos también estaba su recién conocido Liur. Era un chico joven. Demasiado joven para la chica y eso que ella no le daba mucha importancia a la edad, pero Liur no era su tipo. El chico era un médico, o al menos lo intentaba ser, aunque le quedaba mucho por aprender.

Subió por las escaleras de madera que tenía el escenario. Una vez arriba se dio cuenta que se le había escapado una figura. Desde el suelo la perspectiva no era muy buena y hasta que no estuvo al mismo nivel que los otros hombres no vio al enano que los acompañaba.

“¿Cómo no? No podía faltar un enano en el grupo. Los enanos están hechos a las aventuras, y cuanto más peligrosas sean mejor se lo pasan.”

Y si tenían que cruzar Silvania su viaje iba a ser muy peligroso. Beatrixh confiaba en los enanos, eran seres valientes y muy peligrosos en batalla, además compartían sentimientos, tanto enanos como la chica odiaban cualquier tipo de mágica.

-Margrave, estoy aquí para servirle nuevamente –dijo mientras bajaba la cabeza a modo de reverencia.

Luego siguieron unas palabras en voz más baja, casi como un susurro, a su joven conocido.

-Parece que nos volvemos a encontrar –sonrió para el chico.

_________________


Beatrixh Lonsalsus
PJ

Femenino Mensajes : 41
Empleo /Ocio : Cazadora de Brujas

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
83/100  (83/100)
Dinero: 4.798 p

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: (Trama) - Hacia un funeral

Mensaje  Margrave Hermann el Lun Nov 29, 2010 2:42 pm

Había visto como uno a uno los voluntarios subían por las escaleras, los observaba detenidamente, eran sus representantes y está misión no sería poca cosa. Necesitaba hombres valientes y preparados para el duro viaje que les esperaba.

A medida que fueron llegando los voluntarios a la parte superior del escenario fueron saludando a su persona y presentándose.

El joven Liur, un “aprendiz” de galeno; el enano gruñón, arquitecto conocido por varias obras en Eisental; una elfa de cabellos claros, la primera vez que la veía por el pueblo; y la dama Beatrixh, cazadora de mal.

A Hermann le parecía un grupo de lo más extravagante. ¿Había sido el destino que se divertía juntando extraños personajes?

Desde su asiento los miraba, recorrió los ojos de cada uno y cuando llegó a los del joven Liur lo vio enfrascado en una conversación con el enano. ¿Qué muestra de respeto hacía su persona era aquello? ¿De que iba ese chico? Se irritó al ver las impertinencias del galeno.

Se acercó con el rostro enfurecido, nadie burlaba su honor, y menos un joven de no más de dieciocho años. Éste ni se percató de su presencia al plantarse frente suya. Esperó con los brazos cruzados que terminara de hablar con el enano y cuando el joven se percató de la presencia del Margrave ya era demasiado tarde.

-¡¿Quién te crees que eres?! –estaba enfadado.- ¿No te enseñaron modales en tu casa? ¿No has aprendido nada de respeto hacia la autoridad? Te queda mucho que aprender en esta vida y por el camino que vas no creo que llegues muy lejos…

-Y tu… -ahora miraba al enano.- Tu eres mucho más mayor que yo. ¿Por qué te portas como un niño? Deberías dar ejemplo a la juventud.

Resopló mientras se giraba y daba unos pasos para tranquilizarse.

“Incompetentes… incompetentes… ¿Cómo voy a mandar esta gente hacía la Asamblea? ¡Si son unos niños! Solo se salva el Barrik y la elfa que a saber que edad tiene… en fin…”

Detuvo su deambular, miró a la plaza. Estaba completamente vacía, no se veía ni a un niño corretear por las calles.

“Creo que estos son todos los voluntarios que van a presentarse…”

Se giró hacía sus voluntarios que se habían quedado parados mirándole andar por el escenario. Esta vez su rostro era más amigable, aunque no del todo pues empezó hablar con un tono serio vacío de emociones.

-Lo que os pido no tiene ningún tipo de dificultad… –miró de reojo a Liur.

“Aunque viendo estos niños quien sabe… son capaces de perderse sin salir del pueblo…”

-…Si no fuera porque para llegar a la Asamblea debéis cruzar las tierras de Sylvania… Hay muchas leyendas sobre ese territorio. Dicen que los muertos despiertan de sus tumbas y que lobos gigantescos habitan los bosques, algunas leyendas son falsas… pero otras son más ciertas que vuestras pesadillas más terroríficas.

Se detuvo en medio del grupo. Los miraba fijamente, a los ojos, y hablaba muy enserio.

-Os habéis ofrecido voluntarios, no os obligo hacer este viaje, aun estáis a tiempo de echaros atrás… Si queréis seguir adelante con la misión adelantaos unos pasos, con disciplina –resaltó las últimas palabras mientras dirigía una mirada furibunda al galeno.- Avanzad, presentaos ante los que van a ser vuestros compañeros de viaje y decidme a mi y al resto porque habéis decidido jugaros la vida. Además… vuestros compañeros agradecerían toda la información que podáis ofrecerles sobre Sylvania.

Después de su discurso el Margrave se sentó en su lugar y esperó escuchar lo que tuvieran que decir “sus hombres”.

“Veamos que saben estos chicos…”

_________________

Ficha

Margrave Hermann
PNJ

Masculino Mensajes : 34
Empleo /Ocio : Gobernador de Eisental

Hoja de personaje
Nivel:
Experiencia:
0/0  (0/0)
Dinero:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: (Trama) - Hacia un funeral

Mensaje  Yvraine del roble eterno el Mar Nov 30, 2010 10:39 am

Tras ver como Barrik hablaba con un muchacho de no más de 17 primaveras Yvraine vio que el Margrave se dirigió a ellos con un tono de enfado y una vez estuvo a la altura del grupo habló mirando al muchacho

-¡¿Quién te crees que eres?! ¿No te enseñaron modales en tu casa? ¿No has aprendido nada de respeto hacia la autoridad? Te queda mucho que aprender en esta vida y por el camino que vas no creo que llegues muy lejos…Y tu… -ahora miraba al enano.- Tu eres mucho más mayor que yo. ¿Por qué te portas como un niño? Deberías dar ejemplo a la juventud.

Tras calmarse unos instante el Margrave se volvió a dirigir al grupo de aventureros

-Lo que os pido no tiene ningún tipo de dificultad… Si no fuera porque para llegar a la Asamblea debéis cruzar las tierras de Sylvania… Hay muchas leyendas sobre ese territorio. Dicen que los muertos despiertan de sus tumbas y que lobos gigantescos habitan los bosques, algunas leyendas son falsas… pero otras son más ciertas que vuestras pesadillas más terroríficas.

El margrave se detuvo en medio del grupo. Los miró fijamente, a los ojos, y habló muy enserio.

-Os habéis ofrecido voluntarios, no os obligo hacer este viaje, aun estáis a tiempo de echaros atrás… Si queréis seguir adelante con la misión adelantaos unos pasos, con disciplina. Avanzad, presentaos ante los que van a ser vuestros compañeros de viaje y decidme a mi y al resto porque habéis decidido jugaros la vida. Además… vuestros compañeros agradecerían toda la información que podáis ofrecerles sobre Sylvania.

Yvraine dio un paso adelante tal y como había pedido el Margrave, solo dio un paso pero su melena y ropas hondearon al viento como si hubiera estado corriendo, después Yvraine dijo en tono muy claro y serio

Mi nombre es Yvraine, provengo del bosque de Loren al Sud del Imperio y Este de Bretonia, tengo conocimientos en el manejo de la magia de Ghyran o magia verde como se la conoce en el imperio Fui mandada a Eisental por la mismísima Ariel, la reina del bosque, para proteger y ayudar a los humanos en lo que les hiciera falta y por eso me dirijo a la Asamblea, puesto que vos lo pedís y yo me ofrezco voluntaria. Sobre las tierras de Silvania solamente se, al igual que muchos de los aquí presentes, rumores y leyendas, algunos dicen que los soberanos de aquellas tierras son imperecederos, otros que los muertos no están muertos, yo he visto cosas muy extrañas en el bosque de Loren y no me extrañaría que esos rumores sean ciertos pues, según nuestros, archivos hace años en el bisque de Loren un hombre llamado Heinrich Kemmler, resucitó a los muertos de Loren para atacar mi tierra natal. No sé que es cierto y que no en esas historias pero sé que la magia se puede manipular para resucitar. Y puesto que es probable que usadores de la magia negra nos ataquen creo que una maga seria beneficiosa para la expedición.

Yvraine del roble eterno
PJ

Femenino Mensajes : 17

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
41/100  (41/100)
Dinero: 4.800 p

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: (Trama) - Hacia un funeral

Mensaje  Mortran el Mar Nov 30, 2010 12:46 pm

Una figura caminaba lentamente sobre el pueblo, hacia poco que había llegado allí en busca de algun trabajo que hacer, las calles parecían demasiado vacías pero con forme se iba acercando al centro escuchaba unas voces, cuando llego vio que casi toda la población de Eisental estaba allí.
Espero a ver lo que pasaba,al poco rato llego alguien que parecía un mensajero que se subió a la estructura de madera que había en el centro. Escucho atentamente lo que decía, al parecer el Margrave necesitaba ayuda. Acaba de llegar al pueblo y ya tenia algo un trabajillo que hacer.
Se movió lentamente acercándose mas a la estructura,una vez estaba lo suficientemente cerca se paro y espero hasta que llegara el Margrave. Al escuchar esbozo una sonrisa oculta bajo su yelmo,empezó a ver como varios voluntarios iban subiendo a ofrecerle su ayuda al hombre pelirrojo.
Esto iba a ser divertido, por fin iba a tener algo de acción le importaba mucho la recompensa,hacia tiempo que no entraba en batalla y solo que divertirse un poco.
Cuando vio que ya no subían mas voluntarios el se dirigió a las escaleras y las subió lentamente, miro fijamente a los demás voluntarios examinandolos y se dispuso hablar:
-Mortran,mercenario y guerrero,le ofrece sus servicios Margrave-dijo mientras hacia una reverencia-Prometo que matare con mi espada a cualquiera que se interponga en nuestro camino.

Mortran
PJ

Mensajes : 17

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
10/100  (10/100)
Dinero: 4.800 p

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: (Trama) - Hacia un funeral

Mensaje  Liur Valentine el Jue Dic 02, 2010 4:21 pm

Liur estaba hablando con el enano sobre las armas, ya había presentado sus respetos al Margrave nada más llegar y ahora esperaba una contestación de este mientras hablaba con el enano.

Liur escuchó unos pasos que subían por las escaleras, aquel ruido le sonaba tremendamente familiar, apareció la figura de una mujer de pelos oscuros con mechones blancos a los lados. -Beatrixh me alegro de verte.- pensó Liur, le reconfortaba la idea de hacer una nueva misión a su lado. Beatrixh se puso al lado suyo y delante del Margrave dijo:

-Margrave, estoy aquí para servirle nuevamente.

Después de aquellas palabras Liur oyó un susurro de aquella mujer -Parece que nos volvemos a encontrar – y le acompañó una sonrisa. Liur se sintió reconfortado - me alegro de volverte a ver.- le susurro a Beatrixh devolviéndole la sonrisa.

-La gente que estaba allí parecían ser todos de fiar, tenemos a Beatrixh, el enano y la elfa, que parece que es amiga del enano.- pensó Liur.

De pronto sin que Liur se percatase encontró al Margrave delante de él, Liur se sobresaltó y miro fijamente a la cara del Margrave.

-¡¿Quién te crees que eres?! ¿No te enseñaron modales en tu casa? ¿No has aprendido nada de respeto hacia la autoridad? Te queda mucho que aprender en esta vida y por el camino que vas no creo que llegues muy lejos…

Luego se giró al enano que estaba a su lado.

-Y tu… Tú eres mucho más mayor que yo. ¿Por qué te portas como un niño? Deberías dar ejemplo a la juventud.

Se dio media vuelta y Liur notó como resoplaba -menudo creído y estúpido el Margrave, no tiene derecho a hablarnos así al él ni a. -Liur miró al enano que parecía también un poco sobresaltado y mosqueado.

Liur es una de las personas más cabezotas que existen, siempre intentara conseguir lo que quiera y eso le ha llevado tan lejos en sus conocimientos, es una persona que le gusta respetar a los demás y que detesta a la personas que se creen superiores en todo, por eso mismo las palabras del Margrave sentaron a Liur de una forma terrible.

El Margrave se giró y comenzó a hablarles a todos en general:

-Lo que os pido no tiene ningún tipo de dificultad… –Liur sintió como el Margrave miraba a Liur-¿Acaso me está juzgando por mi edad?-pensó Liur mosqueado.

-…Si no fuera porque para llegar a la Asamblea debéis cruzar las tierras de Silvana… Hay muchas leyendas sobre ese territorio. Dicen que los muertos despiertan de sus tumbas y que lobos gigantescos habitan los bosques, algunas leyendas son falsas… pero otras son más ciertas que vuestras pesadillas más terroríficas.

El Margrave caminaba de un lado a otro mientras hablaba mirando a todos, paró en el medio de todos y muy serio dijo:

-Os habéis ofrecido voluntarios, no os obligo hacer este viaje, aun estáis a tiempo de echaros atrás… Si queréis seguir adelante con la misión adelantaos unos pasos, con disciplina –estas últimas palabras se las dirigió directamente a Liur, que cada vez le sentaba peor estar en la ciudad de aquel inútil.

- Avanzad, presentaos ante los que van a ser vuestros compañeros de viaje y decidme a mí y al resto porque habéis decidido jugaros la vida. Además… vuestros compañeros agradecerían toda la información que podáis ofrecerles sobre Silvana.

Después de terminar aquellas palabras el Margrave volvió a su asiento, y se desplomó esperando la contestación de los presentes. La elfa avanzó un paso, parecía decidida aunque le rodeaba un aura extraña que preocupaba a Liur de una forma rara. La elfa dirigiéndose al Margrave dijo:

Mi nombre es Yvraine, provengo del bosque de Loren al Sud del Imperio y Este de Bretonia, tengo conocimientos en el manejo de la magia de Ghyran o magia verde como se la conoce en el imperio Fui mandada a Eisental por la mismísima Ariel, la reina del bosque, para proteger y ayudar a los humanos en lo que les hiciera falta y por eso me dirijo a la Asamblea, puesto que vos lo pedís y yo me ofrezco voluntaria. Sobre las tierras de Silvania solamente se, al igual que muchos de los aquí presentes, rumores y leyendas, algunos dicen que los soberanos de aquellas tierras son imperecederos, otros que los muertos no están muertos, yo he visto cosas muy extrañas en el bosque de Loren y no me extrañaría que esos rumores sean ciertos pues, según nuestros, archivos hace años en el bisque de Loren un hombre llamado Heinrich Kemmler, resucitó a los muertos de Loren para atacar mi tierra natal. No sé qué es cierto y que no en esas historias pero sé que la magia se puede manipular para resucitar. Y puesto que es probable que usadores de la magia negra nos ataquen creo que una maga sería beneficiosa para la expedición.

-Una maga, mmm ya veremos el poder que tiene…- A Liur no le gustaba mucho la magia, según él era una forma estúpida, cómoda y sencilla de solucionar todos los problemas, para él la mente humana, la fuerza humana su determinación etc. Era mucho más fuerte que unos simples truquitos mágicos.

Liur se quedó un momento pensativo, el comportamiento del Margrave no había mejorado sus ganas por ir a aquel lugar, no le hacía mucha gracia hacer un favor a aquel inútil, pero se acordó de Silvania, el lugar de los muertos vivientes…Liur sonrió, por su cabeza pasaron las palabras de su maestro que tantas veces había oído – Lleva la alegría a la tristeza, la victoria a la batalla, la luz a las tinieblas, la vida a los muertos…una piedra carmesí como la sangre...- Liur sintió un pequeño escalofrío de emoción. - ¿Tendrá alguna relación con ese lugar?- La idea de partir aumento en una gran proporción. Cuando fue a dar el paso un extraño personaje se interpuso.

Liur solo vió una gran cosa de metal que se dirigía al Margrave diciendo:

-Mortran, mercenario y guerrero, le ofrece sus servicios Margrave, prometo que matare con mi espada a cualquiera que se interponga en nuestro camino.

Liur se dio cuenta que era una persona metida en una armadura gigante… - Que tipos más raro aparecen cada día en este lugar, “matare con mi espada a cualquiera…” este va muy creído, como le pille un muerto viviente con esa armadura ya se puede ir despidiendo, no se ni como se puede mover…- Liur miró al cielo la tarde había caído y con ella los rayos de sol que le estaban empezando a abrasar a Liur, volvió a mirar a la armadura gigante que terminó de hablar. – ¿De verdad hay alguien dentro?, yo estaría muerto de calor.- pensó Liur.

Bueno era su turno… Liur miró al Margrave a los ojos, dio un paso hacia delante y dijo de una forma seria y formal, pero su personalidad se apoderó de él e influyó un poco en su discurso…

-Por segunda vez me vuelvo a presentar ante usted- Mientras decía eso Liur hizo una reverencia imitando a la armadura gigante, pero añadiendo algunas florituras en su mano derecha. – Mi nombre es Liur Valentine, soy médico y un gran guerrero aun siendo muy joven- Los ojos de Liur no se apartaban del Margrave, Liur siguió hablando, pero siempre con un tono educado y respetable.- He decidido acudir en esta misión para ayudar al pueblo de Eisental a resolver este pequeño problema, no tengo miedo a lo que me pueda encontrar y estad usted seguro que cumpliré la misión.-. Dicho esto Liur se puso firme sin apartar la vista del Margrave.

Liur Valentine
PJ

Masculino Mensajes : 92

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
97/100  (97/100)
Dinero: -

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: (Trama) - Hacia un funeral

Mensaje  Barrik Ojotrueno el Miér Dic 08, 2010 9:25 am

-Tu eres mucho más mayor que yo. ¿Por qué te portas como un niño? Deberías dar ejemplo a la juventud.

Barrik lanzó una mirada fulminante hacia el Margrave, como se atrevía el humano a tratarle de ese modo. Acaso no había diseñado y construido su casa, para que fuera una de las más imponentes del pueblo. No le había dustado en absoluto su comentario, pero estaba dispuesto a pasarlo por alto esta vez.

- Mis respetos Margrave, aunque os aviso que no me ha gustado ese comentario, lo pasaré por alto esta vez. Decís que me comporto como un niño, pero no es eso lo que hago. Para que un clan se mantenga fuerte, lo fundamental es la confianza entre sus miembros. Mientras se mantengan unidos y estén dispuestos a dejar su vida en manos de otros, no habra nada que pueda con ellos. Pues eso trato de hacer, confiar en los que seran mis compañeros de viaje sin ningún reparo. Esta es la opinión de un enano.

Esperó pacientemente a que cada uno de sus compañeros expusiese sus razones para el viaje. Con su martillo apoyado bajo su barbilla, prestó suma atención a lo que decían cada uno de ellos. Asintió al ver que sus intenciones eran valientes, y sonrió al ver que había hecho bienal presentarse voluntario. No podía esperar mejor compañia, que la que tenía. De improvisto, vió como un hombre con toda su armadura, se ofrecía voluntario también. Le extraño, ya que no lo había visto por el pueblo. Parecía que últimamente pasaban muchos extrangeros por allí.

No le acabó de convencer el hombre. Con esa armadura tan extraña parecía uno de los servidores de los Poderes del lejano Norte. Sin embargo, decidió darle un voto de confianza, no debía judgarlo por su aspecto.

-Pues yo Barrik Ojotrueno, me enbarco en esta empresa para ayudar en todo lo que se necesite. Estoy dispuesto a darlo todo por el grupo. Además, no voy a permitir que un crio como este se pierda por el camino. Pero que te conste que no soy tu niñera chaval.- después de eso echó a reir.- Jajaja.

Barrik Ojotrueno
PJ

Masculino Mensajes : 36
Empleo /Ocio : Ingeniero/Inventor

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
60/100  (60/100)
Dinero: 4.320 p

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: (Trama) - Hacia un funeral

Mensaje  Konrad Helrich el Miér Dic 08, 2010 12:35 pm

Aquel sería el día en que iría al mercado de la ciudad. Salió de la cueva y bajó al lago a lavarse y a beber un poco. Era un feo día de verano; las nubes grises amenazaban tormenta y el viento helaba los huesos de lo seres que se hallaban en la laguna. La presencia de los elfos en ese lugar era más que normal, y Helrich se había acostumbrado ella; algunos lo miraban con mala cara cuando introducía las manos en aquel lugar, según parece, consideraban el lago un lugar sagrado.

Terminó de asearse y se dirigió a Eisental atravesando el bosque; afortunadamente, el trayecto transcurrió sin incidencias. Llegó a las afueras del pueblo, las casas de los campesinos y sus huertos arados eran la muestra de ello. Helrich miró a ambos lados, en uno de los campos la lechuga estaba ya lista para recolectar, y el hecho de que no hubiera nadie trabajando producía en él la tentación de comer hortalizas ese día. Controlando sus instintos, pasó por el lado de los labrantíos y entró en la ciudad. La gente parecía muy excitada y los más jóvenes se adentraban en la ciudad corriendo; uno de ellos tropezó y cayó, pero se levantó más rápido de lo que se había caído y continuó su carrera.

“…”

Se encaminó hacia el mercado, al parecer, lo habían reubicado en el centro neurálgico del pueblo. Todo estaba cambiando. El recuerdo de lo que había sido la aldea se le iba desvaneciendo con cada cambio. Cuando llegaba a la plaza, una muchedumbre salía de ella, las madres cogían de las manos a sus hijos y se los llevaban con ahínco, otras salían apresuradamente con una mueca de terror, los adolescentes discutían fervientemente, cuando pasaron por su lado escuchó un fragmento de su discusión:

- …nooo! Los vampiros pueden matarte solo con la mirada, y…

- ¡¿Pero que dices?! Los vampiros no existen, son un invento de nuestros padres para que no salgamos de casa.

- ¿Tu que sabrás? ¡Si ni siquiera has salido del pueblo!

Por encima del gentío, vio una estructura de madera y algunas personas encima. Parecía ser una especie de escenario improvisado.

“¿Que está ocurriendo aquí?”

Se dirigió hacia los chavales que pasaban por su lado, y sin retirar la mirada de la estructura de madera les dijo:

- Chicos, ¿qué es eso?

- Es el Magrave señor, está pidiendo voluntarios para una misión muy peligrosa señor, dicen que tendrán que cruzar el territorio de Silvania.

“¿Silvana? Perfecto.”

Se dirigió hacia el andamio, ya se habían presentado varios voluntarios, desde debajo de la superficie los escrutó con la mirada; entre ellos, estaba el inseguro chico de la taberna y el ruidoso enano.

“Mira que bien, si tengo amigos en el grupo” pensó sarcásticamente.

Por lo que escuchó, parecía que se estaban presentando ante un hombre, posiblemente, el tal magrave que le había dicho ese niño, subió lentamente por la escalera y sin levantar la mirada para clavar sus ojos con los del magrave.

- Yo también voy.

No era buena idea revelar su nombre.

Konrad Helrich
PJ

Masculino Mensajes : 22

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
34/100  (34/100)
Dinero: 4.800 p

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: (Trama) - Hacia un funeral

Mensaje  Beatrixh Lonsalsus el Jue Dic 09, 2010 12:52 pm

Había esperado hasta el último momento para presentarse. Prefería conocer a sus compañeros antes que darles información sobre si misma, ya que nunca se conoce la inclinación moral de una persona con solo verla y a Beatrixh eso le importaba mucho. Si el grupo no le hubiera gustado se habría ido, pero sabía que no iba hacerlo ni aunque fueran un atajo de maleantes. Era su oportunidad para conocer las tierras de Sylvania. Su prueba de fuego.

En un primer momento sus compañeros le había causado una buena impresión. Liur era un buen chico, y el enano parecía ser su amigo.

“La elfa es una maga…” –no acababa de confiar en ella.

Pero aparecieron dos hombres más. Un hombre que se ocultaba bajo una gigantesca armadura de placas y otro que no parecía ser muy amistoso.

Se presentaron ante el Margrave, el primero mejor que el otro. Pero había algo en ellos que no acababa de cuajar. A Beatrixh le costaba confiar en la gente y esta pareja parecía ocultar algo. Uno escondido tras un casco de acero y el otro tras su inexpresivo rostro.

Se adelantó al tiempo que decía.

-Mi nombre es Beatrixh Lonsalsus, -se giró hacia a sus compañeros.- Empuño mi espada para librar estas tierras del mal que las azota. Nunca he estado en Sylvania, pero creo poder ser de ayuda si tenemos que enfrentarnos alguna de esas leyendas que farfullan los juglares.

“Quizás no tenga que ir a Sylvania para encontrar muestras de corrupción…” –pensó mientras volvía a su sitio.

Mientras se presentaba había estado mirándolos, escrutando por el interior de aquella oscura armadura y vigilando los ojos del hombre de la larga espada. El resto del grupo tenía su pase bueno, pero estos dos aun tendrían que ganarse su confianza.

“Tenemos un largo viajes para conocernos…”

_________________


Beatrixh Lonsalsus
PJ

Femenino Mensajes : 41
Empleo /Ocio : Cazadora de Brujas

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
83/100  (83/100)
Dinero: 4.798 p

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: (Trama) - Hacia un funeral

Mensaje  Margrave Hermann el Jue Dic 09, 2010 1:04 pm

“¿De donde ha salido esta gente?”

Escuchaba con atención las presentaciones de cada uno y con el tiempo iba convenciéndose de la sentencia de muerte que les había adjudicado.

“Son mercenarios… la mitad de ellos no tendrán ni familia ni lugar donde ir… con que alguno de estos sobreviva para llevar el mensaje a la Asamblea será suficiente.”

Uno más acababa de aparecer. Era alto, pelo blanco y portaba una larga espada.

-Yo también voy.

El Margrave esperó que siguiera hablando, pero nada más. De su boca solo salieron esas escuetas palabras.

“¡¿Quién se cree que es?! Me estoy cansando de los niñatos que hay últimamente por aquí.”

Se levantó de su silla y se acercó al grupo. Tenía la intención de hablar con el hombre sin nombre pero no en este momento. Se dirigió hacia Barrik.

-Barrik, de los aquí presentes eres el mayor de todos y el que más experiencia tiene en la vida –apoyaba una mano en su hombre y lo miraba fijamente.- Encárgate de liderar este grupo y enséñales a sobrevivir en las tierras salvajes de Sylvania.

De entre sus elegantes ropas sacó un pergamino enrollado y se lo entregó al enano.

-Guarda este pergamino y entrégaselo al nuevo Anciano. Confío en ti.

Ahora era el momento, le tocaba el turno al hombre sin nombre.

-Tu, “hombre sin nombre” ¿Quién te crees que eres? –Le miraba enfadado a los ojos.- Esto no funciona así, todo el mundo debe tener un nombre, y si tu no tienes uno deberé ponértelo yo.

Los ojos del Margrave brillaban con la luz de la venganza. Se giró y miro a todos los presentes.

-Desde hoy, con el poder que el pueblo de Eistental me otorga, yo te nombro –hablaba más fuerte para que toda la plaza lo pudiera oír- para siempre y por el tiempo que dure tu efímera vida… ¡¡Nadie!! Desde ahora serás conocido como el Nadie de Eistental. Yo mismo me encargaré de que seas conocido como tal.

Ya había terminado su pública humillación, más adelante se encargaría de hacer carteles y fomentar su desdicha.

-Barrik, aquí tienes a Nadie. Si hay algún problema durante el viaje házmelo saber y ya me encargaré de poner a cada cual en su sitio –era la última amenaza para Nadie.

Se paseó en dirección a su criado Hugo y esperó que se presentara la última voluntaria del grupo. Se trataba de Beatrixh, ya la había conocido en una ocasión anterior. Cuando terminó hablo una vez más al grupo.

-Os espera un largo viaje. Hugo se encargará de proporcionaros algunas herramientas que os pueden ser de utilidad para el viaje. También pondré a vuestra disposición dos carros para llevar vuestros bártulos y suficiente comida para una semana.

-Llévalos al almacén numero cuatro –le dijo susurrando a Hugo.

-Esta noche descansad todo lo que podáis, mañana a primera hora debéis acercaros a las afueras del pueblo. Allí estaremos Hugo, el padre Alfred y yo. Os daré las últimas notas sobre el viaje, pero por ahora ya está bien.

Se sentó nuevamente en la silla mientras veía bajar por la escalera a cada uno siguiendo a Hugo hacía el almacén numero cuatro.

“Ahora enviaré a alguien al mercado, mañana estarán los dos carros y todo listo para partir…”

-Pobre Nadie… creía que podía reírse de mí… la que le espera cuando regrese… si regresa… -le dijo al guardia que estaba a su lado, y ambos echaron a reír.

_________________

Ficha

Margrave Hermann
PNJ

Masculino Mensajes : 34
Empleo /Ocio : Gobernador de Eisental

Hoja de personaje
Nivel:
Experiencia:
0/0  (0/0)
Dinero:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: (Trama) - Hacia un funeral

Mensaje  Hugo Terrans el Jue Dic 09, 2010 2:52 pm

El reclutamiento de voluntarios se había convertido en un desaguisado, un pequeño grupo algo caótico. Hugo lamentaba no poder prescindir de algunos hombres de la guarnición de la propia ciudad para realizar ese trabajo. Desde un principio le expresó a Margrave su preocupación por encomendar esa tarea a un grupo de inexpertos o de mercenarios que se venderían al mejor postor las primeras de cambio.
Había imaginado varias posibilidades complicadas y desastrosas, pero ni por asomo se le pasó por la cabeza terminar con un grupo tan… variopinto.

Confiaba en el criterio del enano, pues lo había tratado mientras este se dedicaba a la construcción de la nueva morada del alcalde. Era un hombre cabal. Posiblemente por ese motivo su ilustrísima había decidido hacerle líder del grupo, dejando sobre sus anchas espaldas una pesada carga. En su fuero interno el halfling le deseaba la mejor de las suertes.

Le extrañó bastante sin embargo que no escogiera a Beatrixh, dado que había tratado con ella varios asuntos y parecía una persona de confianza. Él tendría sus motivos, por supuesto. Y Hugo no era quién para dudar de ellos o cuestionarlos.

No menos curiosa fue la adhesión a la comitiva del galeno Liur. Sin duda les vendría muy bien tener sus dotes sanadoras y alquímicas a mano. Al ayudante de cámara le preocupó sin embargo que el entusiasmo del muchacho estuviese motivado en intentar ganar notoriedad ante el alcalde para conseguir afianzar su puesto y futura clínica en la ciudad.
Dejó escapar un suspiro antes de explicarle con mucha amabilidad al propio Liur que su lugar estaba junto a su Señor y que, aparte de resultarles poco útil dado que desconocía esas tierras, le resultaba del todo imposible abandonar la ciudad en esos momentos.

Al resto de miembros no los conocía… la sabiduría de una elfa y su afinidad a la magia seguramente les sería de utilidad si se diera el caso de enfrentarse a criaturas oscuras. Esperaba que también fuese capaz de apaciguar los roces que pudiesen surgir en el grupo.
El mercenario Mortran, embutido en la pesada armadura parecía decidido y sincero en sus intenciones, pero por costumbre, mantenía ciertas reservas sobre la gente que ocultaba su rostro, sobre todo si se trataba de mercenarios.
Y respecto a Nadie… en fin, él sólo se había buscado la gloria con su bravuconería. No era forma de presentarse ante un mandatario y si tenía algún problema, podía abandonar el grupo cuando gustase. Seguramente ninguno de sus compañeros se lo trataría de impedir.

“En fin… que sea lo que Sigmar quiera y que Morr nos coja confesados.” Pensó para sí tratando de no perder la compostura a pesar de la extraña reunión.

- Si tienen la bondad de acompañarme caballeros y doncella…
Por experiencia, prefirió correr un tupido velo lo antes posible dado que tras los sermones de su Señor, la situación sólo podía ir a peor, y con los ánimos caldeados el grupo se desharía antes incluso de empezar.

“Quizás eso no fuese tan malo y evitáramos la perdida de unas cuantas vidas…”

El sirviente caminaba a paso ligero por las calles que conocía como la palma de su mano, acostumbrado como estaba a caminar junto a humanos, es decir, gente que recorría el doble de distancia en una zancada que él. Atajó por varios callejones hasta llegar a una zona bastante despoblada de la ciudad en la que se juntaban varios gremios de artesanos. Dos calles más abajo se encontraba el almacén al que hizo mención su Excelencia.

– Bien, hay un sinfín de leyendas sobre esas tierras y las criaturas que las “habitan” Comentó por fin después de mantenerse en silencio durante el trayecto, prefiriendo dejar las dudas para más adelante y dejando que intercambiasen impresiones sin prestarles atención, respetando su intimidad y libertad para expresarse. -, obviamente la mayoría se tratan de simples supercherías para mantener a los niños en casa por las noches y tener una excusa para conmemorar alguna fiesta. Sin embargo… Calló al encontrar la gruesa llave que se correspondía con la puerta del almacén entre el manojo que traía consigo y hacer un esfuerzo moderado para abrir la pesada hoja de madera.

Al pasar al interior buscó a tientas la polea que permitía levantar la tapia de las ventanas y que de ese modo entrara la luz diurna, iluminando el amplio, pero abarrotado almacén.

– Veamos… ¡Pasen, pasen! No se queden en la puerta por favor, adelante. Dijo al grupo haciéndoles señas para que se adentraran en el edificio.
Estuvo un instante orientándose entre las cajas apiladas hasta encontrar una con la palabra “Silbania” escrita en letras rojas. Tras abrirla, no sin cierta dificultad, fue repartiendo su contenido entre los presentes sin ningún orden o preferencia concreto.
– Si parte de lo que cuentan es cierto, no está de más que lleven consigo estas… eeemh… herramientas.

Hugo les hizo entrega de un par de docenas de afiladas estacas junto a cuatro martillos de madera bastante gruesos y pesados; un buen matojo de matabruja y raíz demoníaca para cada uno, guardado en una simple bandolera de cuero; tres amuletos de Sigmar junto a un emblema de Morr; varias bufandas de un tejido bastante aspero; un tonel de agua bendita; una cuerda de cincuenta metros, una tinaja de licor enanil y doce coles.

- Tendrán tiempo de familiarizarse con estos artefactos durante su viaje, no es necesario que se lleven todo, sólo lo que crean que les resultará más útil en esta empresa.

Se retiró un poco mientras dejaba que el grupo escogiera sus pertenencias y tras esto, se los llevó de vuelta al centro del pueblo donde arregló unas habitaciones en la pensión del lugar para que pasaran la noche juntos, conociéndose mejor.

- La cena y el hospedaje corre a cargo del Señor Alcalde. Espero que disfruten de su estancia, la comida y que descansen. Mañana a primera hora les esperamos en la plaza con todo preparado para su partida. Que terminen de tener un buen día.

Haciendo una elegante y rápida reverencia, Hugo los dejó en la pensión con cierto nerviosismo. Mañana les esperaba un día intenso.

-----
En el siguiente post debéis tomar como mínimo, uno de los objetos que se os ofrece y llevarlo con vosotros desde ahora.

Hugo Terrans
PNJ

Masculino Mensajes : 143
Empleo /Ocio : Sirviente del Margrave de Eisental

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: (Trama) - Hacia un funeral

Mensaje  Mortran el Jue Dic 09, 2010 3:25 pm

Mortran se había metido en un grupo bastante inusual. El líder era un enano, había lo que parecía un aprendiz de galeno, también una mujer obsesionada por destruir el mal, además de una hechicera elfa. Pensó que todos serian de utilidad para la misión, pero de quien desconfiaba de verdad era de "Nadie", no le había gustado como se había presentado.
Mortran siguió junto al resto del extraño grupo al hafling llamado Hugo, caminaron por varias calles hasta llegar al almacén.
Hugo saco una llave grande y abrió el oscuro almacén, unos pocos rayos de luz se filtraron por la ventana cuando el halfling tiro de una polea. El almacén era grande pero estaba lleno y desordenado. Busco entre las cajas hasta encontrar una en la que ponía en letras rojas "Silbana", saco varios objetos de la caja que supuestamente nos ayudarian a enfrentarnos a lo que encontremos en este lugar.
Mortran se dirigió hacia la pila de objetos y los observo atentamente y cojio la cuerda y el licor, después de que cada miembro escogiera sus pertenencias Hugo los guió de nuevo al centro del pueblo y los dejo en una pensión.

Mortran
PJ

Mensajes : 17

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
10/100  (10/100)
Dinero: 4.800 p

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: (Trama) - Hacia un funeral

Mensaje  Liur Valentine el Jue Dic 09, 2010 6:35 pm

Por último se presentó Beatrixh, donde dejó bien clara sus intenciones. Liur podía decir que la conocía un poco mejor, gracias a aquella misión, era una persona muy dura, pero también tenía su toque simpático con los amigos. Parecía que ya estaban todos listos, pero en el último momento apareció aquella persona de los cabellos largos y blancos, Liur lo miró de refilón.

Se acercó al Margrave y sin cambiar sin cambiar su expresión dijo:

-Yo también voy.

Liur miró rápidamente al Margrave que como él pensaba le sentó fatal aquella impertinencia del hombre. El Margrave sacó su orgullo a relucir gritando a todo el pueblo y ridiculizando a aquel hombre, al que le apodo “Nadie”. Aunque nunca le había caído bien ese hombre a Liur no le gustaba que ridiculizase a la gente de aquella forma.

Después les explicó un poco más la misión y entrego el pergamino y el liderazgo del grupo a Barrik el enano. Era una decisión que a Liur le pareció genial. Liur sabía que nunca se la daría a él, aunque prefería eso, no le gustaba cargar con personas desconocidas y tener que obligarles a que les obedecieran.

Hugo les llevo por la ciudad hacia un almacén donde había dicho el Margrave que obtendrían diversas herramientas. Por el camino Hugo le explicó que no podría acompañarle ya que debía estar con su amo. A Liur le hubiese encantado la compañía del halfling se podría decir que fue su primer “amigo” en aquel lugar.

Cuando siguió caminando vio como una niña pequeña le miraba atentamente, Liur acabó recordándola a la jovencita que le curo la pequeña herida de la pierna, la saludo mientras la sonreía. La muchacha le devolvió la sonrisa. Esas cosas eran los mejores regalos que Liur podía pedir.

Llegaron a un viejo almacén, donde con un poco de dificultad Hugo lo abrió, era un lugar lleno de polvo y todo era muy viejo, había un montón de cajas apiladas, de donde Hugo sacó una de ellas y la abrió enseñando distintos tipos de “herramientas”. Liur se acercó vio los objetos y cogió una estaca de madera. Y se acercó al tonel de agua bendita donde guardo un poco de ella en un frasco de cristal que llevaba junto a sus medicinas. Liur sacó de su bolsillo un pequeño espejito, que después volvió a guardar.

"Esto me servirá para distinguir en quién debemos confiar"

Cuando todos habían cargado con algún objeto Hugo los llevo a una posada donde les sirvieron de comer y un alojamiento. Liur se despidió de Hugo dándole las gracias por todo. Les sirvieron una buena cena. Se sentó a cenar junto al enano Barrik y Beatrixh, quería comentarle al enano si él podía hacer algo para acoplar en las balas de su pistola el agua bendita. Pero antes de todo decidió hacer una cosa que según él le resultaba más importante.
Se levantó y se dirigió a aquella persona de los cabellos largos.

-Hola venía a disculparme como es debido por la falta de respeto que te mostré aquel día en la taberna, no es mi manera de hacer las cosas, y ahora que formamos equipo no me gustaría empezar con mal pie. Mi nombre es Liur Valentine, soy médico aunque intento saber de todo un poco, encantada. Si no le importa me gustaría saber su nombre, no me gustaría llamarle con ese apodo estúpido de “Nadie”.

Liur le tendió la mano, no esperaba ninguna muestra de agrado por parte de aquel hombre, pero al menos de esa forma limpiaría su conciencia de su forma de haberle tratado aquel día.

Liur Valentine
PJ

Masculino Mensajes : 92

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
97/100  (97/100)
Dinero: -

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: (Trama) - Hacia un funeral

Mensaje  Yvraine del roble eterno el Jue Dic 09, 2010 11:54 pm

El Margrave había puesto en un pequeño apuro a su amigo enano pero al parecer se conocían y Barrik se supo defender bastante bien con lo cual no se preocupo demasiado, también vio como se quejaba del tal Liur pero este no supo cómo reaccionar y prefirió quedarse callado antes que ir a las mazmorras.

Justo antes de bajar de la tarima un hombre se presentó ante el grupo pero no quiso decir su nombre a lo que el Margrave lo nombro “Nadie” sin duda alguna esto lo hizo para humillarlo, al parecer al Margrave no le importaba humillar públicamente a la población de “su amado pueblo”- mejor no digamos nada fuera de lugar, pues es posible que el Margrave me humille y no me apetece tener que ir por la calle mientas todos me señalan por la humillación- pensó Yvraine.

Tras unos instantes el Margrave nombró a Barrik como líder de la expedición, una vez bajaron de la tarima Yvraine se acercó al enano para felicitarlo – bueno Barrik parece que tu mandas, espero que no seas muy severo - dijo Yvraine en un tono más jovial de lo normal, puesto que a ella eso de ser líder no se le daba bien y prefería que otros hicieran ese trabajo por ella, siempre i cuando le dejaran libertad para actuar.

El camino al almacén nº 4 fue de lo más normal y no paso nada de especial, el almacén estaba bastante desastroso y no aprecia tener orden alguno pero al parecer el halfling sabia donde estaba todo.

Una vez dentro del almacén Yvraine observo los objetos prestando atención pero sin pasarse mucho tiempo en el acto. esto me interesa- dijo Yvraine mientras cogía los amuletos de Sigmar y se enredó uno de ellos en su pelo de modo que se viera. Mientras esperaba a que su compañeros acabasen se aparto un poco para dejar que el siguiente cogiera los objetos.

- según el Margrave nos darán comida para una semana pero dudo que sea suficiente incluso para un par de días - pensó Yvraine así que se preparó para lanzar sobre si misma A cuerpo de rey.

(Nivel del hechizo 16. Nivel de magia de Yvraine 20)

Yvraine del roble eterno
PJ

Femenino Mensajes : 17

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
41/100  (41/100)
Dinero: 4.800 p

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: (Trama) - Hacia un funeral

Mensaje  Barrik Ojotrueno el Vie Dic 10, 2010 3:18 pm

Un último mienbro se unió al grupo. Se trataba del hombre de cabellos blancos que había estado discutiendo con el joven Liur en la taberna hacia unas noches. Subió al estrado con aire orgulloso mientras se unía al resto por su propia decisión, sin consultar para saber si podía ir con los demás. Era un comportamiento que a Barrik no le gustó lo más mínimo. Esa forma de ser iba en contra de los principios que tenía el enano, que odiaba a la gente que se creía por encima del resto por su propio convencimiento.

-¿Quién se habra creido este humano que es? Llega aquí, y se piensa que solo por eso ya puede venir. !Que me parta un rayo, si ni siquiera tiene intención de presentarse!- Pensaba Barrik para sus adentros, auque de momento era mejor observar y esperar a ver como se encaminaba la situación. El grupo que se había formado era bastante heterogéneo. No se fiaba de la mitad de sus nuevos compañeros de viaje: la humana tenía un aspecto bastante siniestro que le inquietaba, el hombre de la armadura no le producía mucha simpatía, si se ocultaba en ella, era por que a lo mejor tenía algo que esconder. El recién llegado tampoco parecía muy amigable.Barrik se quedó muy sorprendido ante la decisión del Margrave de nombrare el jefe del grupo. Decidido a llevar a cabo la misión, aceptó el cargo.

-Muchas gracias Margrave, es un honor para mí que me hayais elegido.

Le dirigió una sonrisa a Yvraine, tras su comentario sobre la severidad con la que iba a tratarlos. No era su estilo mandar sobre los demás en asuntos importantes como ese por lo que le contestó

-No te preocupes, no me gusta tomar decisiones en solitario, asi que te pedire que me des tu consejo y apoyo en alguna ocasión. Dos cabezas piensan mejor que una.

Una vez que había entregado el pergamino que debía llegar hasta el nuevo Anciano, el Margrave se enfadó enfadado con el último miembro por negarse a dar su nombre. Para humillarlo por eso, le había puesto el apodo de Nadie. La decisión tomada por el Margrave desagradaba a Barrik, ya que no estaba bien reirse de alguien.

Tras haber las primeras presentaciones, fueron conducidos por un halflin al servicio del Margrave hasta un almacen donde sacó una caja con algo de equipo para su viaje. Indignado, Barrik solo pudo observar como el grandullón de la armadura se quedaba con el licor. El joven Liur se llevó el agua vendita y una estaca de madera. Por su parte Yvraine se colgó uno de los amuletos de Sigmar en el pelo. Cuando le tocó el turno de elegir que llevar, se decantó por un par de estacas una de las bufandas y cuatro coles.

Después de recoger el equipo, fueron a pasar la noche en la taberna. Aquel era un buen momento para comenzar a conocer al resto. Decidió que la hmana de aspecto siniestro sería la primera. Nadie, estaba con Liur y puestos a elegir, prefería hablar con algien al que le pudiera ver el rostro. Se acerco a ella y le saludó cortésmente.

-Buenas noches tengais, si no me equivoco os llamais Beatrixh. Perdonad mi curiosidad, pero no es algo normal que una mujer humana se apunte a una misión como esta y me gustaría saber a que os dedicais.

Barrik Ojotrueno
PJ

Masculino Mensajes : 36
Empleo /Ocio : Ingeniero/Inventor

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
60/100  (60/100)
Dinero: 4.320 p

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: (Trama) - Hacia un funeral

Mensaje  Konrad Helrich el Lun Dic 13, 2010 10:46 pm

Se creó un silencio en la plaza, solo roto por el murmullo de algunos aldeanos curiosos que seguían observando aquella escena, mientras el Magrave esperaba que siguiera hablando. Pero Helrich permaneció en el lugar mientras aguardaba la respuesta de aquel hombre.

La altivez del discurso de aquel hombre dejó indiferente a Helrich, por mucho que intentara ridiculizarle ante el pueblo, no producía efecto sobre él, puesto que no le importaba lo más mínimo la apariencia que diera de sí sobre la chusma que habitaba en la aldea.

“Se le va la fuerza por la boca.”

Ahora bien, el que no le importara su imagen no quería decir que no tomara en consideración aquellas palabras. Helrich observó a las personas que habían en aquel andamio; el hombre que le hablaba estaba acompañado por un guardia y por un halfling, parecía ser una persona importante en la aldea, quizá, la que más. Antes de todo esto, Helrich tenía el anhelo de cumplir su misión; ahora, se había convertido en algo personal.

El pequeño ser, bajó de la estructura pidiendo a los voluntarios que le acompañasen. Todos le siguieron mientras el Magrave hablaba con el guardia, al parecer, seguía mofándose de él; Helrich se esperó a bajar el último y mientras lo hacía volvió la cabeza y miró al Magrave con una mueca de odio y superioridad en el rostro.

“Ríe mientras puedas, el día que sepas mi nombre desearás no haberlo conocido”

Siguió al resto de la expedición hasta que llegaron a una especie de depósito, al parecer, les estaban equipando para afrontar con éxito la misión; Helrich esperó junto a la puerta a que todos cogieran primero, luego, se acercó a los “materiales” y cogió una estaca que partió por la mitad allí mismo con la ayuda de su espada, luego ya le daría la forma para utilizarla a modo de daga.

Después de esto, el halfling les llevó a donde cenarían y pasarían la noche; la cena estaba ya servida en la mesa; Helrich, acostumbrado a comer poco y mal, se dirigió a tomar una suculenta cena; cuando llegó al borde de la mesa estiró el brazo y empezó picotear de las diversas fuentes que cubrían la mesa cuando por el rabillo del ojo advirtió que alguien se le acercaba con la mano tendida hacia él.

- …no me gustaría llamarle con ese apodo estúpido de “Nadie”.

Liur, el niño que estuvo a punto de dispararle a bocajarro en la taberna, se había dirigido a él e intentaba ser… ¿Amable? Seguía comiendo mientras le hablaba, no se volvió para dirigirse a él en ningún momento.

“Este chico es tonto…”

- No me importa como me llaméis. No he venido para hacer amigos.

Por supuesto, no le estrechó la mano.

Konrad Helrich
PJ

Masculino Mensajes : 22

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
34/100  (34/100)
Dinero: 4.800 p

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: (Trama) - Hacia un funeral

Mensaje  Beatrixh Lonsalsus el Mar Dic 14, 2010 12:33 pm

Siguió al pequeño halfling por las calles de Eisental. Durante el camino se mantuvo en silencio, pensaba en el grupo y en el viaje que iban a realizar.

El grupo era de los más extraño y aunque no confiara plenamente en ninguno de ellos tampoco temía alguna represalia a traición. Todos eran aventureros y cada uno siguiendo sus propios intereses particulares había decidido embarcarse en esta aventura.

Diferente sensación le producía pensar en lo que pudiera encontrarse en esa tierra maldita. Estaba decidida a no cerrar los ojos ni un momento. Sabía que el peligro acechaba en cada uno de sus bosques y que nunca se está lo suficientemente alerta.

En un descanso mental que se dio se acercó al enano. Había sido nombrado líder del grupo y era correcto darle la enhorabuena.

-Felicidades, Barrik –le dijo mientras se dirigían al almacén.- Me alegro de tener un enano por líder. Estoy a su servicio si requiere algo.

Unas simples palabras, eso bastaba para mostrarse amable con quienes gobernarían aquella caravana de aventureros.

Al final llegaron a su destino siguiendo a Hugo. Adentro solo había cajas y más cajas. Pero solo le interesaba una de éstas. Desplegó el contenido la suso dicha caja y lo dejó esparcido por el suelo. El halfling les hizo entrega de estos objetos y añadió un barril de agua bendita que había permanecido oculto tras unas cajas.

Beatrixh debía coger lo que creyera conveniente. Sus compañeros se le habían adelantado y habían recogido varios objetos que le parecieron interesantes. Al ser la última no le quedaba mucho donde elegir así que se decidió por coger una de las estacas y un martillo. También cogió la bandolera llena de matabruja y raíz demoníaca.

“Luego ya haré el reparto.”

Ya estaba todo arreglado en el almacén. Ahora tocaba descansar para mañana y la chica se alegró al enterarse que el Margrave les pagaba el hospedaje y la comida de aquella noche.

“Es lo mínimo que puede hacer por nosotros.”

La posada estaba toda preparada para su llegada. Parecía que ellos fueran los protagonistas de aquella noche.

Beatrixh se sentó al lado del joven Liur y al lado de éste se sentó el líder del grupo, el enano Barrik. Al inquietaba al chico, se levantó si decir ni una palabra y se acercó a “Nadie”.

“Parece que estos dos se conocen…”

Tenía hambre, ya estaban todos sentados y no podía esperar más. Cogió una manzana de color rojo reluciente. La lanzó rodando sobre si misma al aire casi medio metro y volvió a coger. Mordió con fuerza y los jugos de la roja manzana resbalaron por la comisura de su boca.

El enano ocupó el asiento de Liur que aun seguía con el extraño hombre y le habló a Bea.

La chica terminó de engullir el trozo de manzana que tenía en la boca y se limpió con una servilleta de tela que portaba el escudo de la familia March gravado en finos hilos. Luego habló.

-Si, soy Beatrixh. La verdad es que no me dedico a nada en concreto. Viajo por el mundo haciendo trabajitos para poder vivir –aun no confiaba lo suficiente en el enano como para contarle que se encargaba de limpiar el mundo de todo rastro de maldad.

-La misión la he cogido porqué he visto una oportunidad de acercarme más al Margrave y consolidar mi posición en esta ciudad –le hablaba más cuidadamente que al principio.- No se si me entiendes.

-Pero bueno… -volvía hablar en tono normal.- Lo importante es que formamos un mismo grupo, nosotros dos y el resto. Vamos a llevarnos bien, realizamos este encargo y volvemos a ver al Margrave –le sonrió.- Ya está. Ahora toca comer un poco que este manjar no se puede desperdiciar.

La chica siguió con su manzana intercalando algún que otro sorbo de su jarra de cerveza.



Hechizo de la elfa.

Tras pronunciar las palabras mágicas y hacer los gestos correspondientes, Yvraine siente como algo la llena por dentro. Se siente vigorizada y su sed de hambre desaparece.

Duración: 5 días, quedan 5.

_________________


Beatrixh Lonsalsus
PJ

Femenino Mensajes : 41
Empleo /Ocio : Cazadora de Brujas

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
83/100  (83/100)
Dinero: 4.798 p

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: (Trama) - Hacia un funeral

Mensaje  Liur Valentine el Sáb Dic 18, 2010 11:04 am

Aquel hombre no le dirigió ni una mirada, era como si todo lo de alrededor le pareciese despreciable para él.

- No me importa cómo me llaméis. No he venido para hacer amigos.

-No pretendo hacerme amigo de usted, solo he venido para disculparme, ya que quieras o no tenemos una misma misión.

Dichas estas palabras Liur se marchó. “¿Quién será aquel hombre?, habrá que vigilarlo de cerca, tendré que decírselo al enano.” Vio que ya estaban todos cenando, y se dio cuenta que casi no había comido nada en todo el día y el estómago ya le pedía la ausencia de alimentos.

Se acercó a la mesa donde estaba antes sentado y vio que su asiento estaba ocupado por el enano que estaba hablando con Beatrixh. “Esos dos son las únicas personas más normales del grupo…”. Se acercó a ellas, necesitaba hablar con gente de confianza y de paso comer y aprovechas esa suculenta cena que les había proporcionado el Margrave.

Se sentó en la silla al lado de Barrik, y se percató del lugar, era un lugar mucho más “rico” que la taberna de Jodri, con una decoración muy variada, pero no te hacía sentir tan acogedor como en la taberna, ya que era un lugar de unas proporciones bastante grandes. Seguramente pocas personas se hospedarían en este lugar. Se dio cuenta que otra vez estaba embotado en sus pensamientos y girando la cabeza a donde estaban hablando Beatrixh y Barrik dijo:

-Hola chicos, ya estoy aquí otra vez, sinceramente creo que tendremos que vigilar al del pelo blanco, parece que en la cabeza tiene algo aparte de la misión.- miró al enano con una sonrisa- Enhorabuena por ser el líder de la misión, espero que nos guíes bien, que sepas que aquí me tienes para ayudarte en lo que quieras, mucho me temo que como no vayamos con cuidado en esta misión no volveremos. -“Y no solo por las extrañas criaturas…sino por los otros compañeros.”

-Por cierto Barrik tengo algo que comentarte.- Liur saco sus dos pistolas y el botecito de agua bendita y los depositó encima de la mesa.- Se me ocurrió la idea de intentar conseguir unas balas que al impactar pudieran inyectar o expandir el líquido del agua bendita.- El bote estaba por la mitad ya que parte de él lo había gastado Liur en inyectarlo en unas jeringuillas que las guardo para el viaje por si las moscas las necesitaba.- Te lo digo a ti ya que eres un gran ingeniero y por casualidad se te ocurría algo.

Dicho esto cogió un plato de comida que estaba encima de la mesa y se puso a comer, tenía mucha hambre, pero antes le dirigió unas últimas palabras al enano.

-¿Qué me dices a lo que te pregunte frente al Margrave? , ¿Te importaría hacerme unas pistolas personalizadas para mí?

Liur Valentine
PJ

Masculino Mensajes : 92

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
97/100  (97/100)
Dinero: -

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: (Trama) - Hacia un funeral

Mensaje  Yvraine del roble eterno el Dom Dic 19, 2010 5:30 pm

Durante la cena Yvraine estuvo apartada del resto puesto que tras el hechizo no necesitaba comer, además de que la comida no le parecía muy apetitosa precisamente.

Nadie le parecía de fiar por el momento a excepción de Barrik el cual estaba siendo felicitado por los otros miembros del grupo. Hubo un instante en el que Barrik se quedo solamente con una mujer y al rato se acerco un muchacho, al parecer los conocía de antemano así que Yvraine decidió acercarse a ellos para ver de que hablaban, , amén de que notaba algo extraño en la dama, Beatrix si mal no recordaba ella, y quería saber qué es lo que era

Bueno Barrik, ¿no vas a presentarme a tus amigos? – dijo Yvraine con su tono risueño.

Yvraine del roble eterno
PJ

Femenino Mensajes : 17

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
41/100  (41/100)
Dinero: 4.800 p

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: (Trama) - Hacia un funeral

Mensaje  Contenido patrocinado Hoy a las 10:09 am


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.